Controla tu ansiedad y evita problemas

Este trastorno puede repercutir en tu vida laboral, emocional y sexual, dice Adriana González; más de 66% de los afectados por ansiedad en el mundo no reciben tratamiento, según datos de la OMS.
estres-oficina-salud-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Adriana González Padilla*
CIUDAD DE MÉXICO -

La ansiedad es una emoción inherente al ser humano que es producida por la incertidumbre, la inestabilidad y por una sensación de desprotección; biológicamente es adrenalina pura que se desprende de una situación amenazante. Aunque puede catalogarse como un mecanismo de defensa ante situaciones peligrosas que no se perciben de forma consciente, en la actualidad el Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) fue identificado como una enfermedad psicológica, por la cual el ser humano puede padecerla desde su infancia hasta su vejez. Aunque es diagnosticado con mayor frecuencia en mujeres, también la padecen los hombres. Se trata de un mal crónico, agudizándose con el paso de los años, ya que los síntomas se presentan con mayor frecuencia.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 66% de los pacientes en el mundo no reciben tratamiento alguno cuando padecen TAG, aunque en México no hay cifras oficiales, el porcentaje debe ser más alto.

El TAG se caracteriza por:

Un exceso de ansiedad, preocupación y aprehensión que se presenta en periodos largos, incluso días y semanas.

A la persona le es imposible controlar su nivel de ansiedad.

Se sienten inquietos o tensos, no se pueden concentrar en tareas específicas, mentalmente están bloqueados o son incapaces de pensar razonablemente.

Se cansan con facilidad.

Padecen tensión muscular.

Padecen trastornos del sueño. Les es difícil conciliar el sueño o se despierta a media noche producto de un ataque de ansiedad, y por ende, no logran descansar.

Se trata de un trastorno que incapacita a las personas, ya que la tensión la trasladan a síntomas físicos que causan un malestar marcado, con lo cual no pueden desempeñar sus funciones básicas; es decir, su ocupación laboral, sexual y social. En ese punto es indispensable someterse a un tratamiento, porque el TAG no se va solo, en cambio tiende a agudizarse con el tiempo.

En este sentido, la psicoterapia es un tratamiento que logra revertir al TAG, ya que el paciente puede identificar los factores internos (emocionales) y externos (vivencias) que le han producido el trastorno a lo largo de su vida. Con el paso de las consultas, el TAG se presenta con menor frecuencia al grado que las personas logran recuperar la tranquilidad en su vida.

Cabe señalar que al ser la ansiedad un exceso de adrenalina, lo aconsejable es desarrollar ciertas actividades físicas que atenuarán esta emoción. Por ejemplo, si no se tiene tiempo de ir a un gimnasio o a un parque a correr, caminar rápidamente es una buena forma de reducir el exceso de ansiedad. Incluso varias empresas, principalmente las niponas, ponen a disposición de sus empleados, "peras" de box, juegos de dardos e incluso hasta "futbolitos" de mesa. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

También, las bebidas energéticas y el café suelen hacer estragos en personas que padecen el TAG, pero la paradoja es que los ansiosos suelen ser adictos a ellas. La razón es simple, llevan toda la vida padeciendo este trastorno y no son capaces de detectar los estresores que los conducen a padecer dicho estado emocional. En este caso tenemos que  ser reiterativos, si este padecimiento se vive de forma cotidiana, lo mejor es acudir con algún especialista.

* La autora es psicoterapeuta del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social. Es colaboradora de diversos artículos y publicaciones. Actualmente se desempeña como coordinadora de la Licenciatura en Psicología de este organismo.

Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×