OPINIÓN: Un segundo período de Obama, ¿qué significa para EU?

La renovación del cargo significa cumplir las promesas que hizo a los votantes cruciales que le dieron una segunda oportunidad
  • A+A-
Por: /
| Otra fuente: CNN
(CNN) -

Nota del editor: Finalmente llegaron los resultados, y los colaboradores de CNN opinan al respecto.

Paul Begala: Obama supera las probabilidades

Por el momento es difícil encontrar la perspectiva adecuada sobre la reelección del presidente Barack Obama. Los estrategas políticos, como yo, se apoyan en la táctica: este anuncio funcionó, ese debate se disparó, el esfuerzo del estado por sacar adelante los votos falló. Esos análisis son inadecuados para la tarea.

La reelección de Obama fue mucho más difícil que su primera contienda histórica. Con una economía paralizada, una oposición firmemente contraria y fuerte, y el riesgo de relajar el entusiasmo entre sus verdaderos creyentes eran algunos de los obstáculos que parecían arrebatar el triunfo al presidente.

La economía hubiera sido suficiente para hundir a cualquier otro candidato. Pero Obama siempre ha superado los problemas.

El presidente mantuvo a su equipo unido y evitó un reto importante, el único trabajo para cualquier titular. Formó un equipo extraordinario, desde el alto comando en Chicago hasta las granjas de Iowa y las fábricas de Ohio. Su vicepresidente, divertido, tenaz y valiente fue una coalición acertada. Y también lo fue la primera dama que nunca se rebajó al nivel de los críticos  y nos sorprendió a todos los que intentamos criar buenos hijos en tiempos difíciles.

Los republicanos tienen mucho trabajo espiritual que hacer. Pero por ahora, déjenme felicitar a nuestro presidente y a su brillante equipo por una victoria muy peleada y que fue bien ganada.

Paul Begala, un estratega demócrata y colaborador de CNN, es consejero principal de Priorities USA Action, el PAC más grande a favor de la reelección del presidente Barack Obama. Begala fue un consultor político para la campaña de Bill Clinton en 1992 y fue consejero de Clinton en la Casa Blanca.

Rubén Navarrete Jr: Obama debería agradecerle a los latinos

Si el presidente Barack Obama quiere agradecer a un grupo de votantes por estar al frente – especialmente en los estados de cerrados como Colorado, Florida y Nevada – debería de decir “Muchas gracias”.

De acuerdo con las encuestas de salida, Obama ganó un impresionante 71% de los votos latinos. En muchos estados, el porcentaje fue más alto.

Romney no pudo seguirle el paso. La broma realizada en un evento de recaudación de fondos de la campaña sobre que debió haber nacido un latino para que tuviera un camino más fácil hacia la Casa Blanca, no fue suficiente para el candidato republicano.

Ahora los latinos tienen un marcador. Y los activistas latinos fueron rápidos para aclarar cómo querían ser remunerados. Ellos quieren que Obama haga lo que ni siquiera intentó hacer en su primer período: una reforma migratoria.

Eliseo Medina, líder sindical latino, fue directo al grano. “Mientras felicitamos al presidente Obama por su triunfo”, declaró Medina, “también le enviamos a él y al nuevo Congreso un mensaje: 'Esperamos que apruebe una reforma migratoria exhaustiva el próximo año. No queremos promesas, no queremos debates. Queremos acciones' ”.

Buena suerte con eso.

La presidencia no cambió de manos en esta elección. Ni tampoco hubo un cambio real sobre la reforma migratoria en todos estos años.

Los latinos necesitan mantener esa actitud y exigir por lo que han venido.

Rubén Navarrete es colaborador de CNN y un columnista sindicado nacional con el Grupo de Escritores del Washington Post. Síguelo en Twitter: @rubennavarrete

LZ Granderson: Romney,al final, no tuvo punto de apoyo

Algunos republicanos tratarán de resumir la reelección del presidente Barack Obama de este modo: la comunidad negra. Mitt Romney perdió porque todos ellos votaron por Obama. Lo escuché en 2008 y este año sucede lo mismo. Yo resumo la victoria de esta manera: Michigan, Massachusetts, y New Hampshire.

Así como Al Gore, que estaba desecho por no haber ganado en su ciudad natal de Tennessee, Romney perdió porque no ganó los tres estados con los que supuestamente estaba conectado. Ni siquiera donde nació y creció. O donde ha vivido y fue gobernador. Mucho menos el lugar donde inició su campaña.

Si hay algo que decir sobre el político es que no tiene ningún lugar al cual llamar hogar político, no sin una constitución de base. Y cuando piensas en eso, el que Romney haya sido derrotado de esta manera tiene todo el sentido del mundo. Con su posición cínicamente cambiante, él fue acusado de no tener ningún punto de apoyo, y perdió todos los estados en los que se suponía que tenía preferencia. Una molestia más a la herida, su compañero de campaña, Paul Ryan, tampoco ganó en su estado natal.

Los republicanos del tipo amargado son los que desafían a Obama con señas y calificativos raciales –pueden decir que Romney perdió gracias a los negros. Pero la verdad es, cuando los electores que te conocen mejor no te apoyan, no debería sorprendente que los extraños tampoco lo hagan.

LZ Granderson, quien escribe una columna semanal para CNN.com, fue nombrado periodista del año por la Asociación Nacional de Lesbianas y Gay y fue finalista del premio 2011 de Periodismo en línea gracias a sus comentarios. Es redactor y columnista de la revista ESPN The Magazine y para ESPN.com. Síguelo en Twitter: @locs_n_laughs.

María Cardona: Los republicanos deben poner atención a los latinos

Una vez más, Estados Unidos hace historia al reelegir al primer presidente afroamericano después de una tediosa campaña, por momentos un tanto desagradable. De ahora en adelante el debate será sobre lo que hizo mal Mitt Romney. Será un momento de introspección para mis amigos republicanos, quienes reflexionaran acerca de la dirección de su partido y de cómo le hablan a las mujeres, a los jóvenes y a las minorías. Especialmente a los latinos.

Muchas veces he escrito acerca del poder del voto latino y si sería decisivo en esta elección. La pregunta que siempre me hacen es: ¿Vendrán a votar? Lo hicieron. De hecho sospecho que la demografía latina será un tema central en las conversaciones republicanas.

No es que Romney no supiera el reto al que se enfrentaba, algunas personas muy inteligentes dentro de su propio partido dijeron que los republicanos y Romney necesitaban tomar un camino diferente en lo que a los latinos se refiere. Romney no mostró ningún interés en eso, y estuvo claro que había desechado el voto latino desde el principio. En cambio, ahora, será el momento y el lugar para emplear estos consejos de forma apropiada.

Los números no mienten. Tampoco la demografía. El país ha cambiado, y el partido republicano debería cambiar con él o se arriesga a estar en la minoría por su poca capacidad de aceptarlo.

Por su parte, Obama, necesitará trabajar con y a favor de la coalición de los latinos, las mujeres, los jóvenes y los afroamericanos que hicieron un frente común para él. Debe responder con los problemas que les interesan, que son de los que ha hablado a lo largo de su campaña y que serán una parte importante durante el segundo período.

También necesitará encontrar a los republicanos dispuestos e interesados en trabajar con él para resolver los problemas más grandes del país, entre ellos, la necesidad de una exhaustiva reforma migratoria. Este momento de reflexión necesaria para los republicanos y de atención de Obama para resolver el problema de inmigración puede ser la tormenta perfecta que se necesitaba para realmente hacer algo.

Maria Cardona es estratega demócrata, una de las principales del Dewey Square Group, exconsejera experta de Hillary Clinton y exdirectora de comunicaciones del Comité Nacional Demócrata.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a los autores.

Ahora ve