OPINIÓN: Paul Ryan, ¿'coquetea' con los hispanos pensando en el 2016?

Los esfuerzos del asambleísta ponen de relieve el interés que tienen los republicanos en acercarse a los latinos
Paul Ryan  (Foto: Reuters)
Ruben Navarrette
Autor: Ruben Navarrette | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del Editor: Ruben Navarrette es colaborador de CNN y columnista que vende sus escritos a diversas publicaciones nacionales con el Grupo de Escritores del Washington Post. Síguelo en su cuenta de Twitter: @rubennavarrette

(CNN) — Apuesto a que Paul Ryan no contrata mariachis con frecuencia para que le canten serenata.

Sin embargo, esta semana fue todo menos típica para el congresista republicano de Wisconsin.

Ryan viajó a Chicago —y cruzó fronteras partidistas— para presentarse al lado del asambleísta demócrata Luis Gutiérrez, de Illinois, quien probablemente es el más expresivo impulsor de la reforma inmigratoria.

Ambos hombres hicieron una presentación conjunta en el City Club de Chicago, en donde —a pesar de ser la más demócrata de las ciudades demócratas— el público que favorece a las empresas probablemente también favorece muchas de las políticas económicas de Ryan.

Previamente, los dos legisladores visitaron un vecindario hispano para reunirse con activistas, miembros del clero y defensores de los inmigrantes. Allí, los recibieron los mariachis. Entre la multitud, un hombre sostenía notoriamente una pancarta en la que se veía la foto de Ryan y las palabras: "Gracias, Ryan".

Para los defensores de la reforma inmigratoria, hay mucho por qué estar agradecidos actualmente. En una época en la que muchos de los republicanos en el Congreso demuestran escepticismo ante la propuesta del Senado, que combina seguridad fronteriza con un programa de trabajadores invitados y un estatus legal para los indocumentados, Ryan está reafirmando su apoyo. Piensa que el sistema actual está fallando. Dijo a la multitud que lo que se está haciendo ahora es malo para la seguridad nacional, malo para los negocios, malo para las comunidades y malo para las familias.

Está en lo correcto, congresista. En todos los aspectos.

Durante la visita, Ryan dijo a la prensa: "Diría que por el bien de nuestra seguridad nacional, necesitamos modernizar nuestras leyes inmigratorias, ni siquiera sabemos cómo rastrear a las personas que exceden la estancia que permiten sus visas. Necesitamos un sistema de inmigración moderno que nos ayude no solo a proteger nuestra frontera, sino a proteger la seguridad nacional en todos los aspectos. Así que yo diría que este es el argumento para modernizar nuestras leyes de inmigración. Las necesitamos para la seguridad nacional y para nuestra economía".

Cuando Ryan, presidente del Comité para el Presupuesto de la Cámara de Representantes, habla sobre economía, camina sobre terreno conocido.

"Si observan detenidamente, los inmigrantes hacen muchas contribuciones a la sociedad… se produce un crecimiento económico más rápido, lo que significa mayores ingresos para el gobierno federal", dijo. "Así que si ven este tema en su totalidad, la inmigración es un factor positivo de contribución a la economía".

El congresista también sabe cómo tratar el tema de la inmigración. Gutiérrez le recordó a la multitud que en 2005, Ryan fue uno de los impulsores de una propuesta de reforma inmigratoria en la Asamblea que a final de cuentas fue rechazada. Ha dicho que está especialmente preocupado porque los patrones, entre ellos la clase de agricultores y rancheros que radican en su estado, tengan acceso a la mano de obra que necesitan para sus labores.

De hecho, durante la última década, Ryan ha apoyado o propuesto lo que el grupo antiinmigrante, NUMBERS USA, calificó desdeñosamente como "varias amnistías para dar una vía a la ciudadanía a los extranjeros ilegales". Esa es una de las razones por las que el grupo —que propugna tanto por acabar con la inmigración ilegal como por la drástica reducción de la inmigración legal, para volver a los niveles que se registraron antes de 1965— calificaron con un "7" la trayectoria de Ryan en el Congreso. Con esa calificación se ubica dentro del 10% inferior de todos los miembros republicanos actuales del Congreso, de acuerdo con el director ejecutivo del grupo, Roy Beck. Además, por el contrario, eso lo ubica en el 10% superior para la mayoría de los latinos. Como verán, el no ser popular entre los grupos que atraen a tantos "localistas" antilatinos solo ayuda a incrementar su popularidad.

El candidato republicano a la vicepresidencia en 2012 está casi seguro de que se postulará para el máximo puesto en 2016 en una competencia que podría estar muy poblada. Otras personas que podrían contender por la nominación republicana a la presidencia son el senador Marco Rubio, de Florida; el senador Ted Cruz, de Texas; el gobernador de Ohio, John Kasich; el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el exgobernador de Florida, Jeb Bush.

Con esa clase de alineación, se puede esperar que la inmigración sea uno de los temas más importantes en las primarias republicanas. Rubio es el vocero de facto de la propuesta de reforma inmigratoria integral que redactó el 'grupo de los ocho' en el Senado. Parece que últimamente, Jeb Bush ha abarcado cada postura imaginable respecto de una vía a la ciudadanía para los inmigrantes ilegales.

Ryan necesita organizarse. ¿El viaje a Chicago de esta semana fue el inicio de su labor por llegar a los hispanos con miras a 2016? Si es así, ¿funcionará?

Podría funcionar, si le da seguimiento con otras visitas, más discursos y atención constante a las inquietudes de los latinos. Es un principio. Si Ryan habla menos y escucha más, destacará entre los demás políticos y podría dar a los votantes latinos la impresión de que es una persona cuyos intereses en ciertos temas coinciden con los suyos.

El Partido Republicano está reflexionando mucho últimamente para tratar de descubrir cómo ganarse el cariño de los latinos. Ha habido sesiones de estrategia, grupos de estudio y consultores sabelotodo con sus gráficos y estadísticas. Sin embargo, el pueblo podría hacerlo más difícil de lo que realmente es.

Cuando se trata de llegar a los latinos, las pequeñas cosas son las que hacen la diferencia. Como el que un congresista republicano de Wisconsin se desvíe inesperadamente para pronunciar un discurso y demostrar su respeto a un electorado al que ambos partidos han atendido deficientemente a pesar de que es probable de que en su partido lo criticarán.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Como dijo el hombre: gracias, Ryan.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Ruben Navarrette.

Ahora ve
Miles de personas disfrutan en la red de un combate entre robots gigantes
No te pierdas
×