OPINIÓN: El 'exceso' de hombres, ¿representa un problema para China?

Le discriminación sexual y el aborto han provocado un problema que posiblemente alcance su punto máximo en 2020
Autor: Rob Brooks | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Rob Brooks es profesor de Evolución y director del Centro de Evolución e Investigación de Ecología en la Universidad de New South Wales en Sidney, Australia. Estudia la evolución del comportamiento sexual en humanos y en otros animales. Su primer libro, Sex, Genes & Rock ‘n’ Roll: How Evolution has Shaped the Modern World ganó recientemente el Premio Literario Queensland en la categoría de Escritura Científica.

Sidney (CNN) — A mediados del siglo XIX, dos inundaciones del Río Amarillo y la hambruna que le siguió, devastaron el noreste de China.

Los grupos ilegales, conocidos como Nien, atrajeron a muchos jóvenes con el fin de integrarlos a la milicia para causar caos dentro de las tropas y en la infraestructura del gobierno de Qing. Aunque la rebelión Nien y la Taiping eran las más grande en el sur y fueron vencidas a la larga, ambas lograron fracturar a la economía china y contribuyeron a la extinción de la dinastía Qing.

De acuerdo con Valerie Hudson y Andrea den Boer, científicas especializadas en política, el gran infanticidio femenino durante la hambruna significó que casi una cuarta parte de los jóvenes en la región eran “ramas desnudas” —una expresión china para definir el sector de hombres solteros en el país— lo que hacía improbable la idea de concebir. La rebelión Nien indica que fue impulsada por estos jóvenes sin compromiso que tenían muy pocos prospectos.

La historia de la rebelión Nien devela uno de los problemas más grandes con los que se enfrentará China en las siguientes décadas: el dramático exceso de hombres jóvenes.

Los antecedentes favorables hacia los varones, particularmente entre la mayoría Han, han resultado en una ola de infanticidio femenino y el descuido de las hijas en algunas partes de China. Pero en décadas recientes, el esparcimiento de ultrasonidos baratos (que permiten determinar el sexo en una etapa temprana o a mediados del embarazo) y el fácil acceso al aborto, gracias a la política implementada por el gobierno de tener un solo hijo por pareja, ha incrementado los casos de interrumpción del embarazo cuando se trata de un feto femenino.

Como resultado, aproximadamente 30 millones más de hombres que de mujeres, alcanzarán la edad adulta y buscarán pareja para el 2020.

La escala actual de discriminación sexual influye en la rebelión Nien y sus consecuencias pueden ser aún más catastróficas.

Los hombres jóvenes con pocas opciones de algún día empezar una familia, son un peligro para ellos mismos y para la sociedad. Por millones de años en la historia de la evolución, grandes poblaciones de mujeres y hombres no dejaron descendencia alguna. Sin embargo, todos los que están vivos hoy en día descienden de los ancestros que pudieron evadir ese destino. Nuestros antepasados masculinos pelearon fuertemente por mantener un nivel y por el respeto de sus compañeros, al ser los que ganaron la oportunidad de reproducirse.

Como resultado, los solteros son muy sensibles ante las circunstancias, y cuando las cifras de los que nunca encontrarán una pareja aumente, también lo hará la obsesión de encontrar a alguien. Los jóvenes piensan en su futuro y toman riesgos ridículos para poder mejorar a sus prospectos. También se han hecho más violentos y aumentan la probabilidad de ser desairados e insultados, iniciando más peleas, muchas veces por asuntos triviales. Estos son disparadores de la mayoría de los robos y asesinatos entre el género.

Son muchos los factores que contribuyen a la estadística de los hombres que nunca encontrarán una pareja. En primera, la desigualdad económica que deja al sector pobre sin poder atraer a una esposa. Cuando una sociedad permite a los hombres poderosos tener varias esposas, quedan muy pocas mujeres para que los de bajos recursos encuentren aunque sea una sola. Pero lo más terrible del caso es que los prejuicios acerca del sexo que llevaron al exceso de hombres provocarán una casi nula posibilidad de tener una familia.

Bajo cada uno de los escenarios, grandes cantidades de jóvenes compiten entre sí y elevan el porcentaje local de violencia, homicidios y actos fuera de la ley. Los estudios de Martin Daly y Margo Wilson muestran que la inequidad de ingresos causa una variación en la cantidad de delitos en diferentes escalas: desde los vecindarios de Chicago en estados Estadounidenses hasta las provincias canadienses.

A través de la historia, la existencia en exceso de "ramas desnudas" anuncian tiempos intensos de coacción. La frontera estadounidense ganó la reputación del "Salvaje Oeste" por la carencia de leyes y porque los pueblos estaban inundados de hombres. Por otro lado, las mujeres que buscan matrimonio son cada vez más escasas. En The Chivalrous Society, el historiador Georges Duby argumenta que la expansión europea, desde las cruzadas al colonialismo, fue alimentado por jóvenes solteros ambiciosos y agresivos enfocados a reproducirse con mujeres pobres en otras fases de sus vidas.

China ya siente los efectos de las "ramas desnudas". La economista Lena Edlund estima que cada aumento del 1% tiene como resultado un crecimiento del 6% en los crímenes de género. Además, la población de China con más prejuicios sobre el sexo experimenta otros malestares, todos ligados a la presencia desmesurada de hombres jóvenes. Las apuestas, el abuso del alcohol y drogas, secuestros y tráfico de mujeres se desarrollan estrepitosamente en el país.

El problema se complementará con el incremento de la desigualdad económica. La inequidad ha aumentado de menos de 0.3%, que se había registrado hace 25 años,  a casi 0.5% actualmente. En la escala de Gini, el cero representa el equilibrio perfecto mientras que el uno es igual a una disparidad total.

No es necesario exagerar, pero China tiene la urgente necesidad de imitar a Corea del Sur al eliminar el aborto y la negligencia por discriminación sexual.

Es igual de importante encontrar soluciones a gran escala a los problemas sin precedente que causarán los grupos de las "ramas desnudas" para las próximas décadas. Esos millones de jóvenes afectados no solo presentarán un problema para ellos mismos, sino para los que viven junto con ellos. Y, como lo han discutido Hudson y den Boer, las "ramas vacías" son mejores para controlar la agitación política, el fundamentalismo y posiblemente el terrorismo.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Rob Brooks.

Ahora ve
No te pierdas