El enigma político del creador de Amazon

El nuevo dueño del ‘Washington Post’ contagiará su postura política al diario, dice Allan Sloan; Jeff Bezos ha sido señalado como un libertario, aunque se ha negado a opinar al respecto.
bezos-post  (Foto: Cortesía de Fortune)
Allan Sloan*

Cuando escuché por primera vez que Jeff Bezos era un libertario me eché a reír porque pensé que era una broma.

Amazon, después de todo, se basa en Internet, una red creada durante la Guerra Fría por una dependencia de investigación militar, la Advanced Research Project Agency, dependiente del Gobierno Federal. Sin ARPANET -sin el Gobierno- no habría Internet. Sin la red no existiría Amazon ni la fortuna de su dueño, calculada en unos 25,000 millones de dólares.

¿Por qué escribo hoy sobre Bezos? Por la causa más obvia: su adquisición del diario The Washington Post. Llámenme ingenuo si quieren, pero creo que si vas a ser propietario de una casa periodística de clase mundial, cuyo trabajo consiste en pedir cuentas a los poderosos, cabría esperar que tú también rindas cuentas.

La claridad, sin embargo, no es algo que no va con Bezos. Cuando le expuse la tesis de este artículo a Amazon para conocer su opinión ni siquiera pude obtener una respuesta, mucho menos una entrevista.

El día que mi colega de Fortune Peter Elkind trató de hablar con el susodicho acerca de su filosofía personal y empresarial se topó con una muralla. Eso, por supuesto, fue antes de que el acuerdo para comprar el periódico saliera a la luz.

Si revisas los numerosos artículos sobre Bezos -incluyendo la edición de Fortune de 2012 de los mejores empresarios del año y las entrevistas que ha concedido- puedes ver cómo evade y esquiva las preguntas acerca del libertarismo. Pero consideremos esta anécdota, cortesía de Sheldon Kaphan, exdirector de tecnología de Amazon y el primer contratado por el ejecutivo en la empresa:

El exdirector dice que una vez lo oyó decir: "Si el Gobierno no hubiera inventado Internet, la iniciativa privada lo habría hecho". Sí, ¡claro! y también habrían derrotado a la Unión Soviética.

Me explico: mientras el señor no hiciera otra cosa que dirigir Amazon, a nadie le importaba o preocupaba cuál era su postura política. A mí, desde luego, no me interesaba. Pero la cosa cambia cuando estás a punto de convertirte en una influyente fuerza en la vida política de Washington con la compra de un medio de comunicación disminuido pero todavía inmensamente poderoso.

No importa lo que él diga ahora, una vez que se materialice la compra prevista para el otoño. Es casi seguro que él comenzará a imponer sus criterios y creencias en el periódico, o al menos en sus páginas de opinión.

Para bien o para mal, eso es lo que hacen los propietarios de periódicos; pero por lo menos me gustaría saber de boca de Bezos cuáles son sus convicciones y que nos resuelva la duda de si él es un libertario que se ha beneficiado enormemente del dinero de los contribuyentes destinado a la investigación y el desarrollo.

Una creencia central del libertarismo o liberalismo libertario es que sus ideas prevalecerán en un libre mercado. Y si sabemos algo acerca de los mercados, sabemos que la clave para que sean eficientes y justos es que es imperativo que el mayor número posible de actores cuenten con el máximo de información posible.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No puedo olvidar, por último, lo que pasó después de que Rupert Murdoch compró el New York Post de manos de su propietaria liberal, Dorothy Schiff, en el año 1976. Murdoch le aseguró al personal del rotativo que preservaría la naturaleza esencial del Post de un periódico serio... Todos sabemos cómo terminó el tabloide.

Posdata: soy un jubilado de Washington Post Co. y poseo acciones de la empresa, y el Post le paga a Fortune por el derecho de publicar mi trabajo.

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×