OPINIÓN: La supertormenta 'Sandy', un fenómeno natural poco común

Es considerado un acontecimiento único porque se formó a partir de la convergencia entre la fuerza de un ciclón y un huracán
La súper tormenta 'Sandy'
Autor: David Nolan | Otra fuente: 1

Nota del Editor: David Nolan es profesor asociado de meteorología y oceanografía física en la Escuela Rosenstiel de Marina y Ciencia Atmosférica de la Universidad de Miami.

(CNN)  En lo que respecta a los huracanes, Sandy no es particularmente intenso. Con vientos soplando a 145 kilómetros por hora el lunes a las 5 pm horas local, aún estaba clasificado como categoría uno, con solo una pequeña posibilidad de alcanzar la baja categoría dos antes de tocar tierra en algún lugar de New Jersey ese mismo día.

Y, sin embargo, el Estado y los gobiernos locales ya están en fase de alerta total, con escuelas y ciudades cerradas, y evacuaciones ordenadas por toda la Costa Este. La alarma tiene sentido después de observar las enormes olas que llegan a la playa y elevan el nivel del agua unos cuantos kilómetros hasta aquí en Miami, donde los vientos soplan directamente en mar adentro.

Sandy representa la convergencia de un huracán modestamente fuerte en el Caribe y un sistema climático continental bastante fuerte, pero no fuera de lo común, —lo que los meteorólogos llaman "depresión" o "inmersión"— que ha recorrido el país desde hace unos días.

En la gran mayoría de los casos, estos sistemas climáticos debilitan a los huracanes mientras que al mismo tiempo los empuja rápidamente al mar. También generan sus propios ciclones, no tan intensos como los huracanes, pero más grandes y con un movimiento más lento.

Cuando estos ciclones extratropicales se forman por encima del océano y se  mueven por la costa, los llamamos norestes (por los fuertes aires que generan). Algunas veces, surgen sistemas tropicales y extratropicales, y el huracán se convierte en un gran ciclón oceánico. Pero de nuevo, casi todas estas tormentas se mueven rápidamente al océano.

Hay dos elementos que hacen que Sandy sea poco común, incluso, posiblemente considerada "súper".

Primero está su trayectoria. En lugar de ir directamente al océano como todas las tormentas costeras, Sandy volteó estrepitosamente a la izquierda y tocará tierra casi en un ángulo recto hacia la costa de Estados Unidos. El inusitado rumbo (de derecha a izquierda) significa que casi toda la zona desde Nueva Jersey hasta Cape Cod recibirán vientos costeros en algún punto durante el evento.

Segundo, el "alma de Sandy" —la parte que se verá y sentirá como un huracán— ha permanecido intacta, se siente como un aire más fresco y seco que el que rodea a Estados Unidos. Por lo tanto, Sandy tiene todas las peores características de los dos tipos de tormenta: su "psique" contiene vientos con fuerza de huracán alrededor de su centro, que se extienden a cientos de kilómetros que golpearán diferentes regiones de la costa por varios días. 

¿Por qué pasó esto?

Era simplemente una cuestión de posicionamiento.

Sandy llegó al este de Florida en el momento exacto y el lugar indicado para obtener los máximos beneficios de su interacción con el agua. Como resultado, se hizo lo suficientemente grande para influenciar también ese sistema, y los dos se enredarán entre ellos en un solo ciclón profundo de 1,287 kilómetros de largo, extendiéndose de la tierra al cielo a 12.92 kilómetros. Lo que se sumará a la duración del evento mientras que la circulación tome varios días para que baje en Pensilvania y Nueva York.

Con respecto a si Sandy es una "supertormenta", lo mejor sería esperar hasta después del evento. 

Ya hubo una "supertormenta" en marzo de 1993 —un noreste que tiró nieve de Nueva Orleans a Canadá. Otra fue la tormenta de Halloween en 1991, después conocida como la Tormenta Perfecta—, la que, como Sandy, también creció por la convergencia de un ciclón extratropical y un huracán (que fue destruido en el proceso). Y existió la helada del ’78, en la Costa Este de 1996, y otros.

Sandy tomará su lugar en la historia, pero no lo sabremos hasta que todo termine. 

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a David Nolan.

Ahora ve
Siete de cada 10 mexicanos prefiere ver Stranger Things en español
No te pierdas
×