OPINIÓN: ¿Eres católico?, que no te escandalice lo que ha dicho el Papa...

En algunos medios se han tergiversado las declaraciones del Papa, quien ha expresado opiniones controvertidas
papa-francisco  papa francisco en la plaza de san pedro
Autor: William Donohue, especial para CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: William Donohue preside la Liga Católica para los Derechos Religiosos y Civiles, y escribió cinco libros, entre ellos: Why Catholicism Matters: How Catholic Virtues Can Reshape Society in the 21st Century.

(CNN) — En toda mi vida no había visto a un papa que lograra escandalizar tan rápidamente a más católicos y no católicos como el papa Francisco. De hecho, algunas personas están listas para abandonar la iglesia. Pero esperen, cálmense.

El papa Francisco es deliciosamente franco y por eso es positivamente atractivo. Es provocador, en el mejor sentido de la palabra. Busca desafiarnos y obligarnos a abandonar nuestra zona de comodidad. Pero no pretende cambiar radicalmente a la Iglesia católica. Hablar de eso es una locura.

Durante una reunión tripartita con los periodistas católicos que se celebró en Roma el mes pasado, el papa Francisco compartió su opinión sobre una amplia gama de temas; sus reflexiones se publicaron el jueves en la revista America, un semanario jesuita. Todos deberían leerlo.

No es nada nuevo el sacar de contexto algo que una persona famosa dijo y eso es exactamente lo que está ocurriendo con el papa Francisco. La alerta de noticia de último minuto del diario estadounidense The New York Times se titula: Pope Bluntly Faults Church's Focus on Gays and Abortion (El papa critica sin rodeos el enfoque de la iglesia sobre los gays y el aborto).

En la alerta del Times se dice que el papa discute cómo "la Iglesia católica romana se ha 'obsesionado' con predicar sobre el aborto, el matrimonio homosexual y los anticonceptivos", y se lo ha criticado por ello.

También mencionan que dijo que la Iglesia católica debería ser "un hogar para todos" y no una "capillita concentrada en la doctrina, la ortodoxia y una agenda limitada de enseñanzas morales".

En cuanto a las declaraciones del papa sobre el aborto y el matrimonio homosexual, esto fue lo que dijo: "No podemos insistir solo en temas relacionados con el aborto, el matrimonio homosexual o el uso de métodos anticonceptivos. Esto no es posible". También dijo: "Cuando hablamos de estos temas, tenemos que darles contexto".

Lo que el papa dijo tiene bastante lógica.

Por ejemplo, cuando me hice presidente de la Liga Católica, hace 20 años, visité las secciones de todo el país y descubrí que muchas de ellas eran entidades dedicadas a un solo tema.

Algunas se dedicaban exclusivamente al aborto; a otras les obsesionaba la homosexualidad; otras más exigían que nos concentráramos exclusivamente en la ética médica. Compartía muchas de sus inquietudes, pero también les dije que somos una organización que está en contra de la difamación y que no deberíamos preocuparnos por otros asuntos, sin importar cuán nobles fueran.

El papa tiene razón al decir que los católicos que se preocupan por un solo tema deben trascender a sus inquietudes. No dijo que deberíamos evitar abordar temas como el aborto o la homosexualidad, simplemente dijo que no podíamos quedarnos absortos en esos u otros asuntos.

En el artículo que Laurie Goodstein publicó en el New York Times sobre los comentarios del papa, se dice que los obispos de Estados Unidos se sentirán aludidos por esos comentarios ya que con frecuencia parece que "hacen del combate al aborto, el matrimonio homosexual y la anticoncepción sus prioridades públicas". Esto es inexacto.

Los obispos no son quienes han dado prominencia a estos asuntos, sino el gobierno de Obama. Sería más preciso decir que el papa recriminaría a los obispos si no se resistieran a estas intrusiones del Estado en el derecho a la libertad de cultos de los católicos.

La alerta del Times erró al interpretar el comentario del papa sobre la "capillita" como una crítica dirigida a "la doctrina, la ortodoxia y la agenda limitada de enseñanzas morales".

En el párrafo anterior, habla sobre "la santidad de la iglesia militante". En el siguiente enunciado, el papa dice: "No debemos reducir el seno de la iglesia universal a la calidad de nido protector de nuestra mediocridad".

Excelente.

Luego, en el mismo párrafo, se refiere al "comportamiento negativo" de los sacerdotes y las monjas y dice que su conducta es la de un "soltero estéril" y la de una "solterona". Se debe decir enfáticamente que no dijo lo que el Times le atribuyó.

El papa Francisco rechaza categóricamente el aborto y el matrimonio homosexual. En otros sitios ha dicho: "El problema moral del aborto es de naturaleza prerreligiosa porque el código genético de una persona está presente en el momento de la concepción. Ya hay un ser humano". Dice que de forma similar, su oposición a matrimonio homosexual "no se basa en la religión, sino en la antropología".

El papa Francisco quiere que nos opongamos al aborto. También quiere que nos acerquemos a las mujeres que lo están considerando y que ayudemos a que las mujeres que ya lo hicieron hagan las paces con Dios (por eso la Iglesia católica tiene el Proyecto Raquel).

Quiere que nos opongamos al matrimonio homosexual. No quiere que rechacemos a las lesbianas y a los gays por ser homosexuales. Esta es una enseñanza católica sensata.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Bravo por el papa Francisco.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a William Donohue.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×