OPINIÓN: ¿Qué tan caras habrán salido las reformas de "gran calado"?

La aprobación de las reformas estructurales en México lleva a un cuestionamiento sobre sus costos políticos y económicos
México necesitaba reformas estructurales:Calderón
Ricardo Monreal Ávila
Autor: Ricardo Monreal Ávila | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: Ricardo Monreal Ávila es diputado federal por Movimiento Ciudadano y líder de la bancada en San Lázaro de este partido; es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Zacatecas y doctor en Derecho Constitucional por la Universidad Nacional Autónoma de México. Síguelo en su cuenta de Twitter: @ricardomonreala

(CNN) – El expresidente Felipe Calderón explica la ausencia de reformas estructurales durante su mandato: salía muy caro el apoyo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD)

"Siempre una gran cantidad de recursos para los gobiernos locales y, pues sí, en alguna ocasión requerimientos que eran muy difíciles de conceder" (entrevista con Rogelio Cárdenas Estandía, El Universal, 25 de agosto 2014).

Esta confesión de parte implica dos dimensiones.

1) ¿Quiénes y cuánto le pidieron?

En el Senado, a lo largo de su sexenio, los coordinadores del PRI y PRD fueron Manlio Fabio Beltrones y Carlos Navarrete, respectivamente. En la Cámara de Diputados, en la LX Legislatura (2006-2009), fueron Emilio Gamboa (PRI) y Javier González Garza (PRD). Mientras que en la LXI Legislatura, los interlocutores fueron Francisco Rojas Gutiérrez (PRI) y  Alejandro Encinas (PRD).

Respecto a los gobiernos locales de PRI y PRD, sólo contó con dos jefes políticos decanos que lo acompañaron a lo largo de su mandato: Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México (2005-2011) (PRI) y Marcelo Ebrard, jefe de gobierno de la Ciudad de México (2006-2012) (PRD).

Todos vivos, en activo, y en pleno uso de sus facultades. Así que la pregunta está en el aire: ¿Quiénes, qué y cuánto le pidieron al entonces presidente Calderón para apoyar su programa de reformas?

En cualquier caso, no habría sido mucho lo que pidieron o no fue mucho lo que recibieron a juzgar por el magro resultado de las reformas del gobierno anterior: no fueron reformas, sino "reformitas", como en alguna ocasión el propio expresidente las calificó.

2) ¿Cuánto costaron las actuales reformas estructurales?

Por un principio de lógica inversa, la segunda implicación de la confesión del expresidente es ineludible: si el apoyo del PRI y PRD a sus reformas salía muy costoso, ¿qué tan caras habrán salido las actuales reformas de "gran calado"?

Sabemos que para algunos actores las actuales reformas han sido muy “caras” por ser amadas, anheladas, adoradas y apreciadas desde hace tiempo.

Pero no es el sustantivo adjetivado lo que se busca medir y pesar, sino el adjetivo sustanciado: ¿qué tan caruso “subidas de precio” en términos de pagos monetarios, costos numismáticos o compromisos presupuestales?

Algunas pistas.

Para varios observadores, las subvenciones extraordinarias o submecatum por más de 600 millones de pesos que se dieron en San Lázaro en los últimos 12 meses, se inscriben en esa lógica pagana del expresidente Calderón (es decir, pagar reformas a precio alzado).

Recientemente, el presidente del PAN afirmó con una gran seguridad que el año próximo obtendrán 200 diputados y cuatro gubernaturas.

Para algunos fue un cálido deseo de verano, pero en la lógica inversa del expresidente Calderón bien podría ser un pago concertado, o mejor dicho, pactado.

¿Cuáles serían las gubernaturas que desde ahora el PAN da por pagadas (perdón, ganadas)? Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora. Las tres primeras ya las gobernó y espera recuperarlas, con el mismo método que retuvo Baja California en 2013 en pleno apogeo del Pacto por México: con votos y “concertacesiones” desde el centro.

El PRD, por su parte, tendría ya en su haber Guerrero y Michoacán.

Es decir, de las nueve gubernaturas en juego en 2015, el PRI nada más tendría posibilidad en tres, porque cuatro estarían apartadas para el PAN y dos para el PRD. De paso, con estos resultados, la nueva reforma política acreditaría su legitimidad histórica.

Pero no serían los únicos pagos acordados. La madre de todas las reformas, la energética, también será la matriz de todos los negocios particulares para algunos legisladores que estuvieron en el armado de la misma desde el seno de las comisiones legislativas, sin miedo alguno al conflicto de intereses.

El periodista Carlos Loret de Mola recientemente reseñó los pagos e intercambios exigidos.

"En los pasillos del Congreso y en las oficinas del gobierno, cuatro panistas quedaron manchados de chapopote al concluir la aprobación de la reforma energética. Según fuentes involucradas en las negociaciones…, hubo quienes intercambiaron su apoyo por contratos… las peticiones de contratos relacionados directamente con el negocio energético se volvieron solicitudes de presupuesto por donde fuera: asignaciones de compra de escritorios, uniformes, lápices, todo para sus amigos”. Y dio los nombres de los mercaderes (El Universal, 19 de agosto 2014).

Sin querer queriendo, el expresidente Calderón, en cuya gestión la corrupción se disparó de manera preocupante, según Transparencia Internacional, ha encendido dos grandes espectaculares luminosos en el Paseo de "las Reformas".

Una con signos de admiración: "!Qué lindas reformas, pero qué caras!". La otra con sendos signos de interrogación: "¿Cuánto costaron?".

Ahora ve
Trump causa nueva polémica por supuestas condolencias a la viuda de un soldado
No te pierdas
×