OPINIÓN: El hombre, ¿es bueno o malo por naturaleza?

Los hechos registrados en Boston nos hacen pensar en que a pesar de la maldad, el ser humano siempre sale airoso
boston_vigilia  (Foto: Reuters)
Autor: Will Cain | Otra fuente: 1

Nota del editor: Will Cain es analista para el sitio The Blaze y colaborador de CNN.

(CNN) —  Tres cadáveres, entre 20 y 30 extremidades mutiladas y más de 180 lesionados pueden obligarnos a volver a hacernos esa pregunta ancestral: ¿Cuál es la naturaleza del hombre? ¿Es bueno o malo por naturaleza? Los atentados en el maratón de Boston nos han puesto una vez más ante el dilema de Locke contra Hobbes.

Las imágenes como esta nos tientan a adoptar el punto de vista pesimista de Hobbes acerca del hombre.

Pero es un error. Eventos como este, o mejor dicho, los responsables, no nos definen.

El actor Patton Oswalt publicó un comentario en Facebook —que estoy seguro que ya llegó a tu pantalla— y lo expresó perfectamente: "Ya sea una o cien personas, esa cantidad no representa ni siquiera una fracción de una fracción de una fracción de un porcentaje de la población de este planeta".

Prosiguió: "La gran mayoría desafía a esa oscuridad y, como si se tratara de glóbulos blancos atacando a un virus, diluyen, debilitan y finalmente eliminan a los que hacen el mal y, más importante aún, al daño que ocasionan. Esto va más allá de la religión, el credo o la nación a la que pertenecen. No estaríamos aquí si la humanidad fuera mala por naturaleza. Ya nos habríamos devorado vivos hace mucho tiempo".

Hay más: "Así, cuando detectes violencia, prejuicios, intolerancia, miedo o simple misoginia, odio o ignorancia, mírala a los ojos y piensa que los buenos los superamos en número y siempre será así".

Exactamente. Al menos eso creo.

¿Qué hay de ti? ¿Qué piensas? ¿El hombre es bueno o malo por naturaleza? Es una pregunta ciertamente muy simplificada. Sin embargo, tu respuesta indicará lo que harás después.

Carlos Arredondo está siendo aclamado como el héroe con sombrero de vaquero. Lo es. A pesar de que las explosiones aún retumbaban en sus oídos, Arredondo se sumergió en la 'carnicería' y empezó a ayudar a las víctimas. Es extraordinario. Pienso que él dice más acerca de nosotros que quienquiera que haya arrojado la olla de presión en el maratón del lunes.

Sin embargo, no dejo de pensar en Jeff Bauman. Bauman es el hombre que estaba de pie en la calle Boylston observando a su novia mientras esta corría el maratón de Boston. Bauman es el hombre que en un momento estaba de pie con la invencibilidad de la juventud y dos piernas. Al instante siguiente, yacía sin piernas.

Él es el hombre con quien Arredondo permaneció hasta que lo subieron a la ambulancia. Hay algo acerca de esos dos hombres, algo acerca de este momento que nos define.

Sí, es el heroísmo de Arredondo, pero también es la mirada de Bauman. Literalmente es tres cuartas partes de la persona que era minutos antes. Sin embargo, él ve hacia el futuro con serenidad.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Will Cain.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×