Servicios ágiles, la nueva exigencia

Utilizar tecnologías de la información, garantiza compañías exitosas a futuro, dice Octavio Márquez; las empresas deben adaptarse a los cambios e implementar procesos más ágiles, destaca.
tecnologia informacion  (Foto: Photos to go)
Octavio Márquez*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Uno de los hechos que definen nuestro mundo actual es el ritmo acelerado del cambio, el cual puede ser estimulante e intimidante a la vez. Hoy, existe una extensa relación entre las personas y la información: deseamos que nuestras demandas y solicitudes de información sean resueltas de manera instantánea, de la forma en cómo la queremos. En este mundo más exigente, móvil, conectado, inmediato y dinámico, la empresa y las Tecnologías de la Información (TI) deben trabajar juntas para crear valor para usuarios y ciudadanos.

Seguramente está pensando: ¿no debería la tecnología ser una respuesta?, ¿un habilitador para crear soluciones y trabajar para mantenernos conectados y disponibles en todo momento?, ¿no debería ser simple y reconocernos en los dos mundos en los que co-existimos?

La respuesta es un sí absoluto. Los consumidores están evolucionando y empiezan a demandar un nuevo tipo de empresa, respuestas de compañías ágiles que utilizan la tecnología en todo lo que hacen para responder más rápidamente y cerrar la brecha entre lo que sus componentes demandan y lo que la empresa ofrece.

En este sentido, ya sea en el sector público o en el privado, existen cuatro requerimientos críticos que las empresas deben tener con el fin de conectarse con sus clientes, socios de negocio, ciudadanos y empleados para contar con una ventaja competitiva:

Innovación: para acelerar el crecimiento y desarrollar productos y servicios de mayor calidad, una organización tiene que innovar. Los líderes del mañana harán esto a través de la aplicación innovadora de la tecnología.

Agilidad: para hacer frente a las demandas cambiantes de clientes o ciudadanos, las empresas tienen que acelerar el tiempo de comercialización y el tiempo de servicio. En una era de expectativas "instantáneas", necesitan tener la habilidad de responder rápidamente y de manera eficaz a las necesidades de negocio y de ciudadanos.

Optimización: las empresas deben optimizar para reducir sus costos de operación, al tiempo que mejoran los procesos operacionales. Necesitan modernizarse y realizar inversiones estratégicas para mejorar la eficiencia y la productividad de su organización y así impulsar un mayor Retorno de Inversión.

Riesgo: las compañías no pueden eliminar el riesgo, pero pueden manejarlo en su beneficio. Ya sea en un ambiente privado o público, las empresas necesitan manejar el riesgo desde lugares desconocidos, regulaciones de amenazas a la seguridad y la información.

En el corazón de esta transformación están las aplicaciones. Uno de los retos principales de las empresas se encuentra en la lucha de las organizaciones con aplicaciones rígidas y viejas que no responden a los cambios intempestivos de las empresas y no puede cumplir con los rápidos cambios en las demandas del negocio.

Las compañías han visto un envejecimiento de su portafolio, sosteniendo aplicaciones que son caras, inflexibles y requieren el apoyo de una fuerza laboral semi-actualizada para su mantenimiento.

Por ejemplo, algunas compañías están desbordadas de aplicaciones viejas y administrarlas se han vuelto más complejo con el paso de los años debido a fusiones y adquisiciones. Como resultado del proceso de integración y desarrollo de nuevas líneas de negocio, cuesta demasiado para soportar a la empresa y reduce la agilidad del negocio.

Para ser verdaderamente Instant-On, es necesario que la empresa y las TI funcionen como una, por lo que las aplicaciones desempeñan un papel clave en la innovación, ya que pueden ofrecer más valor en tiempo real a través de respuestas ágiles que soporten procesos de negocio más flexibles.

Veámoslo tan solo en nuestra vida diaria: actividades como banca en línea, el pago de servicios, el supermercado, aplicaciones administrativas o productivas, manejo a proveedores y un largo etcétera, están sustentadas en aplicaciones que sabemos que necesitan responder inmediatamente.

Bajo esta premisa, el papel de la innovación es un requisito fundamental para el éxito. Esto le permitirá a las empresas incorporar la tecnología en todo lo que hacen para responder con agilidad a la volatilidad del mercado, implementar rápidamente nuevos modelos de prestación de tecnología y servicios a la medida, así como ofrecer servicios a clientes, empleados, socios y ciudadanos enfocados con lo que quieren y necesitan, al instante, en cualquier momento y por cualquier canal.

*El autor es Presidente y Director General de HP desde enero de 2010 y ocupó, entre otros cargos, la gerencia General del grupo de Servidores y Almacenamiento Empresarial de HP para América Latina y el Caribe. Es graduado de la Universidad Iberoamericana, donde cursó la carrera de Administración de Empresas.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×