OPINIÓN: ¿Y por qué no se celebra el mes del Orgullo Heterosexual?

El movimiento no nació de la necesidad de festejar el hecho de ser homosexual, sino de tener el derecho a existir sin ser perseguidos
El Papa, ¿a favor de las uniones de homosexuales?
Autor: LZ Granderson | Otra fuente: 1

Nota del editor: LZ Granderson escribe una columna semanal para CNN.com, recibió el título de periodista del año de la Asociación Nacional de Periodistas Gay y Lesbianas de Estados Unidos, y fue finalista para el Premio de Periodismo en Línea 2011 en la categoría de comentario. Es escritor senior y columnista de la revista ESPN y de ESPN.com.

(CNN) — Sobre la calle North Halsted, entre Bockingham y Roscoe, en Chicago, existe un monumento con una placa en la que se conmemora a un brillante pensador, uno de los responsables de nuestra forma de vivir hoy en día.

Su nombre era Alan Turing, un británico, y tuvo muchos logros y premios; algunos historiadores se refieren a él como "el padre de la ciencia computacional". Cuando la revista Time lo incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes del siglo XX, agregó que "cualquiera que use un teclado, abra una hoja de cálculo o un procesador de texto, trabaja con en una interpretación de la máquina de Turing".

Es un gran honor, por decir lo menos. Sin embargo, en 1952, mientras presentaba una denuncia por robo ante la policía, Turing —el hombre cuyos algoritmos descifraron el código Enigma que usaron los nazis en la Segunda Guerra Mundial— fue arrestado en su hogar de Gran Bretaña por el delito de ser gay.

Turing fue condenado por "indecencia extrema", que en ese entonces era un delito en Gran Bretaña. Lo obligaron a elegir entre ir a prisión o recibir una inyección de hormonas femeninas, una forma de castración química.

Renuentemente eligió la segunda opción. A pesar de sus logros, perdió su empleo. En junio de 1954, perdió las ganas de vivir. Tenía 41 años.

Si el mundo occidental se atormenta al pensar en lo que Steve Jobs habría logrado si el cáncer no le hubiera quitado la vida, con más razón debería estarlo por lo que perdimos a causa de la insensible excomunión de su predecesor.

La placa de Turing es una de las 18 que conforman el Paseo Legacy, en el que se rinde homenaje a las personas LGBT que han hecho alguna contribución a la historia. Es un recordatorio de en dónde estamos y hasta dónde hemos llegado. Aunque parece que la nación habla mucho más sobre el tema, el hecho es que en gran parte de Estados Unidos aún es legal disparar contra alguien por la misma razón por la que despidieron a Turing hace 60 años en Gran Bretaña.

Tal vez los prejuicios de nuestro pasado parecen más lejanos de lo que realmente son.

Junio es el mes del Orgullo Gay. Así que si te encuentras exhausto de todos estos argumentos acerca de los derechos de los gays y quieres hacer un comentario poco amable en un artículo, recuerda que tienes la tecnología para hacerlo gracias a un hombre abiertamente gay.

Si eres una persona negra que se ofende al mencionar el Movimiento por los Derechos Civiles en la misma frase que se usa para defender los derechos de los gays, recuerda que el confidente más cercano y el mentor más influyente del reverendo Martin Luther King Jr., era un hombre negro abiertamente gay que se llamaba Bayard Rustin.

Tal vez te has preguntado: "¿Por qué no existe un mes del Orgullo Heterosexual?", yo diría que el día en que ser heterosexual sea un delito —como aún lo es la homosexualidad en muchas partes del mundo—, ese día será el primero.

El Orgullo Gay no nació de la necesidad de celebrar el no ser heterosexual, sino de tener el derecho a existir sin ser perseguidos.

Así como la frase "negro es hermoso", acuñada por Stokely Carmichael, fue el grito de las manifestaciones contra el racismo en la década de 1960 y al igual que la canción I Am Woman, Hear Me Roar, fue el himno contra el sexismo en la década de 1970, el "orgullo gay" es el estandarte que ondea sobre la gente cuya dignidad sigue sujeta a votación en 2013.

En junio, la cobertura de los medios puede enfocarse en la naturaleza festiva de los desfiles LGBT, pero no puede reescribir la historia que convirtió a estos desfiles en parte integral de nuestra supervivencia.

¿Por qué no existe el Orgullo Heterosexual?

Porque el Congreso aún no aprueba una ley que exige a las personas heterosexuales a ocultar su preferencia sexual. Porque las calles no están llenas de niños que fueron echados de sus hogares por ser heterosexuales. Porque al parecer faltan historias de personas golpeadas, atadas a una cerca para dejarlos morir o les dispararon a quemarropa en el rostro por ser heterosexuales.

Para este mes del Orgullo Gay, el líder de la mayoría en el Senado estadounidense, el demócrata por Nevada, Harry Reid, dijo que espera trabajar "pronto" en una ley que aborde la discriminación laboral. Este mes, la Suprema Corte de Estados Unidos podría emitir un fallo con respecto al matrimonio de las parejas del mismo sexo.

Este mes, Marcel Neergaard, de 11 años, escribió en un editorial del Huffington Post: "Durante mi primer año en la secundaria, fui víctima de acoso. Me pusieron apodos horribles y muy hirientes. En ese entonces, acababa de darme cuenta de que soy gay y los bullys usaban la palabra 'gay' para insultarme. Esto me hizo sentir que ser homosexual era horrible, pero mis padres me dijeron lo contrario. Su apoyo fue tremendo. Aunque su amor era poderoso, no podía luchar contra todo el abuso. No quiero que nadie más se sienta como yo. Nadie se merece tanto dolor, sin importar quién sea".

Exacto.

Así que en vez de preguntarte por qué no existe un movimiento o un mes del orgullo heterosexual, las personas heterosexuales deberían agradecer que no lo necesiten. Estoy seguro de que Turing habría preferido presentar la denuncia ante la policía y quedarse en casa. Estoy seguro de que Marcel preferiría ir a la escuela en paz.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a LZ Granderson.

Ahora ve
Arqueólogos buscan descubrir qué hay debajo de las pirámides de Chichen Itzá
No te pierdas
×