Jeff Bezos, ¿el próximo Steve Jobs?

La comparación se justifica, pero las ideas de Amazon son diferentes a las de Apple: Adrian Covert; el dueño del ‘Post’, empero, es único por entusiasmar al mundo con las posibilidades tecnológicas.
bezos_jobs  (Foto: Getty)
Adrian Covert

Dejemos de llamar a Jeff Bezos el próximo Steve Jobs. En su lugar, simplemente llamémoslo un gran CEO tecnológico.

Después de lanzar la primera tableta de Amazon, con una buena dosis de estilo a fines de 2011, muchos empezaron a hacer comparaciones entre Bezos y Jobs, la figura más singular del mundo de la tecnología.

Las comparaciones, desde luego, no eran totalmente injustificadas, pues Apple y Amazon son parte de un selecto grupo de empresas que creen que pueden anteponer las necesidades de los clientes y seguir siendo exitosas. Y las dos firmas también compartían el gusto por las grandes ideas.

Como evidencia, el nuevo servicio de entrega ‘Prime Air' anunciado el domingo (que utilizará aviones no tripulados para el envío de paquetes), las grandes ideas de Amazon no se parecen en nada a las de Apple.

Las grandes ideas de Jobs gravitaban en torno a los productos: hermosos dispositivos futuristas con los que interactúan los clientes, que inspiran asombro y admiración; mientras que las innovaciones de Bezos tienen lugar tras bastidores.

Otrora un científico informático que trabajaba en Wall Street, Bezos creó Amazon, en parte, porque advirtió la existencia de una ley que eximía de gravamen fiscal a todas las compras en línea. Él se focaliza en las formas de mejorar la eficiencia e infraestructura de su empresa, de suerte que las entregas sean más rápidas, los servicios se ejecuten sin contratiempos y los productos cuesten menos. Son innovaciones que, en última instancia, hacen la vida más fácil, pero nunca llegamos a verlas físicamente o tocarlas.

Lo que comenzó como un mercado en línea, se expandió a ofertas como la suite de servicios ‘Amazon Prime', el servicio en la nube EC2 y todo el ecosistema Kindle. La firma incluso está experimentando ahora con la producción de sus propios programas de televisión y la entrega de comestibles.

Jobs estaba empeñado en crear el mejor hardware a cualquier costo y usar los contenidos digitales para mejorar su atractivo, como el iPod y la tienda iTunes. La mayoría de las veces, Bezos ha mostrado la visión opuesta; Amazon ha construido dispositivos prácticos de bajo costo que tienen el único propósito de llevarle al usuario final el contenido de la propia marca.

Es Jeff Bezos, pero...

Últimamente el empresario que compró el Washington Post ha dejado ver su habilidad en la arena de los productos, transformando lentamente al lector electrónico Kindle en el mejor dispositivo disponible, como lo demuestra el casi perfecto Kindle Paperwhite.

Es muy posible que ‘Prime Air' fracase o desaparezca antes de que lo veamos operar. Pero muy pocos directivos lo intentarían siquiera. Y hay una razón detrás del enorme entusiasmo que suscitó lo que era esencialmente un adelanto de un anuncio: si hay un CEO con la visión y los recursos para convertir una idea tan audaz en una realidad exitosa, es Bezos.

Bezos no será el hombre que nos muestre los productos más brillantes y hermosos del futuro. Pero incluso sin los drones de ‘Prime Air', el CEO de Amazon está encontrando lentamente su propia manera de hacer que el mundo se entusiasme con las posibilidades de la tecnología. En eso, él es único, y no debemos compararlo con nadie más que con él mismo.

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×