OPINIÓN: Google, en busca del balance correcto en el 'derecho al olvido'

Google explica la forma en que se enfrenta a las peticiones de los individuos para ser eliminados de su buscador en Europa
google
google buscador  google
Autor: David Drummond | Otra fuente: 1

Nota del editor: David Drummond es vicepresidente Senior de Desarrollo Corporativo y Director Legal de Google. 

(CNNMéxico) - Cuando realizas búsquedas en línea existe la suposición no escrita de que obtendrás una respuesta inmediata, así como información adicional por si necesitas profundizar. Todo esto es posible gracias a dos décadas de inversión e innovación por parte de distintas empresas.

Hoy en día, sin embargo, los motores de búsqueda de Europa se enfrentan a un nuevo reto –uno para el que sólo hemos tenido dos meses para dilucidar cómo encararlo–. El desafío es descifrar qué información debemos omitir de manera deliberada de nuestros resultados a raíz de un nuevo fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.  

En el pasado, hemos restringido la eliminación de información de las búsquedas a una lista muy corta. Esta incluye información considerada por un tribunal como ilegal (como la difamación), contenido pirata (una vez que el titular de los derechos nos ha notificado), malware, información personal como datos bancarios, imágenes de abuso sexual infantil y otras cosas prohibidas por las leyes locales (como puede ser el material que glorifique el nazismo en Alemania).

Hemos adoptado este enfoque en cumplimiento con el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión."

Sin embargo, el Tribunal Europeo consideró que las personas tienen el derecho de pedir que se elimine información de los resultados de búsqueda que incluya su nombre y que sean considerados "insuficientes, irrelevantes o ya no relevantes, o excesivos". Al momento de decidir qué eliminar, los motores de búsqueda también deben tener en cuenta el interés público. Estos son, por supuesto, análisis muy vagos y subjetivos.

El tribunal también decidió que los motores de búsqueda no tienen derecho a una "excepción periodística". Esto quiere decir que The Guardian podría tener un artículo en su sitio web acerca de una persona de manera perfectamente legal, pero nosotros podríamos no ser legalmente capaces de mostrar enlaces a dicha nota en los resultados generados al buscar el nombre de esa persona. Es casi como decir que un libro puede permanecer en la biblioteca, pero no puede ser incluido en el catálogo de fichas de la biblioteca.

Es por estas razones que no estamos de acuerdo con el fallo. Dicho esto, respetamos obviamente la autoridad del tribunal y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo por cumplir rápida y responsablemente. Esta es una tarea gigantesca ya que hemos recibido, desde mayo, más de 70,000 peticiones de eliminación que abarcan más de 250,000 sitios web. Es por eso que ahora tenemos un equipo de personas revisando las aplicaciones individualmente, en la mayoría de los casos con información limitada y casi sin ningún contexto.  

Los ejemplos que hemos visto hasta ahora destacan los difíciles juicios de valor a los que los motores de búsqueda y la sociedad europea se enfrentan ahora:  expolíticos quieren eliminar artículos que critican sus políticas durante el cargo; delincuentes peligrosos y violentos piden que se borren artículos sobre sus crímenes; malas críticas a profesionales, como arquitectos y maestros; comentarios que las propias personas han escrito sobre ellas mismas (y de los que ahora se arrepienten). En cada caso, alguien quiere ocultar información, mientras que otros pueden argumentar que debiera ser pública. 

Al momento de determinar lo que es de interés público, estamos tomando en cuenta una serie de factores. Entre ellos están: si la información se refiere a un político, celebridad, o cualquier otra figura pública; si el material proviene de una fuente de noticias de buena reputación, y qué tan reciente es; si involucra el discurso político; cuestiones de conducta profesional que puedan ser relevantes para los consumidores; si está relacionado a condenas penales que aún no se han "extinto"; y si se trata de información publicada por algún gobierno. Sin embargo, estos siempre serán juicios difíciles y debatibles. 

También estamos haciendo todo lo posible por ser transparentes sobre el proceso de eliminación: por ejemplo, estamos informando a los sitios web cuando una de sus páginas ha sido eliminada. No obstante, no podemos especificar por qué hemos eliminado la información, ya que esto podría violar los derechos de privacidad del individuo bajo la resolución del tribunal.  

Por supuesto, a sólo dos meses de haber iniciado, nuestro proceso sigue siendo en gran medida un trabajo en progreso. Es por eso que eliminamos de manera incorrecta enlaces a algunos artículos la semana pasada (los cuales ya hemos restituido). Pero la buena noticia es que el activo debate en curso servirá para sustentar el desarrollo de nuestros principios, políticas y prácticas, en particular sobre la forma de encontrar el balance entre el derecho de una persona a la privacidad y el derecho de otra a saber.  

Es por eso que también hemos creado un consejo expertos y anunciaremos a los miembros definitivos del mismo. Estos expertos externos del mundo de la academia, los medios de comunicación, la protección de datos, la sociedad civil y el sector tecnológico se desempeñan como asesores independientes para Google.

El consejo solicitará evidencia y recomendaciones de diferentes grupos, y celebrará reuniones públicas en otoño a lo largo de Europa para examinar estos temas con mayor profundidad. Su informe público incluirá recomendaciones para las solicitudes de eliminación particularmente difíciles (como las condenas penales); reflexiones sobre las implicaciones de la decisión del tribunal para los usuarios europeos de Internet, editores de noticias, motores de búsqueda y otros; y las etapas de procedimiento que podrían mejorar la rendición de cuentas y la transparencia para los sitios web y los ciudadanos.

Los asuntos que aquí están en juego son importantes y complejos, pero estamos comprometidos con el cumplimiento de la decisión del tribunal. De hecho, es difícil no empatizar con algunas de las peticiones que hemos visto – desde el hombre que pidió que no mostremos un reportaje que dice que había sido interrogado en relación a un delito (del que puede demostrar que nunca fue acusado), hasta la madre que solicitó que eliminemos noticias con el nombre de su hija ya que ésta había sido víctima de abuso.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es un tema complicado, sin respuestas simples. Por este motivo, el amplio debate es tan necesario como bien recibido, ya que, al menos para este asunto, ningún motor de búsqueda tiene una respuesta instantánea o perfecta.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a David Drummond

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×