El ‘home office’ gana terreno en México

Algunas empresas mexicanas estimulan el trabajo virtual porque reduce sus costos, dice Mónica Cerda; laborar lejos de la oficina incrementa el bienestar de los empleados y mejora la productividad.
HOME OFFICE  (Foto: Photos to Go)
Mónica Cerda*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

De acuerdo con un estudio sobre el Trabajo Virtual, algunas organizaciones ya están estimulando a sus empleados para laborar en espacios que no son tradicionales como las oficinas. 

Actualmente, estas empresas otorgan a sus trabajadores un salario extra que sirva para comprar sus propias computadoras y dispositivos digitales, que les permitan realizar su trabajo desde casa o cualquier lugar.

Los cambios flexibles son algunas de las medidas que están adoptando las organizaciones de todo tipo y tamaño, en respuesta a la necesidad de reducir costos, también porque aumenta la demanda de los empleados que exigen una mayor flexibilidad laboral (especialmente aquéllos que están en el inicio de su carrera).

Asimismo, por las preocupaciones relacionadas con la sostenibilidad y asociadas a los desplazamientos, al uso de la energía en los edificios grandes y al aprovechamiento de los desarrollos en la tecnología de la información, que es cada vez más rápida.

El trabajo de investigación VWork: Measuring the benefits of agility at work (Trabajo virtual: medición de los beneficios de la agilidad en el trabajo) que se realizó entre 600 líderes de negocios de organizaciones globales y que se basó también en conversaciones con los propietarios de algunas de las mayores empresas del mundo, establece de qué manera las empresas son cada vez más ágiles.

En el estudio, la fórmula del "dividendo de la agilidad" mide el éxito de esas medidas en términos de: costos de propiedad reducidos, incremento del bienestar de los empleados y aumento de la productividad, y describen las etapas por las que las organizaciones probablemente tendrán que pasar, en el camino que las llevará a convertirse en realmente virtuales.

La idea del "trabajo virtual" (es decir, de trabajadores que realizan sus tareas fuera de la oficina) ha estado presente desde hace un tiempo pero hasta hace poco, era un sinónimo de trabajar desde casa o de 'teletrabajo'.

Y no tuvo éxito en la medida en que se esperaba, sobre todo porque, como se demuestra en la investigación, la gente no quiere trabajar desde su casa. Pero quieren tener trayectos más cortos y, ciertamente, desean ser capaces de utilizar oficinas para reuniones y horarios alternativos que les resulten más cómodos.

Es probable que esto se haga realidad porque las organizaciones ya están viendo que muchos empleados, tales como el personal de ventas, trabajan fuera de la oficina, lo que implica un desperdicio del espacio destinado a oficinas fijas. El informe indica que, en ciertos momentos, 55% de los escritorios asignados de una oficina típica están desocupados.

Deseosas de reducir esos costos, las empresas están cada vez más interesadas en la provisión de lugares de trabajo en centros más cercanos a los hogares de los trabajadores, en donde pueden laborar cuando lo necesitan.

Además, otros avances en la tecnología móvil llevan a que ya no existan las limitaciones que tenían las empresas que todavía se basaban en las reuniones en persona, a pesar del costo de los viajes y de la pérdida de tiempo de trabajo.

Las empresas están obteniendo grandes beneficios al ser capaces de involucrar a muchas más personas en las reuniones y los proyectos. Tal colaboración (a través de los medios de comunicación social y otros métodos basados en Internet) involucrará cada vez más a las personas en diferentes organizaciones, lo que suscita dudas adicionales sobre la necesidad continua de oficinas grandes y de una fuerza laboral fija numerosa.

Los trabajadores más jóvenes, la generación del milenio y los que siguen asistiendo a la universidad tenderán a estar aun más interesados en el trabajo virtual que la fuerza laboral actual.

El informe presenta desafíos a la idea del "lugar de trabajo fijo tradicional como el contenedor para el trabajo" y, en su lugar, predice "el trabajo Martini" que se lleva a cabo, tal como lo expresa la publicidad, "en cualquier momento, en cualquier lugar, en donde sea".

Con los trabajadores cada vez más confiados en que tienen o pueden obtener las herramientas necesarias para trabajar en cualquier lugar, habrá "una fragmentación de las normas de las oficinas y de la vida empresarial que se reflejará en un aumento del trabajo distribuido, tanto a través de la subcontratación como de los estilos de trabajo colaborativos", indica la investigación.

*La autora es directora general de Regus en México.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×