OPINIÓN: Miley Cyrus ya no es una niña Disney, es una mujer sexual

No quiere decir que su actuación sea aceptable, pero las jóvenes de ahora tampoco son tan ingenuas
Miley Cyrus prefiere la marihuana al alcohol
Autor: Pepper Schwartz, especial para CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: Pepper Schwartz es profesora de sociología en la Universidad de Washington. Es autora y coautora de 17 libros, el último titulado The Normal Bar. Es embajadora de amor y relaciones de la American Association of Retired Persons (AARP) y escribe la columna Naked Truth para AARP.org. Es investigadora en el Council on Contemporary Families, una organización no lucrativa que reúne investigaciones sobre las familias estadounidenses y experto de perfectmatch.com

(CNN) — ¡Oh, Miley!

Miley Cyrus hizo un presentación desafiante, pornográfica, que buscó atraer la atención de todos en la fiesta más notable y pública de la industria disquera, los MTV Video Music Awards.

No fue accidental. Personificó a todas las estrellas porno y lo único diferente fue que no hubo contacto genital y que su ropa interior que parecía estar pintada con spray cubría sus partes privadas.

¿Qué pensó Miley? No hay que adivinar. Probablemente: "Ya no soy esa Miley Cyrus y debo probarlo".

Por supuesto que es impactante, pero aceptémoslo. Actualmente no es muy probable que una joven de 20 años sea virgen y si vive una vida intensa (lee: Hollywood, New York City and other big cities) no va a parecer inocente.

¿Te impactó Miley? ¿Has observado últimamente a una chica promedio de 15 años? Tiene el torso desnudo, utiliza ropa interior que todo el mundo pueda ver y su falda no precisamente tiene que cubrir su trasero o su entrepierna.

Esto es difícil de aceptar como padres. Sabemos que tener 15 años es ser muy joven. Vaya, sabemos que tener 20 también lo es. En mi opinión, después de que Miley haya terminado con su momento de relaciones públicas para satisfacer su personalidad, eventualmente bajará el tono. Pero por ahora, es su grito de guerra: soy una arpía mala y completamente sexual, supérenlo.

¿Cómo debemos integrar a este nuevo ser humano con la niña que Disney promovió como ingenua?

Tal vez sería mejor ocupar nuestro tiempo en los modelos de sexualidad que caracterizan a la mayoría de los grupos de rock y la manera en que hablamos con nuestros hijos acerca de ellos.

Las metáforas en las letras de las canciones y los movimientos sensuales en los videos han estado presentes durante mucho tiempo. Así que ¿cómo le decimos a nuestros hijos que pueden ser hombres y mujeres jóvenes sin verse o actuar como estrellas de rock?

Bien, éste es un tema trillado que volveré a tocar, pero debemos decirles que este es el mundo del espectáculo y que en la vida real, un poco de sutileza te lleva muy lejos. En última instancia, en esta fábula de la tortuga y la liebre, la persona más selectiva y menos cruda con su sexualidad gana el amor de la chica o el chico junto con otras cosas buenas de la vida.

Podemos tener esa plática sin tener que vincular esta presentación con la abstinencia antes del matrimonio o que la sexualidad en sí misma es mala. Las estadísticas muestran que esa estrategia es un juego perdido para la mayoría de los padres. Sin embargo, la investigación nos dice que las opiniones y los valores de los padres sí son significativas en un gran número de cuestiones sexuales.

Podemos adoptar una postura intermedia. Toma esta presentación (y otras) como un momento de enseñanza y haz lo que los cursos de educación sexual respetables dicen que hagas: háblale a tus hijos sobre tus propios valores, las razones y por qué son importantes. Si bien la sexualidad puede expresarse mediante nuestra vestimenta y nuestro comportamiento, existen mejores maneras para que las jóvenes sean atractivas e interesantes.

No puede decirse que Miley hizo una mala elección en su carrera: ¡te puedes dar cuenta con la cobertura de los medios! Pero su imagen de estrella porno y su actuación son una elección peligrosa para nuestros jóvenes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No creo que logremos que nuestros adolescentes y adultos jóvenes usen de nuevo sus mocasines (excepto como una broma astuta), pero sí podemos enseñarles que la actuación de Miley es una caricatura sexual que se puede confundir con una manera de comportamiento que los hará más populares y deseables a largo plazo, más allá de un programa de premios en MTV.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Pepper Schwartz.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×