Factores decisivos del voto 2012

En las elecciones, el PRI tiene a su favor su predominio político en el país, dice Rodrigo de León; agrega que el PAN puede aprovechar los programas sociales y el PRD la experiencia de AMLO.
candidatos  (Foto: Especial)
Rodrigo de León González*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En la contienda electoral de este año en México existen dos premisas fundamentales a considerar: La primera es que hay un candidato con amplias posibilidades de ganar, de acuerdo con la mayoría de las encuestas. La segunda, en una campaña reducida a la mitad del tiempo que duró la anterior y con el antecedente de un espectacular repunte que llevó a la victoria al actual Presidente, cualquier cosa puede pasar.

Sin embargo, para cada una de estas dos posibilidades hay una serie de factores que pueden inclinar la balanza hacia un lado o hacia el otro.

Factores de voto para Enrique Peña Nieto y el PRI

Como bien sabemos, la maquinaria estatal y municipal que ha ganado el PRI en los últimos años ha sido contundente. Hoy, 62% de los municipios del país son gobernados por dicho partido e incluso, si de población se trata, el porcentaje es aún mayor.

Este predominio geopolítico supone una gran capacidad de llegar a los electores en forma directa, que si es capitalizado por el partido, puede ser fundamental.

 

 

 http://www.cnnexpansion.com/media/2012/06/22/gobierno.jpg

La gráfica muestra el porcentaje de la población de México gobernada por los distintos partidos políticos. El color rojo está identificado con el PRI, el azul con el PAN y el amarillo con el PRD, mientras el color verde representa "otros". Fuente: Federación Nacional de Municipios de México.

Por otra parte, la imagen y posicionamiento del candidato presidencial del PRI es claramente superior a la de sus contrincantes, ventaja que fortalecida por una exhibición constante en medios de comunicación masiva y una producción destacada de spots, puede terminar por inclinar la balanza a su favor.

Quizá la variable más importante de todas es la percepción que se genere en la opinión pública respecto al resultado electoral, es decir, si la población vislumbra posibilidades de que gane más de un candidato o si considera que la elección estará decidida días antes de las elecciones.

Este será un factor decisivo, porque si los ciudadanos se convencen de que su voto no generará ningún impacto en el resultado se desincentivarán y decidirán no votar, lo cual favorecería al candidato que va a la cabeza. No podemos olvidar que según el promedio de las principales encuestas, al menos 20% de los mexicanos están indecisos.

Factores de voto para Josefina Vázquez Mota (PAN) y Andrés Manuel López Obrador (PRD)

En el caso de Josefina Vázquez Mota (JVM), la maquinaria del PAN a nivel estatal puede ser importante, sin embargo podría contar con un aliado llamado "programas sociales". Como sabemos, el gobierno federal tiene diversos programas enfocados a salud, vivienda o educación, que han impactado positivamente a muchas poblaciones a lo largo del sexenio. Si JVM logra vincular esos programas exitosos con su persona y su campaña, podría compensar el dominio geopolítico del PRI a nivel estatal y municipal.

Por otra parte, el  partido de López Obrador (AMLO) no cuenta con ninguna de estas ventajas, pues el PRD gobierna pocos estados, municipios y población en general y, por supuesto, no tiene apoyo federal.

No obstante, AMLO tiene una ventaja sobre JVM: expertise. AMLO no sólo conoce la política hasta sus entrañas, sino que es un candidato experto capaz de comunicar su mensaje y tiene una gran empatía con ciertos sectores sociales muy representativos en México. Además, con gran capacidad, ha vislumbrado los errores de campaña en los que incurrió y será difícil que los vuelva a cometer.

Otra oportunidad para JVM consiste en aprovechar los logros del gobierno actual y la estabilidad macroeconómica del país. Hay muchos éxitos, tanto en el ámbito político como en el económico, que se han visto ensombrecidos por factores globales ajenos al Gobierno mexicano y los cuales no se han explotado ni comunicado lo suficiente a la población.

En el caso de AMLO se puede explotar la imagen que ha alcanzado la Ciudad de México frente al interior del país. Ya sea por logros propios o desgracia ajena, pero es una realidad que la percepción de la capital ha cambiado radicalmente, convirtiéndose en una ciudad destino deseada por muchos.

Finalmente, habría que decir que a ninguno de los candidatos les conviene pelear el segundo y tercer lugar de la contienda cuando se encuentran a considerables puntos de distancia del puntero. El reto es que uno se despegue y si lo logra y se acerca a Enrique Peña Nieto, la percepción de la gente podrá modificarse al grado de que el voto tenga sentido de nuevo.

Posdata

Habíamos muchas personas que pensábamos que las redes sociales podrían ser decisivas en estas elecciones, pero hasta el momento no ha sido así ni se prevé que lo vayan a ser. Son importantes, están en el juego, hay que promoverlas, pero aún no están siendo decisivas, lo cual es una lástima porque es un excelente medio bidireccional que no sólo permite acceder a la información sino la participación misma.

Al parecer en estas elecciones la partida la ganará la tradición y no la innovación, aunque aún no se vislumbra claramente quién será el ganador.

* Rodrigo de León González es director adjunto del Centro de Estudios para la Gobernabilidad Institucional (CEGI) y profesor de Entorno Político y Social del IPADE.

 

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×