OPINIÓN: ¿Qué pasó con la influencia de los electores cristianos en EU?

Aparentemente, en las elecciones de este martes, el factor religioso no resultó decisivo a la hora de definir el voto
  • A+A-
Por: Dan Gilgoff
Autor: Dan Gilgoff | Otra fuente: 1
NULL

(CNN) — Para muchos líderes cristianos conservadores fue un escenario de pesadilla: Barack Obama, definitivamente reelecto; el matrimonio entre personas del mismo sexo aceptado por votantes en algunos estados, y candidatos antiaborto derrotados en estados tradicionalmene conservadores.

En muchos niveles, el resultado de la elección del martes parecía marcar un rechazo dramático de la agenda de los derechos cristianos, ocho años después de que el movimiento ayudara a que el presidente George W. Bush llegara a un segundo periodo y abriera una época de prohibiciones a nivel Estado en cuanto a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“Esta noche por primera vez se han aprobado los matrimonios del mismo sexo por votación popular en Maine y Maryland”, dijo Robert P. Jones, encuestador de Washington que se especializa en preguntas acerca de política y religión.

“La naturaleza histórica de estos resultados son difíciles de subestimar”, dijo Jones. “Dado el fuerte apoyo de los estadounidenses jóvenes por los matrimonios entre personas del mismo sexo, no es probable que este problema reaparezca como un tema de gran importancia nacional”.

Algunos líderes evangélicos conservadores secundaron esa línea de pensamiento. Albert Mohler, quien dirige el Seminario Teológico Bautista del Sur, dijo en Twitter que los votos por los matrimonios entre personas del mismo sexo sugieren que “somos testigos de un reajuste moral fundamental en el país”.

Treinta y ocho estados han prohibido los matrimonios del mismo sexo, principalmente a través de enmiendas constitucionales.

La victoria de Obama también provocó cuestionamientos acerca de la influencia de los derechos cristianos en el electorado.

Antes de las elecciones, muchos líderes evangélicos predijeron que la oposición de Obama, con su apoyo por los derechos del aborto, su apoyo personal de los matrimonios del mismo sexo y su visión de un gobierno como una fuerza para el bien, eliminarían las dudas que los evangélicos pudieran tener acerca del pasado liberal social de Romney y de su fe mormona.

“No hay evidencia en los patrones electorales de que la ‘evolución’ del presidente Obama sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo le haya costado algo”, dijo Mohler en otro tuit el martes por la noche.

También Obama se ganó por poco a los católicos, a pesar de que los obispos católicos estadounidenses pagaron una campaña rigurosa en contra del gobierno de Obama por el tema de la libertad religiosa. Los obispos alegaban que Obama estaba forzando a los católicos a violar sus propias enseñanzas al hacer que las compañías de seguros dieran cobertura gratuita anticonceptiva para prácticamente todos sus empleados.

John Green, experto en religión y política en la Universidad de Akron, dijo que el triunfo de Obama entre los católicos se debió en parte al testimonio de la creciente demografía latina.

“A lo mejor los católicos hispanos no estuvieron tan motivados por los argumentos del tipo de la libertad de religión como por los de inmigración y economía”, dijo.

A diferencia del 2004, cuando John Kerry —un exmonaguillo— perdió electores católicos, la campaña de Obama tuvo un fuerte programa de alcance religioso apuntado en su mayoría hacia los electores católicos y evangélicos. Los esfuerzos incluían videos de Obama y del vicepresidente Joe Biden, católico, hablando de su fe cristiana.

La derrota del martes de dos candidatos republicanos al senado que llegaron a los encabezados con sus declaraciones antiaborto, también hicieron que surgieran preguntas acerca del poder de los derechos cristianos.

En Missouri, Todd Akin, candidato al senado que en agosto se retractó de su comentario de “si es una violación legítima, el cuerpo femenino tiene formas de tratar de cerrar todo eso”, perdió contra la senadora Claire McCaskill, una demócrata.

La campaña de Akin se convirtió en una causa nacional para los activistas cristianos después de que el Partido Republicano abandonara al candidato y lo animara a renunciar por su declaración sobre el tema del aborto.

En Indiana, Richard Mourdock, candidato republicano al Senado, perdió su carrera contra el demócrata Joe Donelly después de que el mes pasado dijo que los embarazos resultado de una violación son “algo que Dios quiso que pasara”.

Los cristianos conservadores sí tuvieron algunas victorias el martes en la noche, incluyendo el ayudar a los republicanos a conservar el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y ayudarlos a elegir a Ted Cruz, su favorito, como senador de Texas.

Ralph Reed, líder del grupo conservador Faith and Freedom Coalition, planeó una conferencia de prensa este miércoles para dar a conocer información acerca de lo que él llamó la influencia duradera de los "valores de los electores".

“La evidencia preliminar es que se presentaron y votaron por Romney”, dijo Reed en un mensaje por correo electrónico el martes por la noche.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Dan Gilgoff.

Ahora ve