OPINIÓN: La historia del cardenal Ratzinger y Benedicto XVI con México

Para el autor, Joseph Ratzinger se apegó a los criterios de la CEM en cuanto a la postura de no reconocer los casos de abusos sexuales
papa
papa-mexico-benedicto  papa
Autor: Elio Masferrer Kan | Otra fuente: 1

Nota del editor: Elio Masferrer Kan es profesor investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y ha colaborado con instituciones especializadas de la Organización de Estados Americanos (OEA). Además, es autor del libro Pluralidad religiosa en México. Cifras y proyecciones.

(CNNMéxico) —  El proceso, o incluso la llamaría campaña, de Joseph Ratizinger para ser papa incluyó a México.

Tres meses antes de la muerte de Juan Pablo II —ocurrida el 2 de abril de 2005—, envió un recado que sorprendió a José Barba y los demás denunciantes en México del padre Marcial Maciel, entonces líder de los Legionarios de Cristo: ¿Están interesados en continuar la causa canónica —es una especie de denuncia penal en términos del derecho canónico o de las leyes de la Iglesia católica—?, me contó Barba.

Todavía agonizando Juan Pablo II, Ratzinger envió a México al cardenal Charles Scicluna para elaborar el expediente sobre las denuncias. Me contaron los exlegionarios que les pidió que por favor ya no añadieran más casos, pues tardaría mucho en hacer el informe y además, debía continuar su viaje a los Estados Unidos, donde recibiría más información. Los casos, me dijeron, no solo involucraban a Maciel, sino también a otros integrantes de esa congregación.

ESPECIAL: En espera del cónclave

Meses antes, el cardenal Raztzinger se había cuidado de no asistir al homenaje que le hicieran en Roma a Marcial Maciel por sus 60 años como sacerdote —el martes 30 de noviembre de 2004 y sobre el cual se pronunció el entonces papa Juan Pablo II—.

Su comportamiento distaba mucho del registrado en momentos previos, como cuando el Obispo de Coatzacoalcos, Veracruz, Carlos Talavera le llevó avances de las denuncias contra el fundador de los Legionarios de Cristo. "No puedo hacer nada pues gozan de la mayor estima de Su Santidad —Juan Pablo II—", se disculpó Ratzinger, según testimonios expresados públicamente y de manera reiterada por el exsacerdote Alberto Athié.

Parte de lo que yo considero la campaña de Ratzinger para ser Papa era que sería duro con los pederastas y que pondría orden en la Curia Romana, que desde mi punto de vista estaba muy descuidada por Juan Pablo II, dedicado a sus viajes por el mundo.

Ya disminuidos los sectores cercanos a la Teología de la Liberación, Ratzinger trataría de centrarse en un pontificado breve para limpiar la casa y preparar una gestión neoconservadora, sin mayores obstáculos. Aunque me parece que Benedicto XVI se dio cuenta muy pronto que no sería sencillo.

Tengo la hipótesis de que en el Cónclave del que resultó electo, Ratzinger se dirigó a los sectores conservadores del mismo, hartos de la corrupción de la Curia Romana y muy preocupados por el ocultamiento de los pederastas, conscientes de que ello representaba una pérdida impresionante del capital simbólico de la Iglesia y consideraban que era mejor asumirlo que seguir ocultándolo. Con este programa, desde mi punto de vista, fue elegido como el sucesor de Juan Pablo II.

Me parecía evidente que el grupo de poder de la Curia le impondría a su Secretario de Estado: Tarsicio Bertone, quien visitó México para el VI Encuentro Mundial de las Familias pasó unos días, del 12 al 18 de enero de 2009, entre Cancún, la Prelatura a cargo de la Legión de Cristo y en la Arquidiócesis de Mérida, Yucatán. El viaje por tierra de Cancún a Mérida, lo hizo acompañado de un grupo de jóvenes diáconos. Desde mi punto de vista, ese viaje fue una señal de respaldo a la congregación.

Otro aspecto interesante de la relación de Benedicto XVI fue su viaje a México, exactamente antes del inicio de las campañas electorales de 2012.

En dicha visita, si bien los cuatro candidatos presidenciales acudieron a la misa ofrecida por Benedicto XVI en el Parque Guanajuato Bicentenario, me parece que resultaba claro identificar el interés en dicha visita por parte del Partido Acción Nacional (PAN) —entonces partido gobernante—, teniendo en cuenta que el papa solo visitó un bastión histórico de ese partido: Guanajuato, un estado predominantemente católico.

Aunque también tenía interés el PRI, personalizado en su entonces candidato y ahora presidente, Enrique Peña Nieto, quien de alguna manera buscaba capitalizar el apoyo a la reforma constitucional que buscaba otorgar libertad religiosa, un postulado significativo para el grupo neoconservador de la Iglesia católica en México, al igual que las 18 reformas constitucionales de los estados prohibiendo el aborto.

OPINIÓN: Las razones de su visita a México, por Elio Masferrer

Complicó la visita la negativa a recibir a las víctimas de los abusos sexuales de sacerdotes, a diferencia de lo que Benedicto XVI sí había realizado en otros países. Para quienes conocemos la dinámica de las visitas papales, concluimos que esta decisión estuvo a cargo de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), pues resultaría complicado que Su Santidad recibiera personas que no fueran avaladas por la Conferencia anfitriona.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En definitiva, me parece que la actitud de Benedicto en México fue plegarse a los criterios de quienes estaban interesados en determinados apoyos políticos, no presionar al episcopado local —José Francisco Robles, titular de la CEM, dijo a CNNMéxico que Benedicto XVI actuó a fondo en temas cruciales, como los de abusos, al grado que "nombró una comisión y están emanos de esta el tratamiento de este tema"— en materia del reconocimiento de casos de abusos sexuales —Charles Scicluna, exfiscal del Vaticano, ha dicho que fue Benedicto XVI quien más abordó el caso Maciel—, y previamente, considero que su secretario de Estado, Tarcisio Bertone, no tuvo inconveniente en respaldar, aunque fuera de manera simbólica, a la Legión de Cristo.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Elio Masferrer Kan.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×