El empresario de la era globalizada

Los tiempos modernos demandan a ejecutivos multidisciplinarios, comenta Jaime Orozco Morales; los procesos culturales de consumo y producción requieren nuevas habilidades y destrezas.
hombre-traje-mundo-globo-empleo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Jaime Orozco Morales*
CIUDAD DE MÉXICO -

En México, desde la década de los 80´s,  el término globalización se ha constituido en un concepto familiar y cotidiano para los  empresarios, funcionarios públicos, estudiantes, amas de casa e incluso para el ciudadano común. Stigliz define a la globalización como "la integración más estrecha de los países y los pueblos del mundo, producida por la enorme reducción de los costos de transporte y comunicación, y el desmantelamiento de las barreras artificiales a los flujos de bienes, servicios, capitales, conocimientos y (en menor grado) personas a través de las frontera". Aún y cuando,  se  tienen  puntos de vista diferentes para describir el  proceso de globalización, todos perciben que se ha dado una  transformación en los patrones culturales y hábitos de consumo. En países en desarrollo como es México o en   Latinoamérica, este proceso  ha permitido a los consumidores  mejorar  la calidad de vida, incrementar los medios de comunicación y disponer de información ilimitada; a través de  poder adquirir  una diversidad de  productos y servicios en  una amplia variedad de opciones y marcas.

En particular el proceso de globalización ha incidido significativamente en la cultura empresarial; en los países desarrollados el comercio es una tradición ancestral y la globalización impulsa su capacidad para  comercializar productos en regiones muy alejadas. Otros  países, como los  latinoamericanos, en su mayoría se han limitado en exportar productos agrícolas, recursos naturales y productos petrolíferos; impulsando por otro lado  la instalación de industrias maquiladoras, centros de negocios (business services), centros  telefónicos (call-center), cadenas de hotelería y franquicias.

Sin embargo, hay otros beneficios significativos  que se obtienen a través  del proceso de globalización, como lo menciona Stigliz:

La apertura al comercio internacional ayudó a numerosos países a crecer mucho más rápidamente, de lo que habría podido en caso contrario. El comercio exterior fomenta el desarrollo cuando las exportaciones del país lo impulsan; el crecimiento propiciado por las exportaciones fue la clave de la política industrial que enriqueció a Asia y mejoró la suerte de millones de personas. Gracias a la globalización muchas personas viven hoy más tiempo y con un nivel de vida muy superior.

El empresario en la era de la globalización se  enfrenta a los retos que presenta los  nuevos mercados, mismos que debe asimilar ágilmente más aún al saber que existen hábitos y culturas muy diversas; al mismo tiempo, se requiere dominar cuando menos tres idiomas (el inglés es básico), adaptarse rápidamente a los cambios tecnológicos y hacer  uso intensivo de las tecnologías de información y  comunicación (web, conferencias telefónicas, video conferencias y agendas electrónicas).

El  mercado globalizado demanda un empresario con una alta capacidad de negociación, análisis financiero  y amplio conocimiento de metodologías para evaluación de proyectos, proceso y productos. Una de las fortalezas que inciden en  la capacidad de negociación y evaluación de proyectos del  empresario en la era de la globalización corresponde al   conocimiento de herramientas metodológicas en: sistemas de gestión de calidad, ambiental y de seguridad;  manufactura esbelta (lean manufacturing), six sigma,  interpretación de tableros de control (balanced scorecard), producción  justo a tiempo (just in time),  comparaciones referenciales (benchmarking), cadenas de valor (chain value), el dar facultad responsable (empowerment), asesoramiento personal (coaching) , técnicas de comercialización (marketing) e integración de equipos de alto desempeño.

Para el  empresario de  la era de la globalización resulta  relevante el desarrollar  habilidades especiales y adquirir conocimientos adicionales  que le permitan  tomar decisiones adecuadas con alto grado de confianza. Permanentemente debe evaluar la viabilidad de proyectos sobre instalación de  plantas maquiladoras, establecimiento de alianzas estratégicas (joint venture), desarrollo de  nuevas líneas de negocio o el  ingreso a nuevos mercados. Debe considerar que en los países en desarrollo es muy significativo las diferencias en aspectos sustantivos como: estabilidad política;  certeza jurídica,  política cambiaria,  política laboral, política de recaudación de impuestos,  obligaciones fiscales, marco regulatorio  e  inseguridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La era de la globalización aún no ha concluido, está en desarrollo, Para el empresario quedan muchos temas y situaciones pendientes por conocer y será necesario desarrollar nuevas  habilidades y  crear  herramientas y metodologías especificas que apoyen en la evaluación de factibilidad de los proyectos de inversión.

*El autor es estudiante del Doctorado en Administración de Empresas en la Universidad Anáhuac México Sur. El artículo fue dirigido por el Dr Carlos Miguel Barber Kuri.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×