Jubilación: vivir más y vivir mejor

El inversor tiene que enfocarse, más que en el ahorro, en la desacumulación, dice Juan Hernández; la renta variable de empresas o multiactivos son opciones para tener ingresos en la longevidad.
retiro  (Foto: Getty)
Juan Hernández*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La responsabilidad de ahorrar se está desplazando cada vez más al individuo, pero este ahorro está en peligro. Ya no se trata solo de los cambios del mercado, los bajos rendimientos o la inflación, sino de factores humanos como los avances médicos o tecnológicos. La verdad es que el aumento de la longevidad también representa un reto: garantizar que nuestro capital nos dure toda la vida.

Los países desarrollados más endeudados experimentarán un aumento en la cantidad de personas que llegarán al mismo tiempo a la edad de la jubilación, en una era en la que se espera que todos vivan mucho más tiempo.

Desacumulación

El inversionista promedio dedica su vida laboral a ahorrar o a "acumular", pero debe poner una mayor atención a lo que se conoce como la etapa de "desacumulación": el periodo en el que se deja de trabajar y se empiezan a gastar los activos acumulados.

El mundo de las inversiones ha cambiado, y las estrategias en las que alguna vez los inversionistas confiaron nunca garantizaron que redundarían en el crecimiento de los ahorros, ni en generar los ingresos que se necesitaban.

En última instancia, ya no pueden estar seguros de que sus ahorros durarán hasta el retiro. Esto no es algo esotérico ni un concepto etéreo de la inversión: es un riesgo concreto que deben empezar a aceptar de inmediato. Mientras que las formas tradicionales de inversión para la jubilación podrían no resistir la prueba del tiempo, la buena noticia es que existen otras fórmulas que pueden ayudar a los inversionistas a lograr una jubilación próspera.

La mejor manera de promover estas estrategias es ejercitar cada vez más la mente de los gobiernos y los organismos financieros. Los inversionistas a punto de jubilarse también se han acercado a los proveedores de pensiones en busca de apoyo. En un principio el tema de la desacumulación no era muy popular, pero hoy en día es algo que está en la mente de todos los inversionistas.

El camino hacia el retiro

Nuestra compañía cree firmemente que no todos los ingresos son iguales, y que el aumento de la longevidad, la enorme carga de deuda de diferentes gobiernos, y las bajas tasas de interés significan que los inversionistas deben encontrar formas más innovadoras para lograr un ingreso confiable.

Cuando se ahorra para la jubilación, optar por invertir una cantidad fija de forma regular significa que el inversionista gozará de los beneficios de promediar el costo -la compra de más unidades cuando los precios son bajos y menos cuando son altos. Sin embargo, en la desacumulación, retirar regularmente una cantidad fija de los ahorros para el retiro conduce a lo contrario. Los pensionistas invariablemente venden más unidades cuando los precios son bajos y menos cuando son altos.

Es imperativo que encuentren una fuente confiable de ingresos para que puedan pagar sus cuentas sin erosionar su capital. Las compañías de alta calidad, en muchos casos, no solo pagan buenos dividendos sino que también tienen perspectivas de crecimiento sostenibles y se comprometen a compartir este crecimiento con sus accionistas mediante el aumento de los dividendos, ofreciendo efectivamente un "aumento de la paga" con el tiempo. La estabilidad y adaptabilidad de estas empresas significa también que la experiencia de rendimiento ha sido históricamente menos volátil que la asociada con la inversión en valores de renta variable convencionales.

Su perfil de crecimiento de beneficio, además, ofrece el potencial para la apreciación del capital con el tiempo, que también es crucial si de desacumular se trata. Creemos que invertir en dichas compañías es una manera atractiva de captar valor a largo plazo en mercados de renta variable, mientras se logra un ingreso sostenible y confiable. La renta variable que paga dividendos ofrece actualmente un rendimiento atractivo si se tiene en cuenta la inflación.

Con las tasas de interés nominales de los bonos gubernamentales a niveles mínimos históricos, algunos inversionistas están experimentando pérdidas en términos reales. Los analistas también temen que la inflación más elevada sea inevitable en una fase determinada si continúa la política de expansión cuantitativa para estimular la economía. Por lo tanto, las fuentes tradicionales de ingresos podrían no compensar a los inversionistas por el incremento en el costo de la vida.

La calidad de los dividendos es crucial. Es importante enfocarse en compañías de alta calidad con modelos de negocio sostenibles y solidez financiera que pueden mantener políticas de dividendos robustas durante el horizonte de inversión. Contar con un bajo apalancamiento financiero, en particular, es una característica clave debido a que dichas compañías tienden a navegar durante periodos de incertidumbre financiera mejor que sus contrapartes con un elevado apalancamiento. También son interesantes las compañías con poder para fijar precios, ya que esto significa que pueden pasar la presión inflacionaria a sus clientes y mantener márgenes sólidos.

La sede de una compañía, de igual manera, cada vez resulta más irrelevante. Muchas compañías  no obtienen sus ganancias de un solo mercado, sino que tienen flujos globalmente diversificados de ingresos.

Una perspectiva más amplia

Invertir en renta variable que genera dividendos es solo uno de múltiples enfoques potenciales para lograr los ingresos necesarios en la etapa de desacumulación. También podría considerarse una solución "multiactivos" que busque invertir entre los activos generadores de dividendos de mayor alcance posible.

Es importante tener la flexibilidad de incursionar en áreas no convencionales del mercado, combinando visiones multidireccionales en mercados desarrollados y emergentes, aprovechando estrategias alternativas y de derivados para diversificar las fuentes de ingresos. Creemos que hay una amplia gama de oportunidades más allá de los sectores tradicionales de dividendos, y esto puede proveer mayores rendimientos y una diversificación significativa. Lo que equilibra el riesgo es la gestión activa, los retornos y los dividendos.

La diversificación es un tema clave para cualquier portafolio. Los administradores posiblemente no asignen una gran parte de los activos a un sector en particular (incluso aunque se hubiera fortalecido en un determinado periodo de tiempo) porque los objetivos se centran en la consistencia del resultado (y de los ingresos).

No hay duda de que es una fase complicada, y de que cada inversionista tiene sus necesidades únicas, pero es importante considerar nuevas estrategias de ingresos, como la renta variable de empresas de altos dividendos o multiactivos, dependiendo de las diferentes necesidades y las características particulares de la fase de desacumulación.  

Este documento contiene datos y comentarios de carácter general, exclusivamente para fines informativos y no constituye asesoría de inversión ni tiene fines promocionales de comercialización o publicitarios sobre valores o servicios de ningún tipo. El texto no es y no debe ser considerado como intermediación, asesoría o recomendación de inversión u oferta de compra o venta de cualquier valor o producto financiero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*El autor es responsable de desarrollo de negocio de iShares para México de BlackRock.

 

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×