OPINIÓN: La clave para mejorar el modelo educativo según Bill Gates

Los profesores y estudiantes necesitan un sistema de retroalimentación efectivo para construir un método de buena enseñanza
  • A+A-
Autor: Bill Gates | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Bill Gates es copresidente de la Fundación Bill & Melinda Gates.

(CNN) — Hoy publiqué mi carta anual. Cada año, reflexiono sobre lo que aprendí en la fundación, a través de nuestros viajes y trabajo, y en cómo eso definirá mi pensamiento en los próximos meses. Este año, mi carta se centra en lo importante que es establecer metas claras y medir los avances con el fin de alcanzar las prioridades de la fundación, tanto aquí, en casa, como en todo el mundo.

Establecer un objetivo claro permite saber hacia dónde se está yendo, elegir los procedimientos que tendrán mayor impacto en la meta final, utilizar esa información para comprender qué está funcionando y qué no, y adaptar la estrategia si es necesario. Uno de los más claros ejemplos del poder de la medición fue el trabajo de nuestros socios para apoyar a grandes profesores.

Durante los últimos años, la misión para comprender la buena enseñanza ha estado en el centro del debate público sobre cómo mejorar la educación en Estados Unidos. Pero para los 3 millones de profesores del país y los 50 millones de niños estudiantes, la buena enseñanza no es una cuestión de política abstracta, sino una oportunidad de recibir retroalimentación sobre las habilidades y técnicas que pueden ayudarles a sobresalir en sus carreras.

Para los estudiantes es una mejor oportunidad de graduarse de la preparatoria, listos para ser exitosos en la vida.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de la buena enseñanza? En mi experiencia, la gran mayoría de los profesores casi no reciben una crítica constructiva sobre cómo mejorar.

Estos es porque durante décadas las escuelas han carecido de los instrumentos necesarios de medición para impulsar un cambio significativo. Los maestros han trabajado de forma aislada y se les ha pedido mejorar con poca o nula retroalimentación, aunque las escuelas se han esforzado en crear sistemas para proporcionar una crítica que sea congruente, justa y fiable.

Por eso, la Fundación Gates apoya las Medidas para una Enseñanza Eficaz (MET, por sus siglas en inglés), proyecto que es una extraordinaria colaboración de tres años entre decenas de investigadores y casi 3,000 profesores voluntarios de siete distritos de enseñanza pública estadounidense quienes abrieron sus aulas para que pudiéramos estudiar la forma en que medimos y damos retroalimentación sobre la buena enseñanza.

A principios de mes, el proyecto MET publicó los resultados finales. El informe confirmó que es posible desarrollar medidas fiables que identifiquen la buena enseñanza.

También indicó que utilizar diversas medidas para comprender el desempeño de un profesor —incluyendo observaciones en el aula, encuestas a los pupilos y el desarrollo del rendimiento estudiantil— proporciona una imagen más completa y fiable de sus fortalezas y áreas de mejora, en comparación a cualquier otra prueba por sí sola.

Algunos críticos dicen que un sistema sólido de evaluación es demasiado costoso. La fundación y otros han calculado que el implementar un sistema de retroalimentación y evaluación basado en múltiples mediciones del desempeño podría costar entre 1.5 % y 2 % del presupuesto general destinado a la remuneración y beneficios de profesores

Pero dicha inversión sería pequeña en comparación con lo que actualmente se gasta en el desarrollo profesional que, con frecuencia, deja escasos resultados.

Y si las lecciones aprendidas para abordar desafíos igualmente complejos en otros sectores sirven como guía, invertir en un sistema fiable para medir y apoyar la enseñanza eficaz traerá consigo buenos dividendos.

El saber identificar y medir la buena enseñanza es un gran paso hacia una mejor retroalimentación, apoyo para los maestros y la construcción de un mejor sistema educativo para todos nuestros hijos, pero es solamente un paso.

El reto ahora es utilizar esta información para dar a los maestros las herramientas, los recursos y el apoyo que necesitan para hacer su mejor trabajo.

En la medida en que las escuelas sean mejor equipadas para prestar apoyo a constructivo y personalizado, los profesores tendrán mayores facultades para ser estudiantes de su propia enseñanza. Vale la pena la inversión para crear ese tipo de ambiente –el cual apoya el crecimiento profesional de los profesores y prepara mejor a los estudiantes para la vida después de la preparatoria.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Bill Gates.

Ahora ve