OPINIÓN: Twitter, un imán de pontífices, políticos y celebridades

La red social pasó de ser una simple aplicación para 'nerds' a una herramienta de la comunicación a nivel global
  • A+A-
Autor: Nilay Patel | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Nilay Patel es editor de The Verge, un sitio web sobre tecnología, ciencia, arte y cultura. Síguelo en Twitter: @reckless.

(CNN) – Como reportero de tecnología, mi trabajo es monitorear tendencias mientras están en desarrollo; ir un paso a adelante. Quiero pensar que hago bien mi trabajo, pero siempre tendré un graciosísimo punto negro en mi currículum:

Mi primer tweet

"Creo que ya superé Twitter", escribí el 5 de abril de 2007. En ese momento, Twitter era un nuevo servicio al que me había suscrito con suficiente antelación como para tener un nombre genial. Francamente no pensé mucho en ello, ya que parecía una simple actualización de estatus como sucedía en los mensajes instantáneos con los que me comuniqué con mis amigos durante años.

Realmente estaba equivocado.

Twitter pasó de ser un canal para los nerds de la tecnología a una herramienta para el mundo entero.

Está en todos lados al mismo tiempo y disponible a nivel mundial: una plataforma de transmisión pública, un servicio de mensajería privada, una manera de compartir fotos, una sesión de terapia entrada la noche, un amigo para el periodista. Esperamos que la gente sea lo más honesta en Twitter y que esa sinceridad sea el motor de la controversia.

Los ejecutivos de televisión dicen que Twitter ha revivido la transmisión en vivo, tras varios años de descenso frente al DVR. Ahora "observamos socialmente", es decir, todos queremos tuitear sobre los programas que vemos.

Las celebridades usan Twitter para hablar con sus fans sin intermediarios como los medios o los publicistas, y sus cuentas son tan valiosas que pueden ganar miles de dólares con cada tuit. Todos los periodistas que conozco dicen que esta red social ha redefinido la manera en la que se forman y comparten las noticias. Las historias están al alcance de tu timeline, no en la tele o en el periódico.

Tengo una amiga que tiene programado su celular para recibir un mensaje de texto cada vez que Britney Spears tuitea. Mi amiga me preocupa, pero no tanto como ella se preocupa por Britney.

Dado que Twitter es el espacio donde está la gente, los políticos y los líderes mundiales quieren estar ahí. El Papa acaba de abrir una cuenta personal y su primer tuit fue este 12 de diciembre.

Los senadores y representantes de los partidos políticos usan Twitter desde hace mucho tiempo para hablar con sus simpatizantes en una plataforma sin filtros; algunas veces hay resultados desastrosos, como el caso de Anthony Weiner, quien accidentalmente publicó un mensaje privado.

El presidente Obama usó Twitter en su campaña y la última vez fue para apoyar sus políticas fiscales. Durante la contienda, la herramienta resaltó la significativa ventaja tecnológica del representante demócrata sobre Mitt Romney. Pero aparentemente, el presidente usa la red para anunciar que él sabe que Twitter existe, pues sus publicaciones no han sido muy sustanciosas. 

Sabremos que Twitter se ha convertido en un instrumento verdaderamente político cuando el presidente lo use para difundir sustancia, no solo para establecer que conoce el medio. 

Regularmente se desarrollan dramas interesantes en Twitter. El año pasado, el grupo terrorista Al-Shabaab ganó notoriedad por abrir una cuenta. Recientemente, las cuentas de las Fuerzas de Defensa de Israel y Hamas empezaron una guerra tuitera mientras ocurría el conflicto en el terreno. La tragedia humana se convirtió en un teatro cibernético.

El episodio fue discutido en el Congreso estadounidense y siete republicanos de la Cámara de representantes pidieron al FBI cerrar la cuenta de Hamas.

“Permitir que organizaciones terroristas como Hamas operen en Twitter es animar al enemigo”, dijo el republicano Ted Poe, representante de Texas.

“El FBI y Twitter deben de reconocer, tarde o temprano, que las redes sociales son una herramienta para los terroristas”, añadió.

De hecho, el Congreso no puede decir a Twitter qué hacer gracias a la Primera Enmienda, pero la compañía se enfrentará a varias investigaciones conforme aumenten sus usuarios, y por el nivel de control que puede ejercer sobre la libertad de expresión en una plataforma privada.

Twitter se enfrenta a otros retos para los próximos años.

La compañía puede ser una parte central de la conversación en internet, pero aún tiene que ver cómo ganar dinero. Esa lucha ha llevado a la red a ejercer más y más control en sus servicios, mientras se transforma lentamente de una plataforma a una compañía de medios.

Pero los controles han enojado a la comunidad de los desarrolladores y a los usuarios que literalmente hicieron lo que Twitter es hoy en día.

La @-respuesta, el hashtag e incluso esa acción manual de "desliza para actualizar",  todo es parte de sus usuarios, y Twitter se arriesga a perder innovaciones similares si impone su visión.

Y no lo dudes, las acciones contra Twitter son reales. Desarrolladores rechazados y los primeros usuarios se han mudado al servicio alternativo App.net, como muestra de su enojo ante las nuevas políticas.

¿Cuál es la desventaja? Para poder ganar dinero, App.net cobra una cuota de suscripción y no garantiza esa libertad que te brinda Twitter.

Ese sentido de anarquía, apertura y caos es lo que hace importante a Twitter, como si se tratara de la capital de un país, una habitación universitaria o una conferencia internacional, todo en uno. 

El reto para todos nosotros es descubrir cómo convertir esa herramienta en algo más que solo ruido, y la meta de Twitter es descubrir cómo ganar dinero sin enfriar esa vibrante expresión que la hace tan atractiva.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Nilay Patel

Ahora ve