La importancia del Seguro de Salud

Sólo 4.5% de quien tiene un seguro privado cuenta una cobertura de salud, dice Braulio Fernández; a diferencia al de Gastos Médicos Mayores, este ayuda en la detección y prevención de enfermedades.
salud  (Foto: Thinkstock)

De acuerdo con datos del INEGI, en México el gasto en cuidados para la salud es del 2.9%, cifra menor a rubros como la ropa con 5% y cigarros con 3.8%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda invertir el mismo porcentaje de presupuesto en gasto preventivo y curativo. 

Por su parte la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) señala que del gasto en salud, el 52% es de origen privado y el 48% público. Del gasto privado, aproximadamente el 5% es cubierto por un Seguro de Gastos Médicos o un Seguro de Salud, el resto lo cubre la población de su bolsillo.

De la población  que cuenta con un seguro privado, 95.5% corresponde al de Gastos Médicos Mayores, y 4.5% a los Seguros de Salud.

Estas cifras son claves para entender el enfoque que se tiene del cuidado de la salud, pues mientras el Seguro de Gastos Médicos atiende los gastos causados por un accidente o enfermedad, el seguro de salud atiende el concepto de prevención, factor fundamental frente al tipo de padecimientos que hoy en día ocupan el tema de salud.

Ante este panorama, el seguro de salud resulta clave en el contexto de la prevención para la conservación de la salud y calidad de vida del asegurado, así como en su economía.

Un punto característico de los seguros de salud es la prevención. Un buen seguro de salud debe ofrecer por asegurado y por año póliza  una revisión clínica, campañas preventivas  y otros mecanismos similares que favorezcan la detección de factores de riesgo. 

De esta manera, si los asegurados hacen uso de este tipo de servicios que le ofrece su póliza, pueden detectar a tiempo algún padecimiento, lo que puede ayudar en gran medida a controlarlo y, en muchos casos, a erradicarlo. El espíritu de estos productos es la detección temprana de patologías con el objeto de controlar y evitar su evolución.

La demanda de estos servicios es cada vez mayor, por un lado, como efecto natural de la conciencia que toman las personas en el cuidado de su salud, y por otro, porque no hay bolsillo que pueda soportar los altos costos que pueden implicar la mayor parte de los padecimientos.

Los productos de salud que ofrecen compañías como Plan Seguro, especializada en salud, desde su origen han sido bien estructurados, pero los padecimientos recurrentes de los últimos años han impulsado cambios evolutivos para ofrecer cobertura a asegurados con estos padecimientos, posterior a una valoración médica.

Protegerse y prevenir

Lo que debe tenerse presente al contratar una póliza de salud es que se trata de una de las mejores inversiones que puede hacerse a cualquier edad.

Por ello mantenerla vigente es indispensable. Desafortunadamente en temas de salud no estamos exentos de padecer una enfermedad o ser víctimas de un accidente. En la mayor parte de los casos los gastos que implica un evento de este tipo impactan fuertemente la economía de las personas.

El uso de los seguros puede parecer a simple vista complejo por los formatos que se solicitan para documentar las particularidades de cada asegurado, pero no es así. Si el asegurado solicita a su agente una buena descripción de los beneficios que ofrece su póliza y revisa detenidamente las condiciones generales, podrá reconocer el uso y alcance de su cobertura.

En Plan Seguro entendemos que no todos tenemos los mismos requerimientos, perfil, ubicación ni edad. Sin embargo, todo lo anterior puede estar sujeto a cambios constantes, es por ello que una de las principales bondades que nos caracterizan es que elaboramos "trajes a la medida", de acuerdo al perfil y necesidades de nuestros clientes. 

De esta manera, la cobertura y beneficios pueden cambiar de un producto a otro y de una póliza a otra, aún siendo del mismo producto, y aunque tengan diferentes características no dejan de poseer sus beneficios.

Hay características fundamentales en un buen seguro de salud, tales como contar con un módulo las 24 horas.

En este modulo debe ser atendido por médicos profesionales capacitados para atender y ofrecer a los asegurados atención telefónica y que puedan dar aviso de accidentes, reportar urgencias de hospitalización, consultar médicos en convenio, y hospitales.

Así como también las condiciones generales de su póliza o características como el deducible, coaseguro, seguimiento de trámites desde el hospital referente a cirugías programadas o pagos directos, así como órdenes de atención para la parte ambulatoria.

Cabe recordar que es importante que el asegurado porte siempre la credencial que lo identifica, porque contiene la información básica que requiere en el momento para hacer uso de su póliza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En resumen, al contratar un seguro de salud es importante conocer si los beneficios que ofrece se adecuan a las necesidades del usuario, en temas como red médica, cobertura nacional, servicios de carácter preventivo y revisiones clínicas. De ello dependerá en gran medida el nivel y calidad de atención, así como el servicio que obtendrá en el transcurso de su vigencia.

*El autor es director comercial en Plan Seguro

Ahora ve
Walt Disney compra Twenty-First Century Fox por 52,400 mdd en acciones
No te pierdas
×