Outsourcing, una ventaja para el empleo

La tercerización del personal genera empleo y mayores ingresos para el país, dice Mariana Trigos; este sistema de contratación permite a las empresas seleccionar a los mejores trabajadores.
trabajador  (Foto: Thinkstock)
Mariana Trigos*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿En qué le beneficia a nuestro país la tercerización?... Hoy más que nunca México necesita de empresas que brinden servicios de tercerización de personal bajo un marco legal en el que ofrezca una fuente de empleo legal, además de beneficios y protección tanto a trabajadores como a empresarios.

Pero ¿qué ventajas obtiene México al promover este tipo de esquemas de trabajo? En realidad hay más de una respuesta, quizás la primera y la más importante es que ante la crisis actual, nuestro país cuenta con esta herramienta de la tercerización como una fuente segura, constante y legal de generación de fuentes de empleo formal.

Otra respuesta correcta es la protección que se le da al empleado, quien al estar contratado bajo un esquema legal por nómina, pueden tener acceso a los servicios de salud, incapacidades, pensiones, fondos de retiro, etc.

Otro beneficio para nuestro país es que la recaudación de cuotas obrero-patronales no se detiene, pues al haber fuentes continúas de empleo formal bajo un esquema legal, se mantienen los pagos de IMSS, INFONAVIT, SAR e impuesto sobre nóminas, lo cual beneficia por supuesto a la economía del país. Como cuarto punto, con la tercerización de personal se puede mejorar la competitividad de las empresas.

A pesar de los beneficios para el país en materia de empleo, también existen riesgos si no se cuenta con la información correcta al contratar servicios de tercerización de personal.

Por ejemplo, aún existen en nuestro país empresas que ofrecen este tipo de servicio sin la debida regulación al contratar a los empleados, pues muchas veces lo hacen bajo esquemas que no son vía nómina y por ende no son legales, lo cual fomenta la informalidad y la falta de protección tanto para los empleados como para los empresarios.

De acuerdo a un censo de empresas de tercerización y outsourcing, en México hay más de 3,000 empresas de este tipo pero sólo se cuenta con un registro de 693 empresas de las cuales 16 están afiliadas a la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Por una parte, los empleados son afectados a largo plazo, ya que los montos de sus pensiones y créditos hipotecarios serán inferiores que si hubieran cotizado en el IMSS durante el tiempo en que estaban administrados ilegalmente, además que los mismos empleados no cuentan con ningún tipo de protección para ser atendidos en alguna clínica del Seguro Social. Tan sólo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) afirma que en México existen 230,000 trabajadores temporales desprovistos de prestaciones de seguridad social. 

Por otro lado, los problemas que pueden enfrentar los empresarios son muy grandes si no cuentan con el soporte de una firma certificada que los respalde; por ejemplo, si sus empleados no están dados de alta en el seguro social, puede hacerse acreedor a multas y sanciones por ser obligado solidario, no sólo por parte del IMSS, sino también de otras instituciones como el INFONAVIT y el SAT.

En México, existen muchas empresas de servicio de personal que trabajan bajo esquemas desleales que provocan una evasión anual de 3,800 millones de pesos por el no entero de las retenciones de salarios a los trabajadores de acuerdo a estadísticas del SAT.

Una empresa de tercerización legalmente constituida les permitirá regular la situación con sus empleados y así brindarles todas las prestaciones y beneficios que la ley exige para el trabajador mexicano.

Existen además otros beneficios para el país en materia de empleo al promover este servicio pues no sólo se encargan de cumplir al 100% con las contribuciones obrero-patronales, sino que también se encargarán de buscar y seleccionar al personal idóneo y al hacerlo, asegurarse de que se cuenta con el mejor candidato al evaluarlo e investigarlo en sus empleos anteriores. Lo cual promulga y promueve la alta competitividad de los trabajadores pues se contratará siempre a quienes tengan mejor desempeño.

En cuanto al tema de la competitividad, de acuerdo al Foro Económico Mundial de Davos, Suiza 2011, México perdió terreno en el índice de competitividad global, quedando en el lugar 40.8.

Las empresas de AMECH contribuyen a mejorar en este rubro, pues según el reporte del 2010, 25% de los empleados que se contratan bajo este esquema logran ser contratados por las empresas que usan el esquema de tercerización de personal con contratos de planta, lo cual hace que los empresarios ingresen a sus filas a empleados que ya se han probado y han aprendido los procedimientos y know-how necesarios para hacer mejor su trabajo.

Lo cual incrementa considerablemente la competitividad de las personas en los puestos que éstas desempeñan, sin dejar a un lado como ya se mencionó la legalidad y la formalidad de los empleos, la protección  y el pago de las contribuciones al Gobierno.

*La autora es directora general de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH).

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×