El empoderamiento del trabajador

La tecnología impacta en el trabajo al dar más libertades, dice el especialista Fernando Calderón; quienes tengan capacidad de automotivación y trabajen por objetivos sobresaldrán, añade.
ejecutivo  (Foto: Thinkstock)
Fernando Calderón*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La revolución tecnológica que vivimos impacta todas las áreas del quehacer humano, y una de ellas es, por supuesto, el trabajo. Hoy puedes trabajar desde tu casa o en un centro comercial, de día y de noche, así como mantener comunicación inmediata con personas que se encuentran del otro lado del mundo y obtener información de muy variadas fuentes en sólo segundos.

Como individuos, la primera implicación de esta nueva forma de trabajo es la disolución de los límites entre el trabajo y la vida personal. De acuerdo con una encuesta realizada recientemente por OCCMundial, 8 de cada 10 profesionistas contesta correos y llamadas relacionadas con el trabajo en su tiempo de descanso y 34% lleva a casa trabajo para terminarlo en la noche, por lo menos una o dos veces a la semana.

La libertad que ofrecen las nuevas tecnologías y que se traduce en mayor autonomía para el profesionista, conlleva un reto de coordinación, colaboración y trabajo por objetivos para toda organización. Cada miembro del equipo tendrá que tener claro cuál es su papel en el plan de negocios de la compañía y cuáles son los objetivos que debe cumplir para contribuir a la consecución de las metas generales. Como profesionista será muy importante ser capaz de comprometerse y entregar resultados en este nuevo esquema laboral.

Otra de las consecuencias de la revolución tecnológica es la creciente transparencia en las relaciones laborales, lo cual sin duda influenciará las decisiones que individuos y organizaciones toman. Por ejemplo, hoy cualquier trabajador puede conocer las prestaciones y programas de desarrollo que ofrecen otras compañías; asimismo puede mantenerse permanentemente disponible a otras empresas del mercado a través de las bolsas de trabajo en línea.

Las redes sociales, por su parte, elevan la importancia de una adecuada administración de la reputación, tanto para los empleados como para las compañías, al desvanecer las barreras entre la vida privada y la vida pública en el caso de los individuos, y al hacer del conocimiento público quejas de los clientes que en otro momento se hubieran manejado en forma personalizada en el caso de las empresas.

La sofisticación de la relación de las empresas con los consumidores finales tendrá también efectos en las compañías y sus trabajadores. En primer lugar por una creciente presión hacia la productividad, ya que los resultados tendrán que entregarse en forma más eficiente y rápida que nunca antes.

Y en segundo lugar, porque el éxito de las compañías en la próxima década estará no sólo fundamentado en el acceso a capital, sino en el talento. Es así como el talento se convertirá en el diferenciador clave de las compañías del futuro. Las empresas, por lo tanto, tendrán que generar nuevos esquemas para atraer y retener talento de calidad en un entorno crecientemente competitivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el futuro, en conclusión, vemos un empoderamiento del individuo sobre la compañía. Aquellos individuos con capacidades de automotivación y habilidades para  trabajar por objetivos serán los primeros en beneficiarse de este cambio.

* El autor es director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial.com

Ahora ve
Cómo se prepara y se come una pizza en el espacio
No te pierdas
×