¿Propuesta electoral o plan de gobierno?

Las propuestas de los candidatos de Puebla e Hidalgo caen en lugares comunes: Roberto Velez; las plataformas electorales deberían estar justificadas y ser equivalentes al plan de gobierno.
Elecciones  (Foto: Dreamstime)
Roberto Vélez Grajales*
CIUDAD DE MÉXICO -

Hace unos días el Centro de Estudios Espinosa Yglesias dio a conocer los resultados sobre la evaluación de las propuestas de los candidatos a gobernador en los estados de Puebla e Hidalgo (ver en: http://www.ceey.org.mx/site/evaluacion/evaluacion-propuestas-candidatos-gobernador-estados-puebla-hidalgo#attachments). Para realizar el ejercicio, los expertos participantes aplicaron una metodología que el CEEY ha utilizado de manera regular en los últimos años. Las propuestas de campaña se analizaron en tres grandes áreas: estado de derecho; economía y desarrollo sustentable; y desarrollo y política social.

En lo que se refiere al área de desarrollo y política social, que es el tema de interés de esta columna, ninguno de los cuatro candidatos alcanzó una calificación aprobatoria (6) en una escala del 0 al 10.

Los candidatos podrían argumentar que las plataformas electorales no son equivalentes a un plan de gobierno (aunque deberían serlo), pero lo que no es posible es que una plataforma electoral no contenga la justificación y lógica que requiere dicho plan.

Se debe entender que la política social no se reduce únicamente a combatir la pobreza, sino a promover el desarrollo económico y la mejora constante de la calidad de vida de todos y cada uno de los miembros de una sociedad. Lo anterior se logra con la inversión en educación, salud, nutrición, capacitación técnica y generación de empleo. Asimismo, se requiere reducir los riesgos inherentes a catástrofes naturales y a choques económicos negativos que sufren los estratos de la población más vulnerables.

Las generalidades y el uso de lugares comunes en las propuestas evaluadas pueden estar reflejando dos cosas: la falta de compromiso de los candidatos y/o la carencia de cuadros de especialistas en los equipos de campaña. En lo que se refiere a la primera, los candidatos deben estar convencidos y obligados a proponer una política social integral que refleje la realidad de su estado. En lo que se refiere a la segunda, deben entender que las políticas públicas no se pueden sustentar en encuestas de opinión o en buenas intenciones, sino en diagnósticos y planes estructurados desde un punto de vista técnico.

Afortunadamente, faltan meses para que los nuevos gobernadores asuman sus cargos y todavía es posible construir una propuesta de política social integral y adecuada. Del análisis del CEEY se refleja la necesidad de establecer una verdadera agenda de gobierno en materia social.

El camino a seguir es claro: identificar el problema, diagnosticarlo, definir la función de bienestar social, incorporar las restricciones existentes, obtener y establecer las políticas públicas, operar los programas y finalmente, evaluar los resultados y rendir cuentas.

El autor es investigador del CEEY

Contacto: rvelezg@ceey.org.mx

 

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×