La promesa difícil de Facebook

El objetivo es que eventualmente vamos a comprar pidiendo opiniones en Facebook, dice Jay Gumbiner; el futuro en cuanto a publicidad es ‘dudoso’ ya que la red social es mayormente interpersonal.
comprar en linea  (Foto: Photostogo.com)
Jay Gumbiner*

Si alguno  de ustedes por casualidad fuese a vivir en una cueva en Afganistán y después de 5 años recién volviese a Latinoamérica y comenzase  a leer las noticias, seguramente una de las primeras preguntas que tendría sería, "Que &#^@*@ es un iPad?" seguido muy pronto por "Que @*!#*@ es Facebook y como puede ser que una empresa que casi no existía hace 5 años ahora tenga  un supuesto valor  de 50,000 millones de dólares según los inversores que han invertido en dicha empresa misteriosa?".  Creo que la segunda pregunta es muy valedera e interesante ya que no es común encontrar casos de  empresas que realmente empiezan de cero y en pocos años tengan  un valor mayor que el PIB de algunos países pequeños. Cada vez que escuchamos sobre las redes sociales y la promesa de Facebook como un paradigma nuevo capturando y usando el conocimiento del grupo en común, la idea es que en vez de hacer mi búsqueda de zapatos de vestir en Google,  como lo hago ahora, eventualmente voy preferir hacer esa búsqueda a través de  mis amigos de Facebook para ver que me sugieren, que han comprado, si les gustan, etc.  Actualmente cuando escribo ‘zapatos de vestir talla 42' en mi barra de búsqueda en Google, en el instante que presiono el botón ‘enter' algún algoritmo que supongo que es más complicado que los que usaban  para mandar hombres a la luna, va a elegir en orden de importancia,  los resultados que el programa  cree,  son más relevantes para mi búsqueda. También, arriba de o quizás a la derecha de todos esos resultados son los resultados que no solamente están relacionados con zapatos de vestir talla 42, pero son pagados por las empresas que realmente quieren venderme esos zapatos. Estas empresas están pagando a Google quizás 2 centavos o quizás 5 dólares, dependiendo de la demanda por dichas palabras cuando hago clic en sus ligas sponsoreadas. La mayoría de las empresas que hacen publicidad con Google dicen que es muy eficiente ya que si escribo ‘zapatos de vestir talla 42' es muy probable que yo no esté haciendo una investigación para mi tesis sobre la evolución de precios en la industria del calzado, sino que estoy por comprar un par de zapatos. Por eso, Google hoy en día tiene un valor en la bolsa de acciones más grande que HP, Yahoo, y Sony juntos.

Ahora volvemos a Facebook. La promesa del largo plazo de Facebook es que eventualmente la gente va a preguntar a sus amigos de Facebook que opinan sobre un producto o a ver un producto que un amigo tiene en su muro como ‘recién comprado' y quiera comprarlo también.  ¿Por qué no analizamos los ‘amigos' que tenemos en Facebook actualmente?  Creo que yo tengo quinientos y pico de ‘amigos' en mi cuenta de Facebook. Más de la mitad son de mi colegio que hace veinte años no veo y si realmente no les gustan los zapatos que estoy pensando comprar, realmente no voy a preocuparme mucho ya que pueden pasar otros 20 años que no me van a ver los zapatos. Tengo unos cuantos que trabajan conmigo en mi compañía. Como muchos en el mundo digital donde vivimos hoy en día, no voy muy enseguido a la oficina y trabajo desde casa la mayoría de la semana, entonces si a un compañero de mi trabajo no le gusta los zapatos que compro, está bien, solo tengo que sufrir sus comentarios irónicos una vez por semana y seguramente después de 2 o 3 semanas de burlarse, se cansará de hacerlo. Quiere decir que de todos mis amigos de Facebook, es probable que la opinión de más del 80% de ellos no me interese mucho al momento de tomar la decisión de que  zapatos de vestir voy a comprar.

En teoría, si es cierto que Facebook puede poner unos iconos con publicidad o algo a la derecha de mi pantalla para que haga un clic en un producto que recién mencioné a mis amigos, pero cuando voy a Facebook no estoy interesado en comprar o investigar productos. De hecho, nunca JAMÁS he tocado una publicidad en Facebook.  Voy a Facebook para ver los chismes del día de mis amigos o ver fotos de parientes y mis ojos no prestan atención a la publicad. En resumen, si, Facebook es maravilloso para ver los acontecimientos de amigos, y si, es cierto que todavía hay otros 6.5 mil millones de personas que todavía no están en Facebook, y que  eventualmente pueden estar, pero de todas maneras, no confío en esos 7 millones de personas a la hora de elegir mis zapatos!

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* El autor es Director, Consumer and Commercial Devices IDC Latin America. Durante los últimos 11 años, Jay Gumbiner ha sido reconocido como el mayor experto en tendencias del mercado, posición competitiva y dinámica del canal para dispositivos del consumidor y empresarial en América Latina. Sus áreas de especialización incluyen computadoras, impresoras, cámaras digitales y teléfonos móviles, entre varios otros productos. Como Director de investigación y consultoría en IDC Latin America, Jay es responsable de gestionar el análisis de IDC de investigación de dispositivos en casi dieciocho países de la región a través de estudios trimestrales, semestrales y anuales. Junto con su equipo de analistas de IDC, proporcionan a los clientes un conocimiento detallado a través de tamaño de mercado, análisis de la competencia, pronósticos y servicios de asesoramiento.

 

Ahora ve
Las claves para entender la postura de Trump ante el TLCAN
No te pierdas
×