OPINIÓN: La tortuga caguama, de la cuna en Japón a la tumba en México

La especie llega a la costa de Baja California en donde encuentra un banco abundante de alimento, pero también las redes de los pescadores
tortuga
tortuga-extincion-bcs  tortuga
Autor: Alejandro Olivera | Otra fuente: 1

Nota del editor: Alejandro Olivera es biólogo marino egresado de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, donde también fue investigador-profesor, tiene una Maestría en el uso, manejo  y preservación de los recursos naturales. Exactivista de Greenpeace, ahora trabaja con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), organización civil apartidista que promueve el derecho a un medio ambiente sano y la protección ambiental. Síguelo en su cuenta de Twitter: @alejandrolivera

(CNNMéxico)— La tortuga marina caguama o amarilla (Caratta caretta) se encuentra en riesgo de desaparecer.

La especie está considerada en peligro de extinción por la legislación nacional e internacional y desde 1990 se prohíbe su caza en México.

La población de tortuga caguama del Pacífico Norte nace en Japón y migra por todo el océano hasta llegar a la costa occidental de la península de Baja California: algunas pasan por Hawai y llegan a California. Al llegar a México, encuentran zonas de gran abundancia de alimento, como el pequeño crustáceo llamado langostilla. Esta zona del Golfo de Ulloa, en Baja California Sur, es reconocida como un hot spot —punto de reunión de tortugas caguama.

Irónicamente, la región es también donde ocurre la mayor mortandad de tortugas a nivel mundial. Así lo han documentado diversos investigadores, como el biólogo marino Volker Koch. La situación es tan grave que durante el mandato del expresidente Felipe Calderón, los expertos estimaron la muerte de por lo menos 7 mil ejemplares de tortuga caguama, y peor aún, el año pasado se registró un incremento inédito de 600% en la mortandad, lo que representó alrededor de 2,250 tortugas caguama muertas. Mientras, el gobierno de Estados Unidos obliga a la flota palangrera de Hawai suspender su operación en el caso que se exceda el límite de 34 tortugas capturadas al año.

El mismo gobierno mexicano ha reconocido el problema a través de un reporte del Instituto Nacional de la Pesca, publicado en 2012, donde explican que en más de 120 ocasiones que se tendieron las redes en el hot spot de tortugas, se capturó prácticamente un ejemplar por cada lance.

Sin embargo, a pesar de esta evidencia, el gobierno federal actual ha puesto en duda las causas de mortandad de tortugas con hipótesis como la presencia de toxinas en el agua, y por ello fue creado un comité científico para evaluar el fenómeno, que ya ha sido estudiado por años, además de otras "posibles causas".  

Ante esto, el científico Alonso Aguirre, director ejecutivo de Smithsonian-Mason School of Conservation en EU, manifestó en una carta dirigida a Enrique Peña Nieto que la evidencia científica sobre la mortandad de tortugas debido a las redes de pesca es contundente, y que proponer nuevas hipótesis no hace más que reafirmar que los gobiernos federal y estatal ignoran años de investigaciones publicadas.  

La problemática ya ha escalado a nivel internacional. A través de un reporte elaborado para el Congreso de los Estados Unidos, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), identificó a México como la única nación que captura especies protegidas, refiriéndose a la captura incidental de tortugas marinas en el Golfo de Ulloa. Por ello, Estados Unidos "evalúa" la preocupante situación en México, pues existen las condiciones necesarias para imponer un embargo comercial pesquero. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ante esto no queda más que atender el problema de forma inmediata y no seguir postergando las soluciones. Los pescadores necesitan tener apoyo del gobierno federal y estatal para seguir con su actividad comercial de forma diferente durante los meses que hay presencia de caguamas (de mayo a agosto) en una zona muy bien identificada, que a su vez debe ser protegida. Con artes de pesca alternativas y un área de refugio, será posible la conservación de las tortugas y la estabilidad de los ingresos económicos de los pescadores.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Alejandro Olivera.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×