OPINIÓN: '¿Por qué nunca me desharé de mi BlackBerry?'

El nuevo dispositivo es prometedor, pero la empresa no ha sido convincente ni ha logrado deshacerse de los estigmas
Blackberry se actualiza con su línea Q10
Autor: Ronen Halevy, especial para CNN | Otra fuente: 1

Nota del editor: Ronen Halevy es fundador y editor de BerryReview.com. Ha escrito sobre BlackBerry y el espacio móvil desde 2007. Es un ávido tecnólogo y tiene experiencia en la seguridad de la información y las tecnologías de internet empresariales, además de estar usualmente activo en Twitter.

(CNN) — Mi BlackBerry es mi salvavidas.

Mi historia de amor comenzó con el modelo 7290 en 2005. Su centelleante luz roja de notificaciones, su teclado QWERTY y la comunicación segura que ofrecía en un paquete indestructible llamaba la atención.

Desde entonces no me he perdido de una sola actualización conforme la marca BlackBerry definió lo que ahora llamamos el mercado de los smartphones.

Parece que fue ayer cuando viajaba en el subterráneo, rodeado de neoyorquinos ocupados tecleando incansablemente en sus BlackBerrys. El dispositivo era la compañía constante de los ejecutivos y un símbolo de estatus.

Pero con los años llegó una serie de decepciones para los usuarios hiperconectados de BlackBerry como yo, ya que la empresa trataba de incursionar en un ámbito para el que no estaba preparado. Se perdió el enfoque que me enamoró de mi CrackBerry en un principio.

Verán, BlackBerry trataba de ser algo que no es. BlackBerry era confiable pero sencillo, como un Volvo de los smartphones. Cuando trató de competir mano a mano con un llamativo Corvette, empezó a desmoronarse.

Con los años, mientras cada uno de mis amigos cambiaba a iPhone o Android, noté que ya no contestaban desde sus teléfonos móviles porque era laborioso. Este es el síntoma de las plataformas que ponen el consumo de contenidos por encima de la creación. En otras palabras, esos teléfonos estaban bien para leer blogs o ver video, pero no eran tan buenos a la hora de enviar correos electrónicos.

Pronto me vi obligado a cargar también con un teléfono Android, ya que BlackBerry no se apresuró a adoptar la conectividad 3G/4G ni otras funciones adicionales. Pero no pude renunciar a la eficiencia esencial de BlackBerry para la comunicación.

OPINIÓN: El iOS 7 de Apple ¿sigue la huella de Microsoft?

He trabajado en la seguridad de la información durante años y valoro enormemente la codificación y la comunicación segura con la que cuenta cada dispositivo BlackBerry.

En una era en la que las empresas hacen de tu vida personal un libro abierto, para BlackBerry mi seguridad es primero. La forma más fácil de explicar por qué las comunicaciones de BlackBerry son especiales en comparación con Android o iOS es el buzón de entrada universal llamado The Hub en el BlackBerry 10, el sistema operativo más reciente del teléfono.

En una pantalla, BlackBerry te permite ver y buscar todos y cada uno de los servicios de comunicación que tengas en tu teléfono. Además permite usarlos sin que tengas que abrir otra aplicación.

Eso significa que mi correo electrónico, Twitter, mi servicio de mensajería instantánea y el BlackBerry Messenger, Facebook, el calendario, las notificaciones y más están en el mismo sitio. En Android y iOS vería mis notificaciones más recientes y luego abriría cada aplicación por separado para responder.

Cuando asumió el mando de la empresa, el actual director general de BlackBerry, Thorsten Heins, prometió redirigir la empresa hacia las "personas hiperconectadas que hacen varias tareas a la vez y que tienen objetivos definidos", como yo. El BlackBerry 10 se las arregló para reavivar esta capacidad esencial y ofrecer una plataforma completamente nueva e innovadora que ofreciera un mayor catálogo de aplicaciones de primera.

Tristemente, la mayoría de los exusuarios que conozco no se dan cuenta de que el BlackBerry 10 es una plataforma completamente nueva que resuelve no solo los defectos (no había buscador, faltaban aplicaciones, etc.) que los orilló a abandonar a BlackBerry. Aquí es donde Heins y su equipo han fallado. La nube de fatalidad y catástrofe que dejan sobre la empresa también impide que los posibles usuarios adopten el BlackBerry 10.

LEER: BlackBerry será adquirida por un consorcio por 4,700 millones de dólares

Ahora, la gente me ve con mi nuevo teléfono Q10 y se sorprende de que BlackBerry aún exista. Cuando saco mi BlackBerry en público, siento la necesidad de defenderlo (aunque aún cargo con un dispositivo Android también).

BlackBerry 10 es una plataforma prometedora, pero no ha alcanzado la penetración en el mercado que requiere para convencer a las empresas como mi banco, Chase, para que emitan una aplicación con la que pueda cobrar mis cheques. Este es un problema inherente a la situación en la que BlackBerry se encuentra.

Entre las poderosas ofertas de iOS y Android y la mala mercadotecnia de BlackBerry, la gente casi no sabe nada sobre lo que ofrece el BlackBerry 10 y en qué difiere de los antiguos dispositivos que les dieron hace años en el trabajo.

Muchas personas no pueden creer que BlackBerry tiene un smartphone competitivo de pantalla táctil.

Las más recientes dificultades financieras de BlackBerry y la incertidumbre de si Fairfax Financial privatizará a la empresa han acrecentado la ansiedad entre quienes nos aferramos a nuestra BlackBerry. Para que los futuros propietarios de BlackBerry tengan alguna posibilidad de éxito, deben tratar de evitar competir directamente con otras plataformas y concentrarse en las razones por las que los usuarios hiperconectados que hacemos varias tareas a la vez y tenemos un objetivo definido debemos elegirlos.

En verdad espero que tengan éxito.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Ronen Halevy.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×