Las enfermedades laborales más comunes

Pasar largas jornadas frente a la computadora propicia desórdenes en la salud, dice Salomón Cohen; gastritis, sobrepeso y dolor de espalda son los padecimientos más frecuentes, indica el médico.
salud ejecutivo.jpg  (Foto: Photos to go)
Salomón Cohen*

En las grandes ciudades es común que la mayoría de las actividades laborales se lleven a cabo en oficinas, por lo cual millones de personas pasan varias horas sentadas. Actualmente, el uso de computadoras ha favorecido estas prácticas, ya que gracias a los avances tecnológicos cada día hay menos necesidad de levantarse de los lugares de trabajo para cumplir con los objetivos impuestos. De igual forma, es común que las largas jornadas laborales se extiendan más allá de las ocho horas diarias y que debido al gran número de responsabilidades no quede tiempo alguno para realizar ejercicio e ingerir una dieta adecuada. 

De acuerdo con los expertos, pasar largas horas sentados frente a una computadora, con un creciente sedentarismo, puede provocar una serie de desórdenes que afectan al organismo de manera poco saludable. Estar más de un tercio del día en una sola posición y frente a los aparatos electrónicos perjudica desde la vista hasta las articulaciones, pasando por una serie de alteraciones metabólicas que aumentan los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos, principalmente.

Según la Organización Internacional del Trabajo, el 8% de los empleados trabaja más de 12 horas diarias. En este sentido, se estima que existen más de 2,000 desórdenes asociados al ejercicio profesional. Conoce los padecimientos que más se asocian a las largas jornadas laborales y, sobre todo, al estrés.

  • Dolor de espalda: Es quizá uno de los padecimientos más comunes ocasionado por una mala postura constante adoptada en el escritorio, además de sillas poco ergonómicas y espacios de trabajo pequeños. El dolor puede ser muy localizado en una sola región, por ejemplo en los hombros o en el lumbago e incluso extenderse a todo lo largo de la espalda, ocasionando severas contracturas musculares. Para aliviar esta situación lo mejor es adoptar una rutina de ejercicios que permita fortalecer los músculos para mejorar la postura, además de hacer pausas por lo menos cada dos horas y ponerse de pie.

Cuando la molestia persiste, es necesario acudir con el especialista para asegurarse de que no haya daño en columna. Se recomienda una placa de Rayos X lateral y frontal de la región de la columna donde se presenta la molestia para descartar cualquier otro problema adicional.

  • Síndrome del túnel carpiano: Es resultado de pasar largas horas manipulando el "mouse" de la computadora debido a la flexión reiterada de la muñeca. En menor medida también puede darse como consecuencia de una mala postura al escribir en el teclado. Estos malos hábitos dan como resultado pérdida de fuerza en las manos y es común que la molestia se extienda hasta el codo, provocando a largo plazo, tendinitis.

Si bien el uso de un teclado y ratones ergonómicos ayudan a reducir las molestias, una resonancia magnética o una tomografía, en caso necesario, pueden ser de gran ayuda para el especialista a fin de determinar el grado de daño en los tendones.

  • Colitis: También conocido como Síndrome de Intestino Irritable, es uno de los problemas más comunes, ocasionado en buena medida por el creciente estrés, presiones y mala alimentación. Se caracteriza por la inflamación del colón acompañado de dolor intenso, así como irregularidad en las evacuaciones, ya sea diarrea o estreñimiento.

En casos leves a moderados se puede recurrir a una radiografía para evaluar el estado del colón. También resulta útil un estudio coproparasitoscópico para descartar la presencia de parásitos. Sin embargo, casos más severos requieren de una colonoscopía que permite evaluar las condiciones del colon e incluso tomar muestras del tejido para analizarse en el laboratorio.

  • Gastritis y Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE): Al igual que la colitis, la gastritis es uno de los padecimientos más frecuentes en la población laboral, ocasionada por la inflamación de mucosa estomacal debido a malos hábitos al alimentarse como puede ser dejar largos periodos sin probar bocado, consumir alimentos muy condimentados y grasosos, así como el estrés, las presiones y en algunos casos, la bacteria Helicobacter pylori. Se caracteriza por una sensación de vacío y/o ardor en la boca del estómago, acompañado en ocasiones de náuseas o mareos. De la mano con la gastritis, es común que las personas también presenten ERGE, mejor conocida como reflujo, cuyos síntomas más frecuentes son la sensación de ardor en el esófago, agruras, acidez y sensación de que los alimentos se regresan desde el estómago hasta la garganta.

Para evaluar el grado de daño por el reflujo, así como la severidad y causa de la gastritis, se puede recurrir a una endoscopía del tracto digestivo superior.

  • Obesidad y problemas metabólicos: Como resultado de pasar largas horas sentado detrás de un escritorio y tener horarios reducidos de comida, es común que las personas sean propensas a padecer sobrepeso, ocasionado por la poca actividad física, las comidas rápidas, así como las colaciones poco saludables como las frituras, galleta y pastelitos que contienen una alto contenido en azúcares, harinas, sodio y calorías.

México actualmente ocupa uno de los primeros lugares en el mundo en obesidad, enfermedad que detona en muchas ocasiones otros padecimientos crónicos como  diabetes, hipertensión y problemas del corazón.

Es importante monitorear constantemente los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos en la sangre. Para esto es recomendable practicarse una química sanguínea que incluya estos tres elementos, cada seis meses. En este sentido, el Dr. Cohen explica que es mucho más sencillo dar seguimiento y tratamiento a un problema de esta naturaleza cuando se detecta a tiempo, antes de que cause algún daño grave al organismo.

Para conocer la presión arterial basta con medirla de forma frecuente y en caso de que los niveles sean elevados, acudir inmediatamente con el médico. Sin embargo, si se padece hipertensión, o es de difícil control, se puede recurrir a un estudio M.A.P.A., el cual, mediante un equipo portátil mide y registra automáticamente la presión arterial durante 24 horas.

Ante el creciente índice de padecimientos derivados de la actividad laboral diaria, se recomienda tomar en cuenta la importancia de la prevención, ya que cualquier padecimiento detectado con la debida prontitud podrá ser tratado de una manera más eficaz y menos invasiva para el paciente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Asimismo se recomienda a todas las personas que trabajan realizarse un check up una vez al año y exhorta a aquellos que no se han preocupado por su salud en años anteriores a que, sin pretexto alguno, se sometan a una valoración médica.

*El autor es médico y se desempeña como subdirector médico Laboratorio Médico Polanco.

Ahora ve
Intensa lluvia del miércoles causó afectaciones en el Valle de México
No te pierdas
ç
×