OPINIÓN: Para Marco Rubio, Siria debe recibir el apoyo de Estados Unidos

El senador advierte que si el país tuviera una participación más activa podría ser visto como un aliado en Medio Oriente
El conflicto en Siria
Marco Rubio, especial para CNN
Autor: Marco Rubio, especial para CNN | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Marco Rubio representa al estado de Florida en el Senado estadounidense. Es republicano y miembro del Comité de Relaciones Exteriores y del Comité Selecto de Inteligencia del Senado. Puedes seguirlo en su cuenta de twitter: @marcorubio

(CNN)  Conforme la crisis en Siria entra en su tercer año y la cifra de muertos rebasa los 70,000, los valores e intereses de Estados Unidos están cada vez en mayor riesgo de que otros actores llenen los vacíos que ha dejado nuestra inacción. Vi esto en persona durante un viaje que hice recientemente a Medio Oriente en el que me reuní con jordanos, sirios e israelíes preocupados por las consecuencias de una brutal guerra civil.

En Jordania, el gobierno y las agencias de asistencia internacional buscan la forma de manejar a los 400,000 refugiados que huyen de los combates, muchos de los cuales son mujeres y niños. Mientras tanto, nuestros aliados en Israel están cada vez más preocupados por un aterrador escenario en el que las armas químicas y antiaéreas caen en manos de grupos terroristas como Hezbolá o de grupos islamistas relacionados con Al Qaeda.

En abril de 2011, cuando apenas había habido unos cientos de muertos, exhorté al presidente Barack Obama a que apoyara al pueblo sirio en su búsqueda por la libertad y para poner fin al régimen del presidente Bachar al Asad.

Propuse una serie de medidas para aislar inmediatamente a al Asad, como la aplicación de duras sanciones económicas y la interrupción de las relaciones diplomáticas.

Desafortunadamente, este y otros llamados similares hechos por demócratas y republicanos fueron ignorados en ese momento, aunque el gobierno los implementó meses más tarde, lenta, vacilante e ineficazmente.

Ahora, en Siria hay dos conflictos.

Uno es la lucha por derrocar a al Asad. El segundo es la lucha que ha surgido por controlar a Siria después de al Asad. Esta última lucha pondrá a los grupos más moderados de la oposición en contra de los islamistas sunitas. Necesitamos asegurarnos de que las partes responsables ganen esta batalla y que Siria deje de ser aliada de Irán y base del terrorismo desestabilizador.

Estados Unidos no debe dar la espalda al pueblo sirio. Nuestros intereses se beneficiarán de la rápida solución al conflicto y del reitro de al Asad del poder.

¿Cómo sería una estrategia exitosa para Siria?

Primero, no podemos esperar que los próximos gobernantes de Siria respeten nuestros intereses y deseos si no estamos dispuestos a ayudarlos en su lucha. Aunque los reportes recientes indican que los rebeldes cada vez tienen más armamento, lo que necesitan ahora son municiones.

Deberíamos hacer todo lo posible por proporcionar a los elementos moderados de la oposición las municiones, el apoyo de inteligencia, el entrenamiento y el equipo que necesitan para apresurar la caída de al Asad.

Mientras a algunas personas les preocupa que la oposición siria esté compuesta enteramente por radicales antiestadounidenses, en realidad las fuerzas islamistas siguen siendo minoría. La prolongada inacción, no obstante, solo empoderará a estos elementos de la oposición.

Así, necesitamos trabajar más de cerca con grupos como el Consejo de la Oposición de Siria (COS). El COS ha logrado grandes avances al unificar a los elementos más racionales de la oposición y al tratar de incluir a las minorías sirias, pero ha sufrido por el lento y tibio apoyo de Washington.

El gobierno de Obama debería respaldar sus esfuerzos por formar un gobierno de transición que pueda empezar a gobernar lo más pronto posible en las regiones de Siria que están bajo el control de los rebeldes y terminar así con las dudas sobre nuestro apoyo.

La asistencia no letal adicional para el COS y para los grupos armados de la oposición que anunció el secretario de Estado, John Kerry, es un paso positivo, pero es necesario hacer mucho más.

Así como gracias al apoyo aéreo de finales de la década de 1940 se creó una generación de alemanes que recordaron que Estados Unidos los apoyó cuando lo necesitaron, los niños sirios que actualmente sufren en los campos de refugiados deberían entender que tanto el gobierno como el pueblo estadounidense están interesados en su situación y quieren ayudarlos.

Aunque la mayor parte de la ayuda no puede rastrearse hasta nosotros, EU ha provisto de cientos de millones de dólares en ayuda humanitaria y asistencia desde que el conflicto empezó.

Sin embargo, en los campamentos fuera de Siria, las agencias de asistencia internacional que a menudo reciben financiamiento principalmente de Estados Unidos no han mostrado la fuente de sus fondos a los refugiados que albergan.

De igual forma, y por cuestiones de seguridad, el gobierno no ha actuado rápidamente para hacer notar al pueblo sirio el origen de la ayuda que llega al interior de su país.

Incluso si estas cuestiones de seguridad están justificadas, hay formas de trabajar con los grupos de asistencia y los líderes locales para usar las redes sociales con el fin de informar sobre la acción de la asistencia humanitaria de Estados Unidos.

También deberíamos estar más dispuestos a depender no solo de las organizaciones internacionales no gubernamentales y las agencias, sino también de los grupos moderados a los que queremos fortalecer como un conducto de la asistencia y ayudarles a legitimarse ante el pueblo sirio.

Necesitamos un liderazgo estadounidense decidido a evitar que la situación en Siria empeore.

Como me dijo recientemente un personaje de la oposición siria, mientras "Estados Unidos siga ausente", la crisis solo se prolongará. Esto podría tener como resultado un Estado fallido en el que florezcan los radicales islámicos y los agentes iraníes que tienen poco interés en implementar un orden liberal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por el bien de nuestros intereses de seguridad y de la seguridad de nuestros aliados, podemos y debemos hacer más para no llegar a eso.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Marco Rubio.

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×