OPINIÓN: Beyoncé, como modelo a seguir, ya perdiste

Como artista, su éxito es incuestionable, pero al presentarse como ejemplo para las adolescentes tiene una responsabilidad que no cumple
beyonce da el concierto del super bowl en el 2013
beyonce  beyonce da el concierto del super bowl en el 2013
LZ Granderson
Autor: LZ Granderson | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: LZ Granderson escribe una columna semanal para CNN.com. Es escritor senior de la cadena estadounidense ESPN y catedrático en la Universidad de Northwestern. Fue becario del Instituto Hechinger y sus escritos tienen el reconocimiento de la Asociación de Noticias en Internet, la Asociación de Nacional de Periodistas Negros y la Asociación Nacional de Periodistas Gays y Lesbianas de Estados Unidos. Síguelo en Twitter en @locs_n_laughs.

(CNN) — Hay dos videos en internet donde aparece Beyoncé y están llamando mucho la atención.

En el primero figuran varias celebridades y líderes comunitarios (incluida ella) que participan en una campaña para eliminar el uso de la palabra "mandona" al referirse a las niñas y adolescentes. La razón es que a menudo se usa ese término de forma peyorativa para describir a las chicas que muestran rasgos de liderazgo, lo que las desanima a imponerse.

"No soy mandona, soy la jefa", dice la superestrella.

En el segundo video, Beyoncé aparece vestida con una tanga deslumbrante y casi nada más, mientras canta que una eyaculación cae en su vestido tras tener sexo oral en la parte trasera de una limusina.

"I just want to be the girl you like (Solo quiero ser la chica que te gusta)", ruega a su esposo, Jay-Z, en el video Partition, el segundo sencillo de su más reciente disco. 

El primer sencillo, Drunk in Love, incluía una frase de su esposo que destacó una escena de violencia doméstica documentada en la cinta biográfica de Tina Turner, What's Love Got To Do With It.

Beyoncé es una artista intachable. Ha ganado 17 premios Grammy, solo uno menos que Aretha Franklin; tiene más de 13 millones de seguidores en Twitter a pesar de que solo ha tuiteado ocho veces, e hizo que iTunes colapsara al estrenar un disco completo sin recurrir a la publicidad.

Sin embargo, Beyoncé, como modelo a seguir, es bastante cuestionable.

Estoy a favor de las esposas, la cera caliente, los tubos para bailar, los látigos… lo que sea que dos adultos quieran hacer voluntariamente en la privacidad de su habitación para mantener su relación fresca. Pero Beyoncé ha optado por no dejar esa clase de cosas en privado.

La letra de Partition palidece al compararla con algunas de las frases más explícitas que se escuchan en su más reciente álbum, y muchos padres se quejaron de que su actuación sexual en los Grammy de este año fue inadecuada para el horario en que se transmitió.

Para su información, yo no fui uno de ellos. Pero tengo un hijo de 17 años, no una hija de 11.

Bill O'Reilly, de la cadena estadounidense Fox, recibió críticas recientemente por su seudoentrevista a Russell Simmons, en la que en vez de hablar sobre su nuevo libro de meditación —razón por la cual esta celebridad del hip-hop fue al programa —, despotricó en contra de Partition.

"Las adolescentes admiran a Beyoncé, particularmente las jóvenes de color", dijo O'Reilly. "¿Por qué hizo eso esta mujer?".

Y por "eso", se refiere a cantar sobre tener sexo en la parte trasera de una limusina.

"Creo que una artista como Beyoncé y un magnate como tú tienen la obligación de proteger a los niños, no de sacar basura explotadora que saben que lesiona a los niños impresionables", dijo.

Como aficionado a muchos géneros musicales, sé que O'Reilly podría reemplazar el nombre de Ben con el de cualquier cantidad de artistas populares y la misma pregunta seguiría siendo pertinente.

Por ejemplo: los artistas del country cantan con bastante frecuencia sobre emborracharse y tener sexo en la parte trasera de una camioneta de carga. En 2011, el Centro Nacional para las Estadísticas de Salud de Estados Unidos reportó que las tasas de partos en adolescentes de entre 15 y 19 años eran más elevadas en estados como Mississippi, Tennessee, Texas y Kentucky, en donde la música country es más popular.

Podría parecer entonces que los señalamientos de O'Reilly sobre la música de Beyoncé son injustos o un ataque no tan sutil a la Casa Blanca, dados los lazos que Beyonce tiene con la presidencia.

Pero si dejamos de lado los motivos del presentador, Beyoncé ciertamente se presenta como un ejemplo para las adolescentes, como en el caso del video Bossy, en el que las anima a ser líderes, o el video Move Your Body, parte de la campaña antiobesidad de Michelle Obama dirigida a los niños.

Dudo que a la primera dama le agradaría ver a Sasha o a Malia bailando al son de Partition de la misma forma en la que Beyoncé lo hace en el video. No porque el bailar seductoramente o expresar la sexualidad a través de la canción esté mal, sino porque el hacerlo a los 15 o 12 años —mientras cantas "solo quiero ser la chica que te guste"— no es lo ideal. Actualmente, Vevo promueve intensamente el video y la canción ascendió del sitio 97 al 23 en la lista de Billboard en una semana.

Claro que el presidente y la primera dama son padres excelentes que guiarán a sus hijas por el camino adecuado.

Desafortunadamente hay demasiadas hijas y demasiados niños cuya nana es la televisión.

Esa no es una cruz que Beyoncé deba cargar. O'Reilly tampoco debería tratar de dársela.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, es una cruz que cualquier artista que se califique de ejemplo para las mentes jóvenes e impresionables tiene que tener presente. Beyoncé hace música para adultos y me encanta. Pero si realmente quiere ser apta para niños, tiene que pensar en dejar los juegos sexuales en la habitación, porque el tratar de hacer las dos cosas hace la paternidad más difícil de lo que debería ser.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a LZ Granderson. 

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×