Bondades del ‘outsourcing’ en tu empresa

Los centros de distribución en manos de externos pueden resultar mejores, afirma Ernesto Donnadieu; se puede alcanzar flexibilidad en la red de logística, ahorrar gastos y encontrar confiabilidad.
outsourcing  (Foto: Photos to go)
Ernesto Donnadieu*

En el entorno actual, donde hay cadenas de suministro que abarcan varios países y operaciones de producción situadas en el exterior, la flexibilidad resulta ser una de las cualidades primarias con las que debe contar una red logística. Hace unos 10 ó 15 años, las empresas a menudo construían uno o dos centros de distribución centralizados donde se recibían las mercancías, y las empacaban y etiquetaban para enviarlas a los clientes en toda la región o tal vez todo el país. Hoy en día, la producción se ha trasladado a distintas regiones del mundo, y este factor, aunado a elementos como el congestionamiento de puertos, el aumento de los costos de transporte por limitantes de capacidad, el creciente precio del combustible y la necesidad de mejores tiempos de respuesta para cumplir con las necesidades del cliente; sencillamente ya no resulta rentable contar con un modelo donde se tienen uno o dos centros de distribución centralizada. Una opción mucho más viable es la de ubicar los centros de distribución cerca del cliente, pues aparte esto permite a las empresas entregar bienes de manera más rápida y a menor costo, un enfoque que es más sensible a las necesidades variables del cliente. Por consiguiente, asignarle las tareas de una red de centros de distribución a un externo, es decir a un proveedor de servicios de logística, o como se les conoce en inglés ‘3PL' (third-party logistics provider), se ha vuelto una opción atractiva para las empresas. Según informes provenientes del estudio anual, ‘15th Annual Third-Party Logistics Study (2010)', el 65% de los transportistas encuestados reporta un aumento en el uso de sus servicios tercerizados de logística. De los transportistas encuestados, el 89% considera que sus relaciones con proveedores externos de logística son rentables. Aparte, el 68% de los encuestados indica que el outsourcing les proporciona formas innovadoras de mejorar la eficacia de la logística.

Los proveedores externos de servicios de logística tienen la ventaja de operar varios centros de distribución y compartirlos con múltiples clientes, y eso hace posible que las compañías extiendan sus operaciones a movimientos de distancias cortas. Muchos de estos proveedores habilitan varios edificios, de unos 45 a 55 mil metros cuadrados, y dedican partes de ese espacio a varios clientes. En la medida en que va creciendo y cambiando el negocio de la compañía, así también lo hacen los proveedores, y van agregando ubicaciones que queden más cerca de los clientes del fabricante.

Por otra parte, los proveedores externos de servicios de logística también cuentan con el beneficio adicional de su experiencia en la implementación y operación de las complejas tecnologías detrás de estos centros de distribución. Por la variedad de compañías con las que trabajan, estos proveedores han llegado a desarrollar prácticas operativas para centros de distribución y logística de primera categoría. Pueden echar a andar una operación con mucho más rapidez que quienes no se dedican al tema de la logística. También, los proveedores externos ofrecen servicios adicionales que agregan valor, como por ejemplo, pueden etiquetar, empacar, armar paquetes/promociones, acelerar y hacer más eficiente la cadena de suministro al brindar estos servicios como parte de su administración del centro de distribución.  

Mediante la asociación con un 3PL, las entregas, al igual que los flujos de producto, mejoran en tanto se reducen los gastos operativos y se aumenta la capacidad de mover más producto. Así, la gerencia puede evaluar adecuadamente la reacción del consumidor y ajustarse en consecuencia, para mantener márgenes de utilidad en niveles saludables y reducir los pedidos de producto desperdiciado.

También, un 3PL se enfoca completamente en la gestión logística y por lo tanto puede ofrecer otros beneficios como parte de su paquete de servicios. Por ejemplo, una compañía de productos electrónicos de consumo buscaba mejorar sus operaciones de logística y su centro de distribución. Para ello, su proveedor de logística utilizó a su equipo interno de ingenieros junto con su software propietario para analizar las ubicaciones de los clientes de la compañía y sus volúmenes de mercancía. Como resultado, arrancaron un nuevo centro de distribución en el suroeste de los Estados Unidos, que les entregaba el producto a dos días del 80% de los clientes de dicha compañía, con lo que redujeron sus costos de transporte y, sobre todo, mejoraron su servicio a clientes.

Existe otro beneficio fundamental, que es el de mejorar en distintas áreas de rendimiento, como la rotación de inventarios, los desabastecimientos y la entrega a tiempo, todos elementos que pueden ser un reto para cualquier empresa en crecimiento. Uno de los elementos fundamentales de una cadena de suministro de verdadera calidad es el factor previsibilidad, que requiere del uso de datos. Parte de la relación 3PL - fabricante es el elemento de los indicadores clave del rendimiento que a su vez son dirigidos por datos cuantitativos. Cuando se trabaja con un externo, el fabricante puede esperar una mejora en distintas áreas como la reducción de inventarios, mejores índices de disponibilidad de producto, menos quejas de los clientes, y una mejoría en la precisión de los pedidos. Con datos buenos, los fabricantes pueden evaluar mejor el rendimiento de los socios de la cadena de suministro. Por ejemplo, pueden llegar a conocer cuáles transportistas entregan a tiempo.   

Un nuevo paradigma

Aquel escenario de antes donde se tenían uno o dos centros de distribución centralizada, está dando paso a un nuevo paradigma de acercar las operaciones al cliente. Los centros de distribución asignados a externos pueden llegar a plantear más y mejores opciones, así como una ejecución más eficiente que la de darle mantenimiento a redes antiguas o tratar de construir y manejar centros de distribución operados internamente. Este camino del outsourcing es la manera más sencilla para que las empresas puedan:

  • Agregar capacidades de vanguardia a sus centros de distribución más cerca de los puertos y los clientes
  • Reducir los costos de transporte
  • Elevar la velocidad con la que se entregan los productos al cliente
  • Cumplir con las necesidades del cliente, incluidas las tareas de etiquetado, armado de juegos, y empaquetado
  • Manejar mejor las fluctuaciones comerciales por temporalidad
  • Ofrecer mejor servicio al cliente y hacer crecer su negocio

La asignación de la administración de un centro de distribución a un tercero le brinda a una empresa flexibilidad para agregar nuevos productos, mercados, fuentes de bienes y capacidades, a la vez que les permite enfocarse en su negocio central. Es la ventaja competitiva que se necesita para mantenerse exitoso en una economía donde la cadena global de suministro se hace más compleja día con día.   

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Director de operaciones para Ryder México, empresa subsidiaria de Ryder System, Inc. Ryder, empresa que figura entre las FORTUNE 500®, es proveedor de soluciones administrativas para la cadena de suministro y servicios de logística.

 

Ahora ve
Tras más de 50 años de conflicto armado, las FARC entregaron las armas
No te pierdas
ç
×