La construcción de vivienda se recupera

La demografía de México puede ayudar a aumentar la inversión en la industria, dice Ángel Chairez; para generar empleos en la construcción será necesaria la disponibilidad de créditos.
vivienda mexico  (Foto: Getty)

A  cuatro años de la grave crisis de 2008, la industria de la construcción de vivienda en México se ha ido recuperando paulatinamente, aunque sin alcanzar los niveles anteriores a la crisis.

El indicador más representativo es el índice HABITA, publicado por la Bolsa Mexicana de Valores, que refleja el comportamiento de las seis empresas desarrolladoras de vivienda que cotizan en bolsa, y que han sufrido pérdidas de valor casi por 45% respecto a los últimos tres años. En el último año, el índice bajó de los casi 400 puntos en junio de 2011 a casi 220 puntos en junio de 2012.

La recuperación total de la industria es compleja y dependerá de factores que no necesariamente están relacionados con la demanda de vivienda. México necesitaría presentarse como un destino prometedor para la inversión en el desarrollo de vivienda, dadas sus variantes demográficas.

El Censo de Población y Vivienda de 2010 señaló que de 112 millones de mexicanos, 32 millones son jóvenes entre 14 y 29 años. De estos, cerca de 13 millones son adolescentes entre 14 y 19 años; 10 millones son adultos jóvenes, entre 20 y 24 años. Este dato indica que la demanda de vivienda para los próximos años continuará creciendo.

La industria de la vivienda ofrecerá un mercado potencial para los desarrolladores, pero estará sujeta a que otros factores contribuyan a este repunte. Para la generación de empleos en este sector es imprescindible asegurar la disponibilidad de crédito accesible, ya que un alto porcentaje de la demanda corresponde a vivienda de bajo costo.

La disponibilidad de crédito asciende a más de un millón de créditos, de los cuales al mes de abril de 2012 se ha logrado un avance de tan solo 29.6% de créditos otorgados, según el reporte de Avance del Programa Anual de Financiamientos para Vivienda 2012 publicado por la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI).

Los principales responsables de la asignación de esos créditos son el INFONAVIT, que distribuye 49% del total de créditos planeados, FOVISSSTE con 7%, la propia CONAVI (18%) y la banca comercial y SOFOLES, que representan 14% de los créditos disponibles.

Vale la pena destacar que en términos de recursos la banca comercial y SOFOLES aportan 97 mil millones de pesos, es decir, cerca del 40% del total de 246 mil millones de pesos disponibles en créditos.

INFONAVIT y FOVISSSTE representan el 44% y el 11% respectivamente del total de recursos disponibles. El resto de los recursos está destinado al apoyo de la población de recursos limitados, no afiliada al INFONAVIT o al FOVISSSTE.

El avance en la asignación de recursos (29.6% del total de crédito disponible) parece un poco lento, considerando que las cifras corresponden al primer tercio del año. Probablemente esto se debe a que la economía es típicamente lenta en los primeros meses del año y a la incertidumbre asociada con el proceso electoral. Habrá que esperar a ver cómo se comporta el segundo semestre de 2012.

El gran volumen de desarrolladores corresponde a pequeñas y medianas constructoras, cuyos recursos son limitados, ya que tienen escasas reservas de terreno y su acceso a financiamientos de bajo costo es difícil, dependerá de las grandes compañías, como las que forman el índice HABITA. Aprovechar la demanda de viviendas de bajo costo para incrementar el volumen de su operación y tomar ventaja del crédito disponible, contribuye a la creación de empleos.

*El autor es director de auditoría de KPMG México.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×