‘Buró de Crédito’ para bancos, ¿posible?

La reforma financiera busca registrar anomalías de las entidades financieras, dice Igal Rubinstein; esta herramienta ayudaría a los usuarios y obligaría a los bancos a vigilar sus servicios.
bancomex  (Foto: Agencias)
Igal Rubinstein*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Para qué sirve el Buró de Crédito? Muchas personas pueden denominarlo de diversas maneras: lista negra, buró de deudores, etc. La realidad es que tiene un fin específico: informar acerca del historial crediticio de las personas.

Con la reforma financiera impulsada por la Secretaría de Hacienda, se planteó la posibilidad de la creación de un Buró de Entidades Financieras que contendrá información importante sobre las prácticas de las instituciones financieras en la venta de sus servicios y productos, así como el número de reclamaciones de clientes o el número de sanciones que se les han impuesto.

El objetivo de esta institución será exactamente el mismo que el del Buró de Crédito para personas físicas: seguir informando. Sin embargo, ahora esa información la valorarán los clientes, los consumidores. Ellos serán quienes tengan esas herramientas para concluir si están tomando una buena decisión o si mejor buscan otra entidad que les ayude a solventar sus necesidades.

Esto obliga a que las instituciones financieras presten más atención a los servicios que van a ofrecer a sus clientes y a que traten de hacer mejor su trabajo, ya que la información será pública.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) tendrá la responsabilidad de regular el Buró con el único propósito de que las personas conozcan el comportamiento de las entidades financieras antes de contratar sus servicios.

¿Quién mejor para regular el Buró de Entidades Financieras que el principal aliado de las personas que adquieren un producto o servicio financiero? Es evidente que a quien se pretende beneficiar es al cliente. La prioridad es darle confianza y seguridad al consumidor ofreciéndole transparencia.

Se pretende que la información emitida por el Buró de Entidades Financieras la deberán tener las mismas instituciones financieras en su página web y en las sucursales a la vista del público. El objetivo es que el usuario conozca cuál es el puntaje que se le ha asignado a esa institución.

Todo esto estará regulado con la adición del artículo 8 bis de la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, en donde se establece que la Condusef creará un Buró de Entidades Financieras que tendrá información que se haya obtenido de las empresas y de los usuarios.

Me parece que una institución así nunca está de más. No sobran las herramientas para que los usuarios de servicios financieros tomen mejores decisiones: es parte de su patrimonio el que está en juego.

Los beneficios son varios. Sin embargo, el mayor de estos será la tranquilidad y la confianza por parte de los consumidores de que hay transparencia en gran parte de las instituciones financieras de nuestro país. 

Tendremos las mejores herramientas para tomar las mejores decisiones.

 *Igal Rubinstein es director general y cofundador de Seguros S

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×