Amazon y HBO, los rivales de Netflix

El precio de su acción sugiere que deberá aumentar hasta 50% sus suscriptores, dice Sanjay Sanghoee; mientras la firma de ‘streaming’ mantiene sus ofertas exclusivas, Amazon y Hulu ganan terreno.
netflix 11  (Foto: AP)
Sanjay Sanghoee

A casi 338 dólares por acción, Netflix ha cuadruplicado con creces su valor bursátil desde principios del año pasado. Se espera que la próxima semana la compañía de streaming de video divulgue los resultados financieros del último trimestre de 2013, pero antes de que los inversionistas descorchen el champán, les convendría echarle una mirada más profunda a la empresa.

La base de suscriptores y los ingresos de Netflix han crecido rápidamente, pero su oferta no justifica el bombo que rodea a su servicio, además su filosofía de licencias podría conducir al cabo del tiempo al declive de la compañía.

Según los analistas, la rápida subida y el actual precio de las acciones de la empresa sugiere que el mercado está esperando que la compañía aumente su base doméstica de suscriptores de 30 millones a 60-65 millones en el largo plazo, lo que representa una penetración de entre 57% y 62% de los hogares con banda ancha.

Esa previsión es agresiva, pues otros servicios de streaming como Amazon y HBO GO, con suscriptores que ascienden a 10 millones y 28 millones, respectivamente, también ampliarán su cuota en ese finito pastel.

A pesar de la perspectiva alcista, la acción quizá esté sobrevalorada, y esa alta cifra de suscriptores proyectada por los analistas acaso nunca llegue a materializarse.

Para empezar, el contenido de películas en streaming de Netflix es mediocre en el mejor de los casos. La compañía sigue aumentando su biblioteca, pero la mayoría de las nuevas adiciones son anticuadas o muy desconocidas. La compañía sigue suprimiendo contenido popular, como las cintas ‘Titanic' y  ‘War Games'. La empresa ocasionalmente vuelve a emitir las películas, pero de una manera tremendamente impredecible.

No habría ningún problema con lo anterior si el negocio principal de la compañía fuera el alquiler de DVD (como alguna vez lo fue), pero Netflix quiere ser la puerta de entrada definitiva para la distribución digital, por lo que su aleatorio menú de contenido para visualización inmediata resulta por demás desconcertante.

Detrás de este desconcierto está su propia práctica de licenciamiento de contenido. Conforme ha crecido la base de suscriptores de la compañía, también lo ha hecho su poder y su obstinación en licenciar solo lo que quiere y cuestionar a las casas productoras. La problemática no radica necesariamente en el precio, sino en la duración. Netflix afirma que sabe lo que quieren los usuarios y por lo tanto mantendrá determinados contenidos de forma indefinida mientras licencia otras películas y programas por periodos muy cortos.

Eso puede tener sentido en el corto plazo, pero con el tiempo produce una experiencia de usuario inconsistente (la película ‘48 horas' desaparece y reaparece tan rápido que uno podría pensar que el título es el tiempo que dura la licencia).

¿Y la televisión?

Para ser justos, el valor real del servicio reside en sus ofertas de televisión. La comodidad de poder ver al instante todos los episodios de tus programas favoritos es muy valiosa, y también lo son las series originales que Netflix ha lanzado recientemente, incluyendo ‘House of Cards' y ‘Orange is the New Black'.

Pero incluso en estos frentes el desempeño de la compañía deja mucho que desear. En la llamada programación sindicada (series cuyos derechos son vendidos para que los distribuya otro), un retraso de entre seis meses a un año después de que finalice una temporada antes de que los nuevos episodios puedan verse en línea supone una gran frustración para los espectadores, sobre todo si en el ínterin circulan por Internet los puntos más importantes de la trama -los spoilers-.

En segundo lugar, competidores como Amazon también están ofreciendo contenido digital original como ‘Alpha House', que podría llegar a erosionar la ventaja de Netlfix en esta área también. La compañía tendrá que invertir regularmente en nuevos programas solo para mantener interesados a sus suscriptores, algo que será caro (la compañía gastó 160 millones de dólares en 2013 para producir solo tres programas).

Hulu también está ganando terreno. El distribuidor de televisión y películas en línea propiedad de un consorcio formado por Disney, Fox y NBCUniversal, con una base de suscriptores de pago de cinco millones, ofrece contenido televisivo que es más actual (nuevos episodios de cinco de los seis programas más vistos), cuesta lo mismo que los de Netflix, y está inmediatamente disponible para el servicio debido a su interna relación con los proveedores de contenido. También ofrece programación original, la cual planea aumentar este año.

Luego están los problemas con los precios. Netflix ha declarado que quiere que sus abonados migren de los DVD hacia el streaming, pero eso implicaría tener que aumentar las tarifas de streaming para compensar los ingresos perdidos del negocio de DVD.

Elevar las tarifas podría ser extremadamente difícil si no mejora la calidad del contenido en streaming. E incluso si la empresa espera compensar la pérdida de ingresos mediante el aumento del volumen de suscriptores, los abonados más antiguos no querrán seguir pagando 7.99 dólares al mes por viejos episodios de ‘Law & Order' o una obra maestra del cine como ‘Spaceballs'.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los inversionistas deben tener en cuenta todo esto, y también el CEO, Reed Hastings, antes de que la burbuja estalle o la película termine.

*Sanjay Sanghoee es comentarista político y empresarial. Ha trabajado en los bancos de inversión Lazard Freres y Dresdner, así como en el multimillonario fondo de cobertura Ramius. Sus artículos de opinión se publican en Christian Science Monitor, Time, Bloomberg Businessweek, FORTUNE y Huffington Post, y ha participado en Closing Bell de CNBC, The Cycle de MSNBC, TheStreet.com y HuffPost Live. Es autor de dos novelas de intriga. Para más información, visitar http://www.sanghoee.com

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×