México crecerá más en 2012

Contra todos los pronósticos, la economía mexicana tendrá un repunte, dice Alfredo Coutiño; el experto afirma que las elecciones federales de julio tendrán un efecto expansivo.
gráfica  (Foto: Photos to Go)
Alfredo Coutiño*
PENNSYLVANIA, EU (CNNExpansión) -

El consenso del mercado e incluso del mismo gobierno mexicano es que para el presente año la economía tenga un crecimiento menor al 4% registrado en 2011. La razón es que o se han contaminado del pesimismo externo o bien simplemente ignoran el impacto del ciclo político tradicional que se repite cada seis años. La realidad podría pronto demostrarles que están equivocados.

 crecimiento-pib.jpg

La gráfica muestra las estimaciones del PIB para 2012 de varias firmas y de Hacienda. Fuente: Moody's Analytics y Consensus Economics, London, Jan 2012.

Somos los únicos que opinamos diferente. Dado que la historia parece estarse repitiendo una vez más, y si la tomamos como guía, podemos anticipar que el crecimiento en 2012 será más alto que el del año pasado. La razón simple y sencilla, pero bien fundamentada, es el efecto expansivo del ciclo político de la economía en un año de elecciones presidenciales.

Como se ha repetido sin interrupción en las últimas dos décadas, la economía mexicana se desaceleró en el quinto año de gobierno, pero se encuentra lista para el tradicional repunte en este año de elecciones presidenciales. El crecimiento de la economía ciertamente bajó en 2011 hasta una tasa de 3.9%, desde el 5.5% registrado en el 2010. Si la historia continúa repitiéndose, en el 2012 la economía se expandirá por encima de su tasa potencial.

A inicios del 2011, tanto los mercados como el mismo Gobierno aseguraban que la economía podría repetir un crecimiento de 5% en ese año. Nosotros sosteníamos que la economía estaba repitiendo su historia y que por lo tanto era de esperarse una desaceleración en el quinto año de gobierno, la cual se confirmó.

Para el 2012, tanto el Gobierno como los mercados aseguran que la economía crecerá menos que en el 2011. Nosotros opinamos lo contrario, ya que los efectos expansivos del ciclo político-electoral impulsarán a la economía hacia un crecimiento de al menos 4.5% como tradicionalmente ha sucedido en el sexto año de gobierno.

La fase expansiva del ciclo político cubre los primeros seis meses del último año de gobierno. En esta fase, el gasto fiscal no sólo financia el proceso electoral, sino que también se acelera para completar los programas de infraestructura de la administración saliente. En el primer caso, el gasto electoral genera un efecto multiplicador significativo ya que no solo estimula la producción y venta en sectores como las comunicaciones, impresión, transportes, manufacturas, hospedaje y restaurantes, sino también el empleo tanto para las campañas políticas como para el proceso de votación. Como resultado, la economía normalmente crece a tasas mayores a su potencial durante el último año de cada gobierno.

No existe nada en el horizonte que indique una interrupción del ciclo político de la economía mexicana, dado lo sucedido en 2011. Por ello, el crecimiento seguirá teniendo a la política como uno de sus determinantes importantes, al menos durante el presente año. De confirmarse, implicaría que tanto Gobierno como los mercados estuvieron equivocados, unos por ignorar los efectos del ciclo político, otros por desconocimiento total.

Por supuesto, las excusas no faltarán al final. Una de las favoritas sería la mejoría de la economía estadounidense. Sin embargo, la recuperación del vecino del norte contribuiría a mejorar el desempeño económico mexicano, pero no será la razón principal de que la economía crezca por encima de su tasa potencial este año.

 ciclo-politico.jpg

*Alfredo Coutiño es director para América Latina de Moody's Analytics.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×