Retos de la transición a la TV digital

Las autoridades deben explicar cómo beneficiará a la gente la migración digital, dice José F. Otero; el cambio puede ser traumático si no se instruye a la población sobre todos los detalles.
tv  (Foto: Getty)
José F. Otero*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Uno de los más grandes inventos del Siglo XX es la televisión. El impacto que ha tenido esta innovación tecnológica alrededor del mundo desde su primera transmisión en 1927 es difícil de cuantificar, pues ha influenciado todos los aspectos de nuestra vida.

Gran parte de la importancia de la televisión deriva de su ubicuidad: es difícil encontrar un hogar que no posea al menos un televisor. Si nos centramos en América Latina vemos que las cifras de penetración por hogar superan fácilmente el 85% en la mayoría de los mercados de la región.

Es precisamente este alto nivel de adopción de la televisión abierta, en conjunto al valor social que posee ante los ojos de la población, lo que fuerza a los gobiernos a adoptar una migración hacia servicios de televisión digital terrestre (TDT) paulatino, un plan que tenga como eje central el consumidor.

En resumidas cuentas, se hace un proceso lento para que por un lado las televisoras cuenten con el tiempo suficiente para proveer una cobertura similar en sus señales digitales a las que en la actualidad se ofrecen por medio de sus transmisiones analógicas.

Artículo relacionado: El IFT enfrenta un difícil inicio de año

El tiempo de transición permite que todos los hogares que cuentan con aparatos de televisión puedan asegurarse de continuar viendo sus programas de televisión abierta sin ningún problema.  Para esto los usuarios cuentan con varias alternativas: comprar un televisor que capte señales digitales o adquirir un decodificador que permita ver esta programación en un televisor analógico. Claro que los usuarios que contratan algún servicio de TV de paga no precisan hacer el cambio.

De todas formas, aun descontando aquellos que tienen acceso a una señal de televisión restringida, el número de hogares que necesita acceder a un decodificador o reemplazar su televisión por una digital supera los 70 millones en América Latina. Este dato, y los deseos de los principales proponentes tecnológicos del mundo, han sido los responsables del surgimiento de una batalla de estándares de TDT en América Latina, donde en la decisión final muchas veces tuvo más peso el factor económico y político al tecnológico.

Artículo relacionado: Importación de TV análoga está prohibida

El resultado de estas presiones políticas y económicas ha sido emular el panorama de las tecnologías inalámbricas móviles de principios de siglo con un mapa tecnológico totalmente fragmentado. Dentro del panorama regional de TDT las dos grandes ganadoras son ISDB-T, impulsada principalmente por Brasil, y la estadounidense ATSC. Las otras dos tecnologías que intentaron posicionarse en la región (DVB-T/DVB-T2 y DMB) lograron el apoyo de pocos mercados.

Desde la perspectiva del cliente, la transición hacia TDT es un proceso que puede resultar traumático si desde las autoridades de cada país no se toman las medidas necesarias para educar la población y viabilizar la adquisición de decodificadores por los segmentos de bajo poder adquisitivo.

Asimismo, es imperativo que se haga una campaña de concientización especial dirigida a poblaciones fronterizas de países que seleccionaron estándares distintos de televisión digital como lo son Guatemala / México o Colombia / Venezuela.

Las autoridades encargadas de concientizar a la población sobre las ventajas de TDT tienen que asegurarse de que su discurso no se centre solamente en las ventajas tecnológicas de las nuevas señales. Deben estar armados con explicaciones que sean más importantes para el diario vivir de los sectores de la población con bajo poder adquisitivo. ¿Cuánto les cuesta la migración? ¿Qué alternativas tienen para acceder a la TDT? ¿Hay subsidios? ¿Cuánto tiempo tienen para migrar? ¿En qué se van a beneficiar?

Artículo relacionado: Mercado de TV analógica perderá 2 mmdp

Afortunadamente la mayoría de los mercados de América Latina aún tienen varios años antes de que las señales analógicas sean apagadas y sólo queden activas las transmisiones digitales. Esto ofrece a mercados como Brasil, República Dominicana o Chile la oportunidad de observar los avances de los mercados más adelantados de América Latina, con más del 80% de su población con cobertura TDT: Argentina (ISDB-T) y México (ATSC).  Ambos casos ofrecen lecciones muy importantes que deben ser estudiadas, ya sea para mejorar lo sucedido en estos mercados o para moldear su experiencia a la realidad local de cada mercado.

En el caso de México, su fecha oficial para concluir el apagón analógico es 2015, el mismo año que Estados Unidos o India. Los resultados de Tijuana, la primera localidad donde ocurrió el apagón analógico en este país, mostraron una tasa de 93.1% de éxito, cifra que superó las registradas por España (91.6%) o el Reino Unido (menos de 90%) y cercana a la de Estados Unidos (93%). Incluso así hay grandes esfuerzos en este mercado por mejorar, muchas de estas iniciativas centradas en subsidiar decodificadores para hogares que no puedan costearlos.

Artículo relacionado: Tres empresas surtirán decodificadores

La experiencia de Argentina refleja las ventajas que puede tener la implementación de la TDT en lo relacionado con la oferta de contenidos. El esfuerzo que se ha dado en este renglón en el país sudamericano ha forzado a varios actores del mercado a cuestionar y analizar el impacto que puede llegar a tener la TDT sobre la oferta local de televisión restringida.

Estamos en los inicios de la transición hacia TDT en América Latina y la mayor parte de las inquietudes que se observan en la región no pasan por cuál es mejor tecnología, o la necesidad de limpiar espectro para impulsar los servicios de banda ancha móvil. Las interrogantes que he ido encontrando son más humanas: ¿cómo puedo costearla y, aparte de mejores imágenes, cómo me beneficia en contenidos?  

*José F. Otero es presidente de Signals Telecom Group y su Twitter es @Jose_F_Otero

Ahora ve
La lista de políticos estadounidenses acusados de acoso sexual sigue creciendo
No te pierdas
×