OPINIÓN: Y tú, ¿de qué forma sacas provecho de eso con lo que sueñas?

¿Cuántas personas aprovechan lo que imaginan cuando duermen? Los artistas y científicos sí lo han puesto a prueba
dormir
sueños-dormir  dormir
Alberto Dallal
Autor: Alberto Dallal | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Alberto Dallal es crítico literario, de teatro y danza. Coordina la revista electrónica Imágenes del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

(QUO) — Se despertó con la sensación de haber estado en un paraje extraño, lleno de luces y sombras. Los elementos del sueño, amenazantes, improvisaban en su cabeza cierta zona de curiosa y palpable información.

A lo largo del día se fueron aclarando regiones enteras del sueño, se hicieron consistentes los límites del camino y avistó imponentes edificios grises: adquirió consistencia la ciudad de sus sueños. Se trataba de una arquitectura radiante.

En Quo encontrarás conocimiento que transforma tu vida

Aunque disfrazados, procreamos pensamientos durante el sueño. Pensamos dormidos. Los temas e imágenes, naturalmente, son elementos de nuestras faenas, la familia, los amigos y compañeros del trabajo, sensaciones y luces y sombras relativas a nuestra vida cotidiana.

¿Cuántas personas aprovechan los elementos de sus sueños? ¿Cuántos vamos poniendo en orden, enumerando, aclarando durante la vigilia aun las más complicadas y oscuras y sinuosas situaciones?

Debemos aprender a usar estos juegos de imágenes. Lo hacen los artistas: pintores que trasladan al lienzo tenebrosas o luminosas sensaciones que en el cuadro se hacen nubes o espirales; sonidos: el compositor que tuvo durante la noche ciertas percepciones sonoras, secretas e inaudibles para el común de los mortales; palabras y frases que afloraron en el cerebro de alguien que, al despertar, se puso a escribir una carta, un relato, la memoria escrita de una pesadilla o un juego apacible de palabras preconcebidas o no dichas, entonadas, rítmicas.

Hay historiadores y mentes científicas que se autoproponen sus temas de análisis de la misma manera. Son los puntos y espacios de una “entrada en material” sobre un acontecimiento ocurrido hace siglos, en este o en cualquier otro país o continente. O bien es el punto de partida para establecer el recorrido que realizó una tribu de semihumanos a los que calificamos de antepasados: razas y sectas de las que vamos describiendo sus marchas, sus objetivos, sus costumbres de reproducción y sus erecciones urbanas.

LEER: Un mapa del cerebro busca revelar los misterios de la mente

En el cerebro de los seres humanos sobrevienen, durante la noche, elementos, embriones de pensamientos, luces y sombras que se van haciendo claras, nítidas, explicables y hasta reveladoras a lo largo de organizadas investigaciones, "puestas en orden", exploraciones o nuevas "ensoñaciones". Estupenda capacidad que poseemos aun sin saberlo, sin someter (todavía) nuestras cualidades y características a juicio.

Aprende a redactar tus sueños cada mañana. Haz una relación de los hechos, aun vagos, que "viviste" durante el ¿descanso? nocturno. Revisa tu texto durante el día. Concéntrate: las energías de nuestros pensamientos jamás terminan.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Alberto Dallal.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de marzo de 2013 de la revista QUO, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y siete sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×