OPINIÓN: ¿Por qué es fundamental que juegues con tus hijos?

Para los niños jugar es la actividad que suma todo su mundo: explorar, descubrir, reflejar su entorno y convivir con sus padres
nino jugar play bloc bloques  juguete
Autor: Tatiana Arévalo Dupont | Otra fuente: 1

Nota del Editor: Tatiana Arévalo Dupont es licenciada en psicología y en educación preescolar. Puedes seguirla en su cuenta de twitter: @misspreescolar

(CNNMéxico) — El juego, además de ser un derecho, es la actividad más importante en la vida de los niños.

Jugar lo abarca todo: entretenimiento, adquisición de experiencias, forma de explorar el mundo que le rodea, aprendizaje y desarrollo de la psicomotricidad, inteligencia, creatividad e imaginación.

El mejor momento para tus hijos es cuando pueden jugar contigo. No se trata de sentarte a observarlos mientras usan juguetes caros y sofisticados, donde el pequeño frecuentemente es únicamente espectador. No olvides que tu puedes ser su mejor juguete.

Encontrar tiempo para divertirte con tus hijos, pese a las múltiples actividades que tengas, es muy importante para ayudar a su óptimo desarrollo. Es casi tan importante como ofrecerles un lugar para vivir o una buena alimentación.

Es recomendable jugar al menos media hora cada día, pero que estos 30 minutos sean de calidad, dedicados totalmente al pequeño. La buena intención de convivir puede verse arruinada por ocupaciones no solo físicas, sino mentales. El estres, el malhumor o el teléfono móvil tampoco son de ayuda.

Dedicar tiempo al juego debe ser una actividad más en tu agenda; aprende a organizar tu tiempo y dedica un espacio a compartir la actividad que más aman. La mejor forma para demostrar a tus hijos que son importantes y que los amas es participar activamente en su vida de fantasía.

Si ha pasado mucho tiempo desde que dejaste a un lado la diversión infantil, y te parece una pérdida de tiempo exclusiva para menores, te presentamos algunas opciones para volver a tu infancia:

Jugar con plastilina, pintar, escondidillas, lotería y otros juegos de mesa, disfrazarse, cocinar juntos. No es necesario gastar mucho dinero en juguetes. La creatividad y la imaginación son las aliadas de los padres para tener siempre nuevas alternativas.

De acuerdo con la edad de tus hijos, los mejores juegos son:

- Menores de 3 años: juegos que estimulen sus sentidos y después actividades que favorezcan el desarrollo de la psicomotricidad gruesa y fina (correr, saltar, plastilina).

- En edad preescolar (3 a 6 años): juegos de imitación del mundo que los rodea, la imaginación está en su máxima potencia; una caja de cartón puede ser una casa, un tren o un barco, ¡entra en su mundo!

- 7 años en adelante: les gustan los juegos físicos (futbol, basquetbol, etc.), los juegos con reglas y que requieren seguir instrucciones.

A través del juego estaremos más unidos con nuestros hijos, la convivencia nos permitirá conocerlos mejor y estar más unidos.

Dedicar tiempo al ocio compartido no solo te permitirá pasar momentos gratos, sino dejará huellas permanentes en la vida en cada uno de los integrantes de la familia.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Tatiana Arévalo Dupont.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×