OPINIÓN: La visita de Peña a California, entre las promesas y realidades

El presidente mexicano realiza una gira por Estados Unidos, en un contexto difícil que tiene que ver, principalmente, con temas migratorios
Angélica Rivera y Enrique Peña
Peña gira California  Angélica Rivera y Enrique Peña
Adolfo Laborde
Autor: Adolfo Laborde | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Adolfo Laborde es Internacionalista del Tec de Monterrey. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT y de COMEXI.

(CNNMéxico) — Los días 25 y 26 de agosto, el presidente Enrique Peña Nieto realiza una visita a California, Estados Unidos en donde básicamente se reunirá con los miembros de la comunidad de mexicanos de primera y segunda generación de mexicanos que radican en ese estado. Lo hará también con autoridades estadunidenses, así como con los líderes y la base de las organizaciones de oriundos, es decir, Clubes y Federaciones en donde los migrantes (documentados o no) se organizan políticamente para trabajar a favor con sus comunidades de origen, pero también los usan como mecanismos de presión para establecer sus prioridades en la agenda con las autoridades mexicanas, llámese el programa 3x1 en donde cada entidad (migrantes, estado de origen y la federación) ponen 1 dólar para ejecutar obra pública o mejoras en las comunidades expulsoras de migrantes u otra agenda de carácter política.

El presidente Peña visita California en un contexto difícil y complicado, y desde mi punto de vista, son tres los temas fundamentales que se revisan en estos dos días:

1. La crisis humanitaria que azota a los estados fronterizos es una realidad que tendrá que enfrentar durante su estancia muy a pesar de que la mayor parte de los infantes son de origen centroamericano. En este punto, probablemente el presidente Peña declare que México contribuirá al alivio de este problema. Asimismo, ofrecerá su apoyo para colaborar con los países de donde salen más niños. No creo que pueda hacer más al respecto.

2. Retomará el tema de la reforma migratoria, en donde el campo de acción es limitado. Explico. La tan anhelada reforma migratoria probablemente no se aprobará en este periodo presidencial. Se ha hablado mucho al respecto. Entre las fricciones entre demócratas y republicanos así como el escaso capital político de Obama en la materia, harán que el deseo de una reforma migratoria muera, no sin antes ser manoseada por una infinidad de actores políticos en ambos lados de la frontera. Además, dado que el proceso legislativo entorno a la reforma migratoria es un asunto de la política local de los Estados Unidos, sería un error de Peña que hiciera un pronunciamiento más allá de sus buenos deseos para su aprobación dado que el rebasar esta frontera, iría en contra de un principio básico de nuestra política exterior, me refiero a la no intervención en los asuntos de otros países (injerencia).

3. Desde mi perspectiva, el punto más importante de la visita es medir el grado de aprobación y simpatía que el régimen de Peña Nieto tiene en los Estados Unidos. Es una magnifica oportunidad de medir el nivel de aceptación de sus reformas estructurales en vísperas del proceso legislativo en México en el 2015 en un primer nivel y 2018 en segundo.

No hay que olvidar que la reciente modificación electoral que dio luz al Instituto Nacional Electoral (INE) permite la credencialización en el exterior así como las candidaturas independientes. En este contexto, me parece, podemos ubicar a uno los motivos de la visita. Ante una eventual campaña de credencialización exitosa en los Estados Unidos, pese a que el día de hoy no se cuentan con los medios y logística para ello, se podrían esperar una mayor cantidad de votos de los mexicanos que viven en los Estados Unidos, lo cual podría vulnerar la capacidad de anticipación de la estructura electoral del partido del presidente Peña, es decir, no estarían listos para llevar a cabo una estrategia de reposicionamiento y conquista el voto en el otro lado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No hay que olvidar que una gran cantidad de migrantes indocumentados que de alguna u otra manera culpan o atribuyen al “gobierno mexicano” su salida de México, lo que en términos prácticos, representaría un voto en contra del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Sea o no este el motivo real de la visita, el tema de la participación política de los migrantes mexicanos en los Estados Unidos, tendrá que estar en la agenda del presidente Peña. De lo contrario, no nos sorprenda que muy a pesar de lo que se hace en materia nacional, no tenga efecto en el extranjero. Al tiempo.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Adolfo Laborde.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN inquieta a Ciudad Juárez, la capital de la maquila
No te pierdas
×