El nuevo emprendedor para México

Los verdaderos emprendedores tienen atributos que los distinguen del resto, dice Jesús A. Bush Moya; tolerancia a la frustración y pensamiento creativo son algunos, agrega el miembro del IMEF.
emprendedoresmesa  (Foto: Notimex)
Jesús A. Bush Moya*
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Por qué pensar que el emprendimiento es tan sólo para los jóvenes egresados de la universidad, o de aquellos que frustrados de su experiencia laboral buscan desarrollar sus propios negocios?

Hoy México está descubriendo a grandes emprendedores de ambos géneros y de todas edades por igual con un gran deseo de prosperar sus proyectos y generar riqueza y fuentes de trabajo. Y es justamente a través de los diferentes jugadores del llamado “Ecosistema Emprendedor” que podemos confirmar lo anterior.

Nos encontramos en un momento en que hombres y mujeres se acercan y tocan las puertas de incubadoras, aceleradoras o cualquiera de las organizaciones de apoyo al emprendimiento en busca de ayuda formal para estructurar sus proyectos y en la mayoría de los casos obtener los fondos necesarios para probar su viabilidad.

Derivado de esto se descubre que emprendedores de todas las edades están dispuestos a trabajar por establecer sus propias empresas en México y que en la mayoría de los casos esperan ser acompañados en su aventura por un mentor, por un inversionista “ángel” o por un fondo de “capital inteligente”.

Estudios como el Monitor Global de la Actividad Emprendedora 2012 , (GEM por sus siglas en inglés), nos permiten concluir, al menos en forma temprana, que al día de hoy hay tantas mujeres como hombres emprendiendo en nuestro país y cuyas edades oscilan entre los 18 y los 64 años de edad, siendo los grupos más activos el de 25 a 34 años de edad con el 30.5% de participación emprendedora en ese año y el de 35 a 44 años con un 25.2%.

Pero más allá de la edad nos encontramos que los verdaderos emprendedores poseen ciertos atributos y actitudes que los distinguen de manera muy especial, aún más que por su conocimiento y experiencia, y que les permiten y aseguran avanzar positivamente en sus proyectos. Entre muchos otros destacan los siguientes por su grado de diferenciación:

*Tolerancia a la frustración. Se refiere a la capacidad que poseen los emprendedores para usar su energía en aceptar un evento no planeado o adverso manteniendo una posición positiva y activa de frente a las circunstancias de su entorno. Las personas con alta tolerancia a la frustración saben aceptar la vida y sus placeres, aprenden a conocer los limites propios, los ajenos y de la realidad, incluido el límite de la propia vida.

*Solucionador de problemas. Tiene que ver con la capacidad que desarrolla el emprendedor para enfrentar situaciones de conflicto, donde se ponen en juego intereses de tipo personal, estructural, relacional y situacional. Por lo mismo posee una gran capacidad adaptativa al entorno lo cual le permite ver un problema sin limitaciones y paralelamente las alternativas de solución.

*Pensamiento creativo. Es la capacidad que tiene para desarrollar algo nuevo, de relacionar algo conocido de una manera diferente. Tiene que ver con factores como la fluidez, la inconformidad, la sensibilidad, la flexibilidad y la originalidad.

Hace las cosas de diferentes maneras y genera diversas soluciones a sus problemas. Por cierto, esta característica aplica de manera innata al emprendedor mexicano y que por su fondo cultural la expone casi siempre de manera cotidiana.

*Integralidad perceptiva. Esta es uno de los atributos más destacados y digno de ser estudiado más a fondo ya que tiene que ver con la capacidad de percibir el todo y las partes, la figura y el fondo de una manera integral. El emprendedor desarrolla una capacidad especial para integrar ideas y para percibir de distintas formas a las personas, al medio y a los objetos que lo rodean.

Por lo anterior se concluye que no toda persona que desea emprender tiene los atributos del verdadero emprendedor, lo cual podría explicar junto con el impacto de otros factores, el índice tan alto de fracasos en México (8 de cada 10 empresas fracasan antes de cumplir los 5 años, y el 90% de las Pymes no sobreviven los 10 años, según la revista SoyEntrepreneur).

Sin embargo esto no debe desmotivarnos sino más bien comprometernos a apoyar el desarrollo del Emprendimiento en México forjando en nuestras siguientes generaciones estos atributos y motivándolos a entender que su preparación académica está más bien enfocada a la creación de nuevas empresas y a la generación de tan importantes fuentes de trabajo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Emprender es ayudar a México!!

*El autor es miembro activo del Comité Técnico Nacional de Capital Humano del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF) y presidente del Comité Técnico Nacional de Emprendimiento del mismo Instituto. Su correo es jbush@gditsolutions.com

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×