OPINIÓN: Angélica Rivera es una primera dama conservadora pero con estilo

La esposa del presidente ha ido depurando cada vez más la imagen con la que se presenta en los eventos públicos
Hija de Angélica Rivera estudiará en Europa
Melissa Pontones
Autor: Melissa Pontones | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Melissa Pontones cuenta con una maestría en Strategic Fashion Marketing por el London College of Fashion y realizó estudios en FIT New York. Fundó Personal Shopper Mexico en 2011, despacho que brinda asesoría a hombres y mujeres en cuestiones de moda y estilo. 

(CNNMéxico) — En su primer año como primera dama de México, Angélica Rivera comienza a dar señales de establecer su propio estilo, de manera sutil.

Previo a las elecciones, su forma de vestir era más sobrio y con telas más pesadas u holgadas. Pero recientemente ha procurado usar vestidos de encaje en tonos distintos, los cuales muestran más su figura, sí, de manera discreta, pero me parece que ya no la "esconde".

Ha portado con éxito el look de encaje en todo tipo de ocasiones y horarios (gala/noche–semiformal/día), lo cual muestra versatilidad, pero también que es un gran momento para vestirlo, porque el encaje pasó de ser una tela anticuada a ser reinventada en las grandes pasarelas, sobre todo por Valentino y Dolce & Gabbana.

En cuanto a vestidos de gala, quiero citar el ejemplo del usado el 16 de septiembre en Palacio Nacional, el cual sintetiza el estilo de Angélica Rivera. La tela es encaje, de color saturado y muestra su silueta de manera discreta —Ver fotogalería—.

Pero como es sabido, la imagen no solo se compone de la ropa, existen otros factores igual de importantes a la hora de crear un look. Es por eso que quizá el acierto más inesperado de todos es el uso que  Angélica Rivera le da a sus accesorios; los cuales elevan la categoría de sus atuendos, al proyectar una imagen refinada, pero a la vez accesible. 

Ha optado por marcas que se distinguen por su diseño y no por su logotipo, como el clutch (mini-bolso)  de culto Bottega Veneta que usó durante la visita a Televisa con la primera dama de China, Peng Liyuan, en junio pasado —Ver fotogalería—.

Hablando de accesorios, uno de los  más favorecidos durante el año por Angélica Rivera, son los stilettos —zapatos de tacón de aguja— en tonos nude, los cuales tienen la ventaja de alargar la silueta, por lo tanto son muy favorecedores cuando el largo de la falda es corto. Por último, las joyas favoritas de Angélica Rivera son los aretes vistosos, aunque es discreta con el resto de las joyas.

En cuanto a peinado y maquillaje no percibo evolución o cambio alguno, continúa usando el secado con pistola y en pocas ocasiones recogidos sencillos. El maquillaje es natural con pocas variaciones entre día y noche.

Sin embargo considero que no es un área donde Angélica Rivera deba "experimentar", ya que actualmente tiene una imagen muy fresca, que le sienta a la perfección.

Volviendo a la vestimenta, este año mostró también una faceta más casual, al usar looks urbanos como jeans, mascadas y los muy de moda tennis-plataformas.

Ahora bien, si de facetas se trata, me parece que Angélica Rivera tiene muchas más por mostrar y cinco años son tiempo suficiente.

¿Tendrá más 'personajes' bajo la manga, una paleta de color más amplia, quizá incluso hasta estampados? Lo cierto es que la transición del showbusiness a la silla presidencial no es fácil, aunque existen muchas historias de éxito alrededor del mundo.

Quizá es esta la razón por la cual los "riesgos" o "experimentos" en la imagen de Angélica Rivera son nulos. Aunque después de llevar un año como primera dama se empiezan a notar cambios, difícilmente Angélica Rivera se ha convertido en un ícono del estilo.

Llama más la atención por su belleza física, que por su destreza al seleccionar atuendos, lo cual no es necesariamente malo. Ella apuesta a lo seguro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con una cámara siguiéndola la mayor parte del tiempo, todos hemos sido testigos de los cambios de imagen de Angélica Rivera. Casi no lo notamos, pero ha evolucionado, y tiene cinco años para seguirlo haciendo.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Melissa Pontones.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×