Cuando el suministro está en riesgo

Un conflicto regional puede traer falta de componentes a la industria, escribe Herman Estrada; ante casos como de las Coreas, las empresas deben estar listas para salvaguardar su producción.
suministro  (Foto: Getty)
Herman Estrada

El 4 de abril, la firma General Motors anunció que se encontraba en desarrollo de un plan de contingencia para la seguridad de sus empleados en sus plantas ubicadas en Corea del Sur.

De la misma manera, anunció que si las tensiones se incrementaban, consideraría mover su manufactura a otra parte (GM produce en esa región los Chevrolets que se compran alrededor del mundo), de acuerdo con el U.S News and World Report.

Seis días después, el diario Korea Times, confirmaba que la firma electrónica Apple dejaba fuera a Samsung del desarrollo del componente A7 (system-on-chip) a utilizarse en sus iPods y iPhones de su próxima generación.

"Es doctrina de guerra no fiarnos de la probabilidad de que el enemigo no vendrá, sino en nuestra propia preparación para encontrarnos con él", citó en el 500 aC, Sun Tzu, famoso estratega chino.

Como profesionales de la cadena de suministro: ¿Qué componentes de su producto o sus competidores provienen de empresas sudcoreanas, en particular de las industrias de electrónicos, automotriz, acero y químicos?

Si estallara un conflicto regional, ¿qué otros componentes en su cadena de suministro se verían afectados?, ¿cómo mitigará la falta de componentes o enfrentará incrementos en la demanda por sustituciones de productos provistos por la región en conflicto?

Recordemos el impacto que tuvo el tsunami de marzo de 2011 en Japón. Muchos de los proveedores de partes automotrices japoneses cerraron, causando pausas importantes en la industria automotriz estadounidense. Algunos estaban ubicados en México, y tuvieron que detener las operaciones por largos periodos.

El ejemplo claro fue la planta de Nissan en Aguascalientes, la cual se detuvo técnicamente durante dos semanas en abril de  2011, para balancear el suministro de componentes originarios de Japón.

Corea del Sur, el gran proveedor
En el caso de Corea del Sur, las compañías se han especializado en diversas industrias y sus productos son exclusivos de alto valor. Estos últimos se han transferido a China. Analistas estiman que una ausencia en este momento de partes sudcoreanas, podría parar a la industria automotriz estadounidense por semanas.

El censo económico de EU muestra que Corea del Sur fue el quinto exportador de equipo de transportación a ese país en 2012. Tan sólo en componentes para diversas marcas, EU importó de Corea del Sur 5.6 billones de dólares con un alto grado de especialización, desde alternadores hasta bolsas de aire.

Si sumamos todas las importaciones automotrices (componentes y autos) provenientes de Corea del Sur en 2012, EU importó el equivalente a la suma total de importaciones de China, Inglaterra y Suecia, en el mismo ramo.

En situación similar están otras industrias, como la electrónica. En un análisis publicado por The Economist, 26% del costo de un iPhone proviene de componentes provistos por Samsung. La empresa tiene en Crystal Valley, en la ciudad de Tangjeong, un enorme complejo de producción.

Ahí produce pantallas de cristal líquido, memorias y teléfonos celulares. Dicha instalación está fácilmente expuesto a ataques Norcoreanos  tanto por cielo como por mar.

Revisión e identificación de riesgos

Por ello, una adecuada operación en el proceso de Administración del Riesgo de la Cadena de Suministros (ARCS o SCRM), puede ser de gran ayuda. 

Si usted ya la tiene, revise las consideraciones existentes para componentes provenientes de la región afectada, o productos terminados que podría usted ofertar a empresas que tienen proveeduría en la región en conflicto potencial.

Un proceso sistemático y estructurado de ARCS identifica los riesgos potenciales, evalúa la probabilidad y el impacto potencial de cada riesgo, y planea, coordina y gestiona estrategias de mitigación de los mismos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todo esto para los procesos de negocios de planeación, procuración, transformación, distribución y retorno que integran la cadena de suministro de su negocio, en cuanto se relacionan a riesgos en la demanda y el suministro, así como peligros internos y externos a la cadena.

Para identificar los riesgos, ARCS considera las actividades físicas donde se mueven los productos o generan los servicios, flujo de dinero, sistemas electrónicos y flujos de información, relaciones con clientes o proveedores, y procesos de innovación.

Ahora ve
Ricardo Anaya explica por qué rechaza la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×