China: nueva era de comercio e inversión

La nación asiática ya no dependerá de la exportación, sino del consumo interno, dice Bruce Alter; el escenario es propicio gracias a su alianza con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.
china4  (Foto: Getty)
Bruce Alter*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

China se ha embarcado en una nueva etapa de desarrollo económico. En el futuro, ya no dependerá de la fuerza de las exportaciones para su prosperidad y crecimiento.

Quienes tienen a su cargo la formulación de políticas han iniciado el camino para convertir al país en una economía completamente desarrollada basada en el consumo interno, los servicios y la innovación, que la han vuelto uno de los lugares del sudeste asiático más importantes para el comercio y la inversión.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) continúa creciendo como una potencia económica con 600 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto (PIB) combinado equivalente a 2.1 billones de dólares. Como región, durante las próximas dos décadas será uno de los mercados de consumo mundial de más rápido crecimiento. La Comunidad Económica de la Asociación entrará en vigor a finales de 2015 y dará lugar a uno de los mercados únicos más grandes del mundo.

Las relaciones comerciales entre China y la ASEAN son esencialmente recíprocas por naturaleza. China ya no es el mismo competidor de las últimas décadas en el campo de las exportaciones; representa un nuevo e importante mercado de consumo para la Asociación, en tanto ésta adquiere una importancia cada vez mayor para la industria manufacturera de China Continental.

Estos crecientes lazos abren numerosas oportunidades para muchos de los países que forman parte de la Asociación, como Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunei Darussalam, Vietnam, Laos, Myanmar y Camboya, que tienen una gran cantidad de mano de obra y ofrecen lugares de producción a bajo costo, competitivos para las empresas radicadas en China.

El comercio entre China y los diez países miembro de la ASEAN creció más del 10% y alcanzó los 400,000 millones en 2012. Para 2020, se espera que el volumen del comercio bilateral anual aumente a un billón de dólares.

Respecto de la inversión bilateral, la predicción para los próximos ocho años es que alcance los 150,000 millones de dólares. Dentro de los diez países miembro de la Asociación, Malasia, Singapur y Tailandia lideran el camino y se considera que sus economías son las de mayor crecimiento del mundo, incluso por derecho propio.

China ha anunciado que pondrá el acento en las estrategias de "comercio equilibrado" con la ASEAN. Veamos el ejemplo de Malasia: el comercio bilateral con el gigante asiático alcanzó un record histórico de 94,800 millones de dólares el año pasado. Ambos países han anunciado planes para impulsar el comercio de manera significativa a través de medidas tales como el apoyo a parques industriales en cada uno de ellos, lo que aumentará el comercio bilateral en 60% (a 160,000 millones de dólares) para 2017.

Crecimiento de la clase media

Se espera que la naturaleza cambiante de los generadores económicos de Asia respalde este "comercio equilibrado" en la región. La promesa del crecimiento del consumismo de la clase media a 1,750 millones de personas en toda Asia para 2020 será un gran atractivo, y se espera que China se beneficie directamente de esta tendencia.

La veloz tasa de urbanización, que también está acompañada por el aumento en el número de familias de clase media en China, modificará también los comportamientos y los estilos de vida de los consumidores y estimulará la demanda de importaciones de productos y servicios de lujo y de calidad que beneficiarán a los países de la ASEAN.

La Asociación ha superado a Australia, Estados Unidos y Rusia hasta convertirse en el cuarto mayor destino de las inversiones chinas en el exterior y es la tercera mayor fuente de inversión extranjera directa de China.

En 2012, la inversión del país asiático en las economías de la ASEAN representó 4,420 millones de dólares, lo que constituye una alza del 52% respecto del año anterior. Para fines de 2012, según lo informado por el Consejo de Negocios China-ASEAN, Singapur se había convertido en el destino que atraía la mayor inversión de las empresas chinas, seguido por Camboya, Birmania, Indonesia y Laos.

En la próxima década se espera que Beijing haga su parte en cuanto a contribuir a profundizar los lazos económicos y la integración en la ASEAN. China está enfocada en aumentar la inversión directa y en construir infraestructura en la región, en especial carreteras y trenes de alta velocidad. De acuerdo con la estrategia ferroviaria, las líneas empiezan en Kunming, la capital de Yunnan, y conectarán Laos, Vietnam, Camboya, Myanmar, Tailandia, Malasia y Singapur. China dependerá de su posición geoestratégica, que une por tierra la región sur de China con sus vecinos de la Asociación.

Lazos económicos más estrechos entre dicho país y la Asociación crearán más oportunidades mutuas para las empresas de ambas geografías. La mayoría de los países miembro de la ASEAN ya aprovechan el mercado chino y están exportando una variedad de bienes, materiales y commodities que incluyen desde productos agrícolas y electrónicos hasta textiles.

Para las empresas chinas, la ASEAN ofrece una mezcla bien diversificada de recursos naturales, agricultura, electrónica, grandes mercados de consumo y proyectos de infraestructura de rápido desarrollo. Indonesia tiene abundantes recursos naturales y la necesidad de expandir su infraestructura de transporte. Malasia, a su vez, ofrece oportunidades para proyectos de infraestructura a gran escala, tales como plantas de generación eléctrica, ferrocarriles, gas y petróleo. Por su parte, Tailandia es un centro de fabricación automotriz y ofrece importantes oportunidades en los sectores de alimentos, energía y comunicaciones.

Entérate: Tres riesgos para invertir en China

Yuan

Se espera que crezca el comercio entre los enormes mercados de China y la ASEAN y que el uso del renminbi como moneda de comercio alternativa beneficie a sus empresas. Entre las siete monedas de la ASEAN, las de Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia, siguieron más de cerca la cotización del RMB que el dólar estadounidense (en un 40 %).

Los bancos chinos están a punto de generalizar el uso del renminbi entre los países de la ASEAN al ampliar el alcance de la convertibilidad de la divisa y realizar pruebas con la moneda fuera del país. Singapur, que recientemente duplicó el acuerdo de swap a 300,000 millones de yuanes, ostenta el tercer puesto en cuanto a volúmenes de pagos en renminbi en Asia (excluyendo a Hong Kong y a China Continental).

Lo anterior pone de relieve la creciente importancia de la región de la ASEAN para el uso del RMB, hecho que puede brindarle una ventaja a la ciudad-estado del sudeste asiático en los mercados comerciales extranjeros que operan en dicha moneda.

Noticia relacionada: Yuan chino, al top 10 de las divisas

El pasado ha sido testigo de cómo las relaciones entre China y la ASEAN se definían por la competencia en la economía mundial entre estas enormes potencias económicas. El crecimiento esperado en la inversión y el comercio bilateral le ha dado un nuevo y más positivo a sus relaciones a medida que estas poderosas regiones se convierten en un mercado económico completamente desarrollado de 1,900 millones de habitantes.

* El autor es director de Comercio Internacional de HSBC Bank (China).

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×