Por un desarrollo nacional

Para avanzar en la economía es necesario reformas estructurales complejas, dice Ricardo Zermeño; acciones macroeconómicas, mejor educación, más seguridad e inversión, son fundamentales en el país.
graficahombre  (Foto: Photos To Go)
Ricardo Zermeño González*
CIUDAD DE MÉXICO -

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) presentó recientemente la Ponencia IMEF,  máxima investigación anual que en su edición 2010 reitera la falta de acuerdos para realizar las reformas estructurales que requiere el país, como una de las causas de nuestros rezagos. Asimismo,reconoce la creciente desesperación por no haber alcanzado los consensos que transformen a México en una nación más prospera.

Sin embargo, a pesar de la grave situación por la que vivimos, la ponencia recomienda desdramatizar la percepción de nuestro entorno nacional y canalizar el ímpetu colectivo de cambio hacia la reflexión objetiva y la acción decidida.

Para ello, es importante reconocer que México y el mundo viven una larga etapa de transición, compleja y de múltiples aristas, de graves amenazas pero también de fabulosas oportunidades. Contrario a lo pensado, no existe un sobre-diagnóstico de nuestra situación, ya que diversos sectores de la sociedad no comparten la misma  visión y sus propuestas de acción son frecuentemente opuestas y contradictorias.

Ante este panorama, el IMEF exhorta a un Acuerdo para el Desarrollo Nacional, resultado del respeto a la pluralidad de las ideas y de la voluntad para que el rechazo a una situación anómala se convierta en acciones, más que en lamentaciones.

Para contextualizar lo anterior, la Ponencia IMEF 2010 retoma las experiencias de España e Irlanda, países en donde se concretaron acuerdos exitosos que han sido ejemplo para otras naciones, tanto en el ámbito nacional como en sectores específicos.

Lograrlo no fue fácil, todas las partes enfrentaron problemas estructurales graves, identificaron premisas básicas para lograr el acuerdo y aceptaron costos presentes para buscar beneficios futuros; todos pusieron algo, sobre todo los sectores privilegiados.

Respecto a México,la razón principal del lento crecimiento de nuestra economía y de su continua pérdida de competitividad es su baja productividad y ésta, a su vez, está estrechamente ligada a la falta de avances en la aprobación de las reformas estructurales.

Los problemas de México  son comunes y reconocidos en las evaluaciones de la competitividad internacional, entre los cuales se identifican:

A)    Falta de condiciones básicas; seguridad física y jurídica, infraestructura, salud y educación, y estabilidad macroeconómica;

B)    Mercados ineficientes y poco competidos de materias primas, energía, tecnología, mano de obra y capital; y

C)    Empresas poco innovadoras y sectores poco articulados de bajo valor agregado.

Bajo este contexto, es importante destacar que para establecer las condiciones de competitividad y alinear a todos los actores de un país, se requiere de gobernanza, la cual representa la capacidad de sus sectores público, privado y social para articular objetivos, acomodar intereses y ejecutar políticas de manera institucionalizada con miras a elevar el bienestar general.

Por ello, esta Ponencia plantea como prioridad mejorar nuestra gobernanza y así resolver los problemas estructurales, reconociendo cuatro grandes frenos a los cambios que requerimos en el siglo XXI: 

A)           La libertad con que operan los monopolios del poder;

B)           La falta de reglas del estado para generar acuerdos sostenibles;

C)           La falta de instrumentos para motivar la participación y responsabilidad de la sociedad; y

D)           La falta de una visión de largo plazo en la conducción de los asuntos colectivos del país.

El IMEF plantea una visión de futuro para el país con objetivos y metas que puedan ser aceptadas por amplios grupos de la sociedad, no sólo por sus beneficios sino también por los altos costos que implica no lograrlo.

De la gravedad de nuestra situación ya estamos plenamente conscientes. El escenario tendencial es aterrador: perder a nuestros mejores recursos hacia la migración, el desempleo y la informalidad es observado por todos como una injusticia y un desperdicio inaceptables.

No sólo por el sufrimiento que estos fenómenos conllevan, sino también porque si lográramos que esta porción enorme de nuestra población participara en nuestra economía formal,podríamos ser más equitativos, productivos y contar con un mercado más robusto para crecer e insertarnos en la economía global.

Ante ello, se plantea: 

1.     Reforma microeconómica para impulsar la competitividad mediante la articulación de sectores y regiones y su orientación a mercados de alto valor agregado.

2.     Cobertura de seguridad social universal, cuyo costo no se asocie al trabajo sino a un IVA generalizado.

3.     Flexibilizar la legislación laboral en materia de contratación y de terminación de las relaciones de trabajo.

4.     Acuerdos de productividad y pago por resultados.

5.     Cobertura universal de educación, integral y de alta calidad, adecuada a las necesidades de la sociedad.

6.     Asegurar la mejora continua de la educación mediante mecanismos de gobernanza del sistema educativo.

7.     Expresar un extrañamiento formal a las dirigencias nacionales

8.     Llevar a cabo las reformas legales necesarias para darle continuidad a los acuerdos para el desarrollo nacional.

9.     Propuestas para construir una visión de futuro

10. Propuestas de interlocución social y transparencia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esperamos que lo aquí expuesto sirva para que nuestra conciencia sobre la gravedad de la situación se torne en acciones que en algún futuro, no muy lejano, le lleve a alguien a decir que en estos años México tocó fondo. Lo que está claro es que si no sucede así, nuestra crisis será cada día más grave hasta que decidamos pararla.

* El autor es presidente y fundador de la firma de análisis de mercados de tecnologías de la información (TIC) Select.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×