Los Himalayas, inspiración para un líder

El trabajo en equipo hace más fácil salir de una zona de confort, dice Claudia González; el día a día de un seminario a más de 2,900 metros de altura organizado por la Wharton University.
Himalayasssss

El peor día. Dimboche a Pheriche (donde pasan escenas de "into thin air"), pasamos por Pangboche (3,800 mts). Cruzamos un bosque sagrado. Llegamos a dormir a Phortse. 7 horas de trekking.  Estoy exhausta, harta de los baños, la comida, estoy estreñida, me dan miedo los caminos tan angostos al lado de precipicios. 

Me desconecto mentalmente. Lloro sola caminando, oyendo música. Me detengo en medio del camino para hablar un minuto con mi equipo. Están preocupados por mi -los siete chicos, cinco peruanos, un hindú y Arthur, americano-. 

"Esta batalla es personal. Estoy exhausta. Me dan miedo las alturas. Pero no hay nada que ustedes puedan hacer. Lo que hago cuando tengo miedo en la vida, es seguir adelante. Y eso es precisamente lo que planeo hacer hoy. Seguir caminando. ¿De acuerdo?". 

Veo en sus caras la solidaridad de un equipo que llegó a una cima, que ha pasado 24 horas juntos por días y días, y funciona perfectamente. ¿Cómo es que logramos hacer tan buen equipo juntos? 

¿Cómo se puede reproducir la creación de equipos eficientes, productivos, divertidos y personalmente comprometidos? 

Después de horas eternas llegamos a Phortse. La discusión de hoy es liderazgo en las alturas. Nada sorpresivamente habla de cómo conservar la motivación entre equipos después de alcanzar una gran cima. Normalmente, las personas pierden foco y sentido de grupo y se van a pensar a sus temas personales. 

Sin duda eso me paso a mi hoy. Quiero mi casa y mi zona de confort. Pero por lo pronto a descansar. Estoy consciente que como decía San Agustín, en crisis no hay mudanza. Y estoy en crisis física y emocional. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*La autora es directora de Marketing  de Global Fund (Fondo Mundial) el mecanismo financiero más grande e importante del mundo, que se dedica a combatir el SIDA, el paludismo y la malaria, tres enfermedades que tienen mayor impacto social, político y económico en todos los países. 

Durante dos años fue directora de relaciones públicas y proyectos especiales en la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados y luego trabajó ocho años en el Foro Económico Mundial. Fue diplomática y corresponsal de prensa.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×