Desafíos y promesas del e-periodismo

El periodismo deberá demostrar su capacidad de adaptación para fortalecerse, dice José Luis López; el desarrollo de la Web 2.0 y el periodismo participativo requiere nuevos modelos de negocios.
empleado oficina estrategia computadora  (Foto: Photos to go)
José Luis López Aguirre*
CIUDAD DE MÉXICO -

 Para Don Paco Gómez Antón

Ante el inquietante panorama que plantea el avance de las nuevas tecnologías y el surgimiento de nuevos medios, modos y actores de la información -al parecer ahora todo es nuevo-, el periodismo (sin adjetivos) enfrenta un horizonte de desafíos, pero también de oportunidades.

El desarrollo de la Web 2.0, la convergencia de las empresas informativas, el periodismo participativo -preferible al mal llamado periodismo ciudadano- y el auge de los blogs, entre otros fenómenos que emergen del ciberespacio, se suman a la pérdida de audiencia y publicidad, así como a la necesidad de nuevos modelos de negocio, que padece particularmente la prensa, que ha empezado a recortar sus nóminas y ediciones.

En efecto, la realidad que enfrenta el periodismo es compleja, pero es en este incierto escenario donde deberá demostrar su capacidad de adaptación para salir avante y fortalecido de estas turbulentas aguas. De hecho, tendrá que acostumbrarse a maniobrar en mares agitados. La clave: desarrollar una ágil capacidad de respuesta para un entorno en constante cambio.

Entre los retos que debe asumir, está el rediseño de la profesión, la cual es cada vez más exigente y en ocasiones menos remunerada.

Ya no basta con cubrir la nota y enviarla a la redacción. Ahora hay que cubrir, twittear, redactar y editar la información; tomar fotografías, grabar audio y video, entre otras labores que se van sumando, para alimentar los diversos medios o canales que integran la actual empresa informativa, que se ha transformado en un voraz hipermedio.

Además, por si fuera poco, hay que interactuar con los usuarios.

El profesional de la información se ha transformado, o hacia ya va, en un periodista multimedios, multiplataforma, polivalente y también, hay que decirlo,  en un profesionista poliexplotado.

¿Qué hacer? Pues, de entrada, aprender a aprovechar las propiedades interactivas, hipertextuales y multimedia que nos brinda este nuevo medio y a la vez ambiente comunicativo (Internet) para satisfacer las necesidades de un usuario que no sólo consume, sino también modifica, produce, comenta y comparte la información.

Este ecosistema mediático requiere de una nueva concepción del periodismo, en la que se rescaten los valores esenciales del quehacer periodístico y se incorporen nuevos conocimientos, habilidades, actitudes, herramientas y fórmulas periodísticas.

Estamos proponiendo un modelo de periodismo sustentado en la idea de que los periodistas no hacen periódicos, sino que elaboran y gestionan contenidos de calidad; es decir, exclusivos, relevantes, atractivos, útiles y trascendentes, apoyados en nuevas narrativas, que se distribuyan en diversos soportes y dispositivos,  de acuerdo con las necesidades informativas del usuario.

Recordemos que los periodistas son, en esencia, contadores de historias e intérpretes de la realidad. Pues ahora hay que reaprender a contar historias en y para este nuevo escenario mediático, aprovechando las múltiples y crecientes posibilidades que nos brinda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las oportunidades están ahí, hay que atreverse y descubrirlas, como lo están haciendo los usuarios de la Red. Para ello, hay que desterrar la soberbia y los vicios que sabotean la mejora del periodismo. Ahora hay que ser humildes y aprender de los usuarios. Es parte del cambio que se avecina (más bien, que ya llegó).

*El autor es Profesor-investigador de la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana.

Ahora ve
Una familia se reencuentra con su perrita después de los incendios en California
No te pierdas
×