Infraestructura, pilar del desarrollo

El crecimiento de un país depende de los planes para cubrir sus necesidades, afirma Sandro Testelli; el experto dice que las obras inconclusas en una ciudad delatan un problema de infraestructura.
infraestructura  (Foto: Thinkstock)
Sandro Testelli*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El crecimiento económico y el bienestar de las naciones están directamente relacionados con el grado de desarrollo de su infraestructura, por lo que es de vital importancia en una sociedad contar con programas claros y de largo plazo para cubrir las necesidades sociales y económicas, estableciendo una plataforma sólida respaldada en proyectos de infraestructura. Existen importantes indicadores que reflejan el desarrollo de infraestructura y su efecto en la economía. En el Índice de Competitividad Global 2011-2012 del Foro Económico Mundial, México pasó del lugar 66 al 58; China se sitúa en el lugar 26, India en el 56, Brasil en el 53 y Rusia en el 66. En relación con la infraestructura, el primer lugar lo ocupa Suiza, mientras que en Latinoamérica, Chile es el mejor ubicado en el lugar 31, Brasil en el 53 y México en el 58.

Sin embargo, durante los últimos seis años, el Gobierno mexicano ha aumentado continuamente la cantidad de recursos presupuestarios para el desarrollo de infraestructura. El presupuesto medio de inversión en infraestructura como porcentaje del PIB aumentó de 3.5 en 2000-2006 a 4.6 en el periodo 2007-2012. La inversión en infraestructura se basa en el Plan Nacional de Infraestructura 2006-2012, cuyo importe es de 233 mil millones de dólares. Dicho plan es una plataforma diseñada con una interrelación secretarial que se fundamenta con recursos públicos e inversiones privadas.

En la siguiente tabla podemos observar un comparativo de los esquemas tradicionales para el desarrollo de infraestructura.

 

Obra pública tradicional

Obra pública financiada

Arrendamiento

Los proyectos que se desarrollan bajo esta modalidad están sujetos a la disponibilidad de los recursos asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación. El costo de la obra debe cubrirse conforme avanza la construcción a través del pago de las estimaciones de los trabajos correspondientes.

En este esquema, el ente público asume grandes responsabilidades que van desde contar con el recurso para la ejecución, el proceso licitatorio, así como el diseño del proyecto constructivo.

 

Permite la ejecución del proyecto bajo la figura de "obra pública", con la particularidad de que el pago por la obra ejecutada (ya sea por el total o sólo por una parte) se realiza mediante la emisión de la obligación de pago diferido a la empresa privada.          

Dentro de esta modalidad se ubican los proyectos de inversión con impacto diferido en el registro del gasto o Pidiregas, los cuales se le pagan al cliente en el momento en que la infraestructura realizada genere ingresos por el servicio proporcionado.

El Estado no destina recursos en la etapa de construcción y permite la realización inmediata de obras de infraestructura. Se suscribe un contrato de servicios con términos preestablecidos en tiempo, calidad y costo. Dichos arrendamientos pueden ser puros o financieros, dependiendo de su propia estructura.

Fuente: KPMG, 2011

Los esquemas tradicionales por lo general presentan los siguientes problemas:

  • Obras inconclusas con largos periodos de construcción por falta de recursos.
  • Construcción con cargo al Presupuesto de Egresos de la Federación o Presupuestos de Egresos de los Estados (Ramo 33).
  • Una vez que se termina la obra, no existen recursos disponibles para equipar ni para el inicio de operaciones.
  • Capacidad restringida para generar obra de infraestructura, por la limitada capacidad de endeudamiento estatal y municipal.

Asociaciones Público Privadas (APP)

La modalidad de Participación Pública-Privada inició en Inglaterra en los años 90 para mejorar y proveer los servicios públicos de manera más eficiente. Es claro que la función de los gobiernos es otorgar servicios de calidad a sus habitantes, sin embargo, éstos no necesariamente cuentan con las estructuras internas para desarrollar adecuadamente los procesos y la sofisticación que demanda un proyecto de infraestructura.

Las APPs también se presentan en diferentes esquemas, las cuales se describen a continuación:

 

Esquemas de Asociación Público-Privada para el desarrollo de infraestructura

Concesiones

Aprovechamiento de activos

Proyectos de Prestación de Servicios

Se aplican generalmente para desarrollar proyectos que cuentan con fuente de pago propia en términos comerciales. Las concesiones se otorgan por un proceso de licitación pública a los participantes que acrediten cumplir con la capacidad y experiencia necesaria para materializar dicho proyecto, sobre todo en los alcances técnicos y financieros del privado.

 

 

Es una variante del modelo de concesión que consiste en "empaquetar" activos existentes con infraestructura nueva por construir o ampliar la existente. Se otorgan a través de licitaciones públicas donde se adjudica a un privado la concesión para operar, conservar y explotar los activos existentes, así como la construcción de la nueva infraestructura que refuerce los ingresos globales.

Los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) se otorgan de igual manera bajo un proceso de licitación pública. La empresa ganadora es responsable de diseñar, financiar, construir, mantener y operar el activo de referencia. La empresa presta los servicios solicitados a cambio de un pago periódico, basado en la calidad de la infraestructura que pone a disposición un servicio al usuario. La calidad es medida según los indicadores de calidad descritos en el contrato de prestación de servicios (CPS).

 Fuente: KPMG, 2011

Detrás de las APP existe un fundamento de optimización de la razón riesgo/rentabilidad en función a la optimización de la asignación de los riesgos asociados al proyecto, tal como se muestran a continuación.

En particular, en los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS), el Gobierno permanece como el responsable final de la prestación del servicio y simplemente delega esta responsabilidad al sector privado por un periodo finito. La propiedad y el control operativo pleno regresan al sector público al final del acuerdo.

A diferencia de los esquemas tradicionales de financiamiento de obra pública, un PPS requiere un nivel elevado de detalle para cubrir los elementos de definición de servicios, calidad, mecanismos de evaluación del desempeño y la asignación de riesgos.

La infraestructura es fundamental para el desarrollo y la competitividad de un país. Contar con infraestructura de un alto nivel ayuda no sólo en el aspecto económico de un estado, región o país, sino también en lo social.

*El autor es director de la Práctica de Infraestructura de KPMG en México  

Ahora ve
Walt Disney compra Twenty-First Century Fox por 52,400 mdd en acciones
No te pierdas
×