OPINIÓN: Falta de recursos (y 9 cosas más) que 'olvida' el presupuesto

Mucho han hablado sobre las fuentes para obtener mayores ingresos, pero hay pocas explicaciones sobre el destino de los recursos
diputados
diputados  diputados
Autor: Óscar Arredondo Pico | Otra fuente: 1

Nota del editor: Óscar Arredondo Pico es investigador del área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar. Sigue la cuenta de Twitter: @FundarMexico.

(CNNMéxico) — De ser aprobada la Reforma Hacendaria que se discute en el Congreso, en 2014 el gobierno incrementaría su presupuesto en más de 10%.

Los cambios impactarán en todos los sectores de la sociedad. En Fundar elaboramos un diagnóstico sobre el Proyecto de Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal de 2014 (PPEF 2014), junto con otras organizaciones de la sociedad civil.

El 21 de octubre presentamos el minisitio Las 10 faltantes, en el que se detallan el mismo número de ausencias que detectamos en el PPEF 2014. Estas observaciones son una muestra de los vacíos e incongruencias que nos parece, de no modificarse en la Cámara de Diputados, tendrá el ejercicio del gasto durante el próximo año.

Del conjunto de omisiones, es importante destacar lo que podría ser la ausencia más notable: el abandono del compromiso gubernamental de implementar políticas públicas orientadas a promover, proteger y garantizar los derechos humanos de las personas, y destinar para ello el máximo de recursos de forma progresiva; tal como lo señala el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, suscrito por nuestro país.

La prioridad del gasto debe ser, por ende, lograr progresivamente la plena efectividad de los derechos reconocidos en dicho pacto. En ese sentido, el gasto destinado a la realización plena de derechos debe ser incrementada de manera progresiva y en ningún caso debería disminuir sin justificación. En varios de los casos descritos en el sitio Las 10 faltantes vemos cómo se reduce el gasto previsto en rubros vinculados con los derechos humanos.

Considero que todavía resulta necesario que se llegue a mayor detalle en el nivel de desagregación del gasto. También urge diseñar, fortalecer y operar mecanismos eficientes de transparencia y rendición de cuentas.

Como se puede apreciar en el apartado de Salud Sexual y Reproductiva, la concentración de recursos en grandes rubros llega a invisibilizar acciones en poblaciones específicas, como es el caso de las y los adolescentes. Los datos ponen en evidencia que la falta de previsión en el gasto impacta claramente la vida de las personas. Un dato contundente es que en 2010, 39.2% del total de las muertes maternas ocurrieron a mujeres afiliadas al Seguro Popular; para 2011 esa cifra se disparó a 48.1%.

La falta de desagregación de la información presupuestaria se aprecia también en el Fondo para Cambio Climático. Es de destacarse que desde 2009 México ha recibido 37 mil millones de pesos de fuentes internacionales para el combate al cambio climático, ¿qué se ha hecho con todos estos recursos?

El PPEF 2014 tampoco recoge los compromisos, estrategias, objetivos y líneas de acción que están proyectadas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018 en materia de migración, ámbito en el que también se viola el principio de progresividad y no regresividad en términos de derechos humanos.

En el PPEF 2014 se detecta un retroceso con relación a los programas de Instituto Nacional de Migración (INM). De acuerdo con datos de Fundar, en 2011, apenas 1% del presupuesto del INM fue canalizado a acciones sustantivas que buscaron garantizar los derechos de las personas migrantes en México. Lo anterior resulta paradójico frente a los miles de millones de dólares que recibe la economía mexicana de remesas de nuestros connacionales migrantes en Estados Unidos.

Otra gran ausente del PPEF 2014 es la falta de cumplimiento del compromiso 95 del Pacto por México —que considera la creación de una instancia gubernamental que regule la publicidad oficial—. El PPEF 2014 debió establecer un alto enérgico al gasto en publicidad oficial y mostrar así pasos firmes para frenar los alarmantes dispendios en este terreno (además de regular su uso).

Finalmente, en materia de deuda, Las 10 faltantes señala que no existe información suficiente y sistematizada sobre los préstamos que negocia el país con organismos financieros internacionales, ni del destino de dichos recursos. También hay omisiones importantes en cuanto a la instrumentación de mecanismos que permitan regular eficientemente la deuda de estados y municipios, así como evitar que las participaciones federales se usen para garantizar créditos que no estén debidamente vinculados con proyectos de inversión pública productiva.

En el PPEF 2014 las participaciones federales alcanzan los 585 mil millones de pesos, mientras que la deuda de estados y municipios registrada en la Secretaría de Hacienda supera ya los 443 mil millones de pesos (y por lo menos, 362 mil millones de ese pasivo están garantizados con participaciones). Muchos de estos recursos van a cubrir adeudos irresponsables adquiridos dolosamente en perjuicio de las finanzas públicas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todas estas graves ausencias, que van desde la falta de recursos para políticas públicas prioritarias hasta la falta de información que permita evaluar y mejorar la gestión pública, no son nada nuevo; las hemos visto año tras año y podrían haberse solucionado desde hace mucho. Con este diagnóstico buscamos arrojar luz sobre estos problemas y al mismo tiempo dar recomendaciones precisas sobre cómo solucionarlos.

Las opiniones recogidas en este texto pertenece exclusivamente a Óscar Arredondo Pico.

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×